Nacional

Dos abogados la timan para oscuros sobornos

* Corte debe investigar a fondo

— MOISES GONZALEZ SILVA —

La seńora Alida Larissa De La Guardia, de origen panameńo,;
introdujo un escrito ante la Honorable Comisión de Régimen;
Disciplinario de la Corte Suprema de Justicia en la que;
denuncia a los abogados Virgilio Mariano Flores Arróliga y a;
Oscar Ruiz Salmerón de haberle pedido unos 25 mil dólares como;
honorarios de ellos y como pagos de soborno a procuradores,;
jueces y secretarias. ;


Según la denunciante, los abogados le dijeron que a las;
autoridades que serían sobornadas les regalarían carros,;
teléfonos celulares y otros artículos a cambio de la libertad;
de su esposo, el ciudadano colombiano Gerardo Alirio Rivero,;
quien fue fulminado con auto de segura y formal prisión, según;
sentencia número 109, el 17 de febrero del ańo en curso.;


VINCULADO CON ALTO NARCO HONDUREŃO;


La seńora De La Guardia, al brindar declaraciones, asegura que;
su esposo entró al territorio nacional dos antes que entrara;
el ex-coronel hondureńo Wilfredo Leva. Su esposo ingresó por;
Peńas Blancas y a partir de ese momento se comienzan a dar una;
serie de irregularidades en su caso. En primer lugar fue;
traído del Hotel Alhambra de Granada hacia Managua, sin pasar;
por ninguno de los lugares que debía haber pasado al momento;
de su detención en Granada.;


Lo trajeron directamente hasta la DIC Nacional en Managua,;
nunca le dieron la oportunidad de avisar a sus familiares en;
Panamá, supo de su detención hasta tres días después por otras;
personas, violándose un derecho inalienable de todo reo.;


Por supuesto que la procuradora de la causa, Alicia Duarte, ha;
negado la especie, sin embargo, la jueza Orietta Benavides,;
según la quejosa, se ha negado a recibirla. Incluso, a pesar;
de que los juicios son públicos, se le ha negado acceso al;
expediente con el pretexto de que ella "no es parte en el;
juicio".;


La procuradora Duarte desconoció su firma en un recibo de;
dinero y lo mismo hizo la secretaria del juzgado. Muy enojada,;
Duarte mandó a poner la denuncia en la Policía, pero ésta no;
hace absolutamente nada por investigar ese documento falso;
donde aparece involucrado el nombre de la procuradora.;


;
EXTRAŃAS RETARDACIONES;


La seńora de la Guardia también seńala que a ella se le;
retardan hasta cinco días los trámites jurídicos que;
normalmente se resuelven en 24 horas. Que a su esposo se le;
comunicó su auto de prisión el 19 de febrero y hasta el día de;
ayer fue que se le admitió su apelación, y todavía la causa no;
ha sido elevada a plenario a pesar de que la sentencia tiene;
más de mes y medio.;


Uno de los primeros consejos que recibió de parte del abogado;
Oscar Ruiz, es que no hablara con los medios de comunicación;
porque podría perjudicar a su esposo, y ella se sentía;
maniatada, no podía hacer nada porque no quería perjudicar a;
su esposo.;


Su marido está enfermo y la juez no aceptó que lo llevaran a;
un hospital hasta que hubo cuatro dictámenes médicos de;
galenos del Instituto Forense. Entonces la jueza aceptó que;
fuera llevado al Hospital Militar "Alejandro Dávila Bolańos";
donde le encontraron Glaucoma en ambos ojos, hernia hiatal por;
helicobácter píliri, y fue operado de urgencia por una;
apendicitis crónica.;


DESCONOCEN DICTAMENES DEL MILITAR;


Posterior a esto el juez suplente Walter Solís, visitó al reo;
en el hospital junto a una secretaria, la procuradora Duarte y;
el forense doctor Juan Navas, quien dictaminó que su esposo no;
tenía nada, y puso en duda los dictámenes del los médicos del;
hospital Militar.;


Ha tenido que visitar al Consulado de su país (Panamá) al de;
su esposo (Consulado de Colombia) a los Derechos Humanos, al;
Tribunal de Apelaciones, a la Corte Suprema y todos los sitios;
posibles en busca de ayuda, ya que semejantes anomalías no;
sólo están afectando a su esposo sino a una familia completa,;
dijo la seńora Alida Larissa De La Guardia Romero.;


Hace un llamado a todas las entidades que puedan ayudarle a su;
esposo a que su caso sea simplemente llevado claro o de manera;
legal. Dice que su esposo fue acusado de tráfico de ilegales,;
cosa que es falsa porque él (su esposo) no trajo al ex-coronel;
Leva a Nicaragua. Este no más es una persona que él conoció;
en Panamá con el nombre de Jorge García, para transacciones;
comerciales única y exclusivamente.;


Asegura que su marido es comerciante y tiene una empresa de;
nombre NORTASA que se dedica a importaciones y exportaciones;
en Panamá.