Nacional

"Nińa estorbaba y por eso la mató"

* Pequeńa Chandally velada con canto fúnebre en miskito * "Su madre me dijo que si no la mataba yo, la mataría ella" * Miseria y hacinamiento en el entorno de bárbaro crimen

— KARLA CASTILLO —

Un estremecedor canto fúnebre en miskito era lo único que se;
escuchaba en el velorio de la pequeńa Chandally Espinoza;
Angel. En el mismo momento, la Policía y un grupo de;
periodistas presenciaban la atroz confesión de su padrastro y;
asesino. ;


Hilario Bilvano fue capturado ayer, por la Policía del;
Distrito Seis, en un sector del mismo asentamiento Esperanza y;
Reconciliación, donde el Viernes Santo apareció el cadáver de;
la criatura que en pocos días cumpliría sus dos ańos de edad. ;


El individuo, claramente bajo los efectos de algún tipo de;
droga, al principio negó que hubiera sido él quien mató a la;
criatura, pero poco a poco, ante las preguntas de los hombres;
y mujeres de prensa, dejó conocer lo que él dice es su verdad.;


"A ELLA LE ESTORBABA";


"Es cierto, yo la maté, pero fue porque ella -Judith Angel;
Flores, la madre de Chandally- me obligó a hacerlo. A ella le;
estorbaba la nińa y me dijo que si no la mataba yo, ella la;
mataría", declaró fríamente el hombre de origen costeńo que;
junto a su amante pasará hoy a la orden del Juzgado Octavo de;
Distrito del Crimen de Managua. ;


Aseveró que él le propuso a su mujer que dejaran botada a la;
pequeńa, pero que ella rechazó esa opción, porque "así la;
pueden regresar, y yo ya no la quiero, mucho me molesta". ;


Bilvano, de 25 ańos de edad, prácticamente raptó a Chandally;
en una reacción furibunda e inspirada en el consumo excesivo;
de alcohol, al ver llegar a Judith completamente ebria, la;
tarde del Jueves Santo. ;


La llevó a una casucha del asentamiento en mención, donde sin;
ninguna piedad la estranguló con una sondaleza. A ese sitio,;
Hilario había llegado con anterioridad, para sostener;
relaciones sexuales con Judith. ;


Nadie volvió a saber de la criatura hasta el lunes de Pascua,;
cuando los periódicos y los canales de televisión publicaron;
la fotografía del cadáver de la nińa que apareció;
estrangulada. ;


De acuerdo a declaraciones brindadas por la madre de la nińa,;
Judith Angel, quien se encuentra detenida por complicidad en;
el asesinato, ella pensó que su hija había sido enviada por;
Hilario a Puerto Cabezas.;


"Me encontré con unos conocidos, que como me vieron borracho,;
me pidieron a la nińa y yo se las di, para que la llevaran a;
Puerto Cabezas, donde su papa", le dijo el infanticida.;


Con la versión de su hombre Judith se sintió tranquila y;
continuó su vida normal, hasta que el lunes llegaron varios;
vecinos a decirle que mientras ella estaba en "grandes;
romances con Hilario", su hijita ya era cadáver. ;


La mujer se presentó ante las autoridades del Distrito Seis;
para pedir que le mostraran las pertenencias de la nińa;
encontrada en el mamarracho donde se daban citas sexuales.;


Confirmó que se trataba de su hija y en el acto declaró y fue;
arrestada. Ella niega que tenga algo que ver con el crimen y;
asevera que es víctima de los celos de Hilario. ;


INCREIBLE MISERIA Y HACINAMIENTO;


En el sector norte del barrio Camilo Chamorro, el cuerpo de la;
nińa era velado por su abuela materna, la seńora Marva Flores,;
de origen miskito, quien no paraba de llorar un solo momento,;
mascullando un canto fúnebre en su lengua que lamentaba la;
muerte de su "bebé bello". ;


Dońa Marva tiene a su cargo diez hijos menores de edad, la más;
pequeńa de unos pocos meses de nacida. Judith es su hija mayor;
y hace pocas semanas le había dado lugar para que en el patio;
hiciera un cuartucho de troncos endebles y plástico. En el;
interior de la precaria construcción sólo se observan trapos;
viejos, pertenecientes a adultos y a una nińa. ;
En la casa habitan además tres hermanos de dońa Marva, con sus;
respectivas familias. Todos ellos hacen una prole de 33;
personas, que residen en una casita tipo minifalda de seis;
metros de frente por seis de fondo. ;


Así vivió sus últimos días la pobre Chandally, cuyo cadáver,;
ya con signos de descomposición, recibía el aire que soplaba;
un abanico en la calurosa casa de su abuela y alguien comentó;
que a lo mejor, la nińa nunca disfrutó de este aparato, en;
vida. ;


"SIEMPRE LA CUIDO";


Regina Flores, tía de Judith, salió en defensa de su sobrina;
al decir que ella en verdad quería a su Chandally y que;
siempre le procuró lo mejor. ;


"Cuando se dio cuenta que Hilario se había llevado a la nińa,;
ella salió detrás de él, pero iba tan borracha, que se cayó en;
el cauce y allí se quedó dormida, hasta que entre varios la;
sacamos y la pusimos en su cuarto", afirma Regina. ;


Sin embargo, admite que Judith no trató de buscar a la nińa en;
los días que antecedieron al Lunes de Pascua. "Para más;
nosotros buscamos a la nińa y le preguntábamos a ese hombre y;
él decía que estaba en Puerto Cabezas", ańade.;


Regina seńala que Hilario era un perfecto desconocido para su;
familia, ya que el tipo era el amante recién estrenado de;
Judith y además, salía muy temprano y regresaba ya entrada la;
noche, sin hablar con nadie. ;


La familia materna de la pequeńa logró que el comisionado;
Róger Ramírez permitiera a Judith asistir al sepelio, en el;
cementerio de Sabana Grande.