Nacional

Piden cuentas en Los Angeles

*Desacuerdos crecen sobre el manejo de la ayuda tras el huracán Mitch. *Demandan a enviado nicaragüense para que revele detalles de las donaciones. *El diplomático culpa a regulaciones del gobierno por la ineficiencia.

— —

Robert J. Lopez;
Reportero de Los Angeles Times (Publicado el 15 de abril 1999);
;
La controversia sobre el manejo de la ayuda, enviada por Los;
Angeles, por parte del gobierno de Nicaragua ha crecido hasta;
llegar a cuestionar la administración de decenas de miles de;
dólares en donaciones por parte del Cónsul General.;


Afirmando que el gobierno de Nicaragua sufre de una crisis de;
credibilidad, varios miembros de la comunidad nicaragüense de;
Los Angeles han demandado en una carta que el Cónsul General;
Silvio Méndez de a conocer los nombres de los donantes y;
específicamente cuánto dinero recibió después de que el;
huracán Mitch arrasó Centro América en octubre pasado.;


Dar a conocer la información, afirma la carta, ayudaría a;
calmar la preocupación sobre si la ayuda gubernamental esta;
llegando a las víctimas.;


¿Qué tiene que esconder? se pregunta Gloria Marín, una de las;
que firmaron la carta del 18 de marzo, enviada a Méndez y;
funcionarios en Nicaragua. Marín ayudó a conseguir que un;
almacén de Culver City almacenara los bienes donados pero;
renunció al equipo de ayuda en diciembre debido a la;
frustración por los retrasos de embarcar la ayuda. ;


Méndez afirma que él recibió más de 40,000 dólares en cheques;
para ayudar a las víctimas del huracán y que puede dar cuenta;
de todo el dinero. Sin embargo, ha declinado dar a publicidad;
la documentación para identificar a los donantes o detallar su;
manejo de los fondos.;


Los cheques fueron depositados en una cuenta en Los Angeles;
controlada por el Consulado y fueron transferidos a una cuenta;
gubernamental en Nicaragua, dijo Méndez. Preguntado si algo;
del dinero fue usado como ayuda para víctimas de huracán, el;
contestó que no sabía.;


El mes pasado el cónsul usó una cuenta separada para embarcar;
28 contenedores que habían quedado varados aquí por más de;
tres meses debido a que le faltaba dinero, según dijo.;


Todos menos tres de esos contenedores, que arribaron a;
Nicaragua 27 días atrás, están apilados en el puerto de;
Corinto.;


DONATIVOS A OTRO LADO;


;
Méndez ha prometido que la comida, medicina y otros bienes;
recolectados en Los Angeles serían entregados inmediatamente;
por la Iglesia Católica después de que el embarque arrivara a;
Nicaragua.;


;
En vez de eso, la carga de 675 toneladas ha terminado en las;
manos de una operación de servicios sociales dirigido por;
María Dolores Alemán, la hija del presidente de Nicaragua. Los;
contenedores no han sido movidos, dijo el cónsul, porque;
Alemán esta teniendo problemas logísticos. Pero ha insistido;
que los suministros serán enviados pronto a las áreas;
golpeadas por el huracán.;


Algunas de las donaciones de Los Angeles pudo haber sido;
dańado después de que grandes cantidades de agua embotellada;
aparentemente se quebraron dentro de los contenedores. El;
director del puerto dijo que esas rupturas de la semana pasada;
probablemente fueron causadas por la presión de los;
contenedores de metal, apilados unos sobre otros por tanto;
tiempo.;


Después de que llegó el embarque, sólo tres contenedores, con;
un valor de 30,000 dólares en camas marca Simmons, fueron;
movidas de los muelles. Alemán dio los colchones a hospitales;
de la capital necesitados de ellos. Funcionarios de la;
compańía Simmos se quejaron que Méndez les había prometido que;
las donaciones irían a únicamente a las víctimas del desastre.;


Méndez había solicitado donaciones poco después de que la;
tormenta golpeó a Nicaragua, matando a 3,000 personas y;
dejando 40,000 personas sin hogar.;


Mientras las donaciones se apilaban, empezaron a surgir;
malestares entre los miembros del equipo de operaciones de;
Méndez sobre los cheques de ayuda.;


De acuerdo con tres personas que atendieron una tensa reunión;
a inicios de diciembre, Méndez dijo que había recibido miles;
de dólares en donaciones. Pero el cónsul dijo que el dinero no;
podía ser usado para enviar los bienes que ya ocupaban dos;
bodegas.;


Todos estaban anonadados, se acuerda Martín. Estábamos muy;
molestos con él porque las cosas no habían sido embarcadas.;
Frustrados, un grupo de voluntarios abandonó a Méndez. Uno de;
ellos fue la vice cónsul nicaragüense, María Argüello, quien;
afirmó que había renunciado a su puesto el pasado enero, en;
parte porque estaba molesta con la forma en que Méndez había;
manejado la ayuda. Ella declinó ahondar en detalles.;


SE SENTIA ATADO DE MANOS;


Méndez dijo que estaba atado de manos por regulaciones del;
gobierno de Nicaragua que no le permitían usar ninguna;
donación para embarcar los contenedores. No podía tocar el;
dinero, afirmó.;


Los contenedores fueron finalmente embarcados a Nicaragua;
después de que un artículo de Los Angeles Times, a finales de;
enero, ayudó a recaudar alrededor de 30,000 dólares como una;
cuenta separada como fondo de transporte.;


Los 40,000 dólares en cheques de ayuda que Méndez recibió;
fueron depositados en una cuenta del Banco Sumitomo de;
California que él y otro miembro del consulado controlan. El;
cónsul dijo que el dinero era regularmente transferido al;
Banco Central de Nicaragua y que los últimos fondos fueron;
enviados hace dos semanas. ;


Durante el mismo tiempo que las donaciones llegaban al;
Consulado de Nicaragua a finales del ańo pasado, otras;
contribuciones fueron al consulado local de Honduras, otro;
país golpeado fuertemente por el huracán Mitch.;


La Cónsul General, Vivian Panting dijo que cerca de 70,000;
dólares en cheques de ayuda fueron depositados en una cuenta;
administrada por tres personas que no trabajaban en el;
consulado.;


Panting afirma que el dinero fue transferido a la oficina de;
la Primera Dama de Honduras, quien está ayudando a supervisar;
los esfuerzos de ayuda. La Cónsul dijo que espera recibir un;
informe la próxima semana detallando como el dinero fue usado.;


Miembros de la comunidad nicaragüense en Los Angeles dicen que;
Méndez tiene la obligación de dar a conocer todo sobre el;
dinero que él recogió.;


Esa información es pública, dice Manuel Mena, editor de;
Monimbo, un periódico de Los Angeles que cubre asuntos que;
afectan Nicaragua y sus expatriados. Méndez dijo que él no;
está obligado a dar ningún detalle, especialmente a los;
autores de la carta.;


El dice que está muy ocupado con sus obligaciones;
administrativas pero aseguró que eventualmente averiguará a;
dónde fue el dinero y privadamente informará a cada uno de los;
donantes.;


Todo el que dio dinero a este consulado sabrá que pasó con su;
dinero, afirma.;