Nacional

McGwire no es de este mundo

*** Sammy Sosa, digno rival, pero "chico, recoge tu bate y vámonos" *** Jonrones del monstruo Big Mac parecían convertirse en arco iris *** La historia ha sido escrita, ¿cuántos ańos perdurará el récord?

— EDGARD TIJERINO M. —

Vaya manera de terminar una lucha que fue intrigante y;
apasionante por largo rato...Mark McGwire conectó dos jonrones el;
sábado y otros dos el domingo, para llegar a 70...No nos dejó;
nada para discutir...Se lo robó todo.;
;
Sin jonrones en los últimos dos juegos, Sosa tiene 66, y aunque;
las estadísticas del juego extra que los Cachorros sostendrán hoy;
con los Gigantes, valen, sus posibilidades son tan reducidas,;
como las de cualquier rival de Daniel en un Congreso "sí seńor";
del FSLN, o las de Arnoldo de ser lo suficientemente transparente;
como lo desea el Contralor.;
;
Ha sido un final perfecto para una película de suspenso que nos;
mantuvo atrapados desde que finalizó el mes de Julio...Alfred;
Hitchcock no lo hubiera imaginado mejor, ni Stephen King, el mago;
del asombro macabro...Una persecución tan agobiante como;
espectacular, a ratos impredecible, sostenida por un tenaz Sammy;
Sosa, fue terminada por Mark McGwire con un cierre huracanado;
disparando 5 jonrones en los 3 juegos del fin de semana.;
;
Abrumó a Sammy Sosa y aplastó nuestra expectación.;
;
Podemos verlo el 31 de marzo, al levantarse el telón, jonroneando;
con las bases llenas contra Ramón Martínez, y juntar esa imagen;
con las dos de ayer tarde frente a los Expos, haciendo erupción;
dos veces contra Mike Thurman y Carl Pavano, para sus jonrones 69;
y 70.;
;
SE IMPUSO EL PODER;


Sammy Sosa estaba en Houston, jugándose la vida con el resto de;
Cachorros mientras defendían una ventaja de 3-1 ante los Astros,;
pero su mente estaba en San Luis, y el ruido de cada uno de los;
dos impactos de McGwire, aún antes de ser presentados en la;
pantalla del Estadio, llegó claramente hasta él...Sintió que el;
piso se hundía debajo de sus spikes...Finalmente, el más;
poderoso, fue el más constante.;
;
Como diría Argelio, "Sammy, pese a lo grande que fuiste, a lo;
alto que te elevaste, recoge tu bate y vámonos". ;
Con unos jonrones que parecían deslizarse sobre un Arco Iris que;
nunca se terminaba, McGwire fue progresando hacia la marca;
histórica de 61 jonrones en poder de Róger Maris desde 1961, y;
cuando saltó sobre ella, siguió tan desesperado y tan voraz como;
siempre, como si pretendiera llegar a 70...Y lo logró, cuando;
todos considerábamos que eso sería imposible. ;
El conectó cuatro jonrones en sus cuatro primeros juegos;
empatando una marca de Willie Mays y cerró disparando cinco en;
los últimos tres juegos de la temporada.;
;
Hay mucho que agradecerle a Sosa...El muchacho que se graduó en;
las aceras de las calles de San Pedro de Macorís sacándole brillo;
a los zapatos de su clientela, aprendió, dentro de su inmensa;
humildad, a sacarse brillo a sí mismo, y le peleó a McGwire con;
una bravura impresionante, un liderato y una marca, que en;
principio, antes de su explosión de 20 jonrones en el mes de;
junio, parecían imposibles para él.;
;
McGwire contra Griffey...El show del 97 aparentemente aumentado,;
esa parecía ser la historia del 98, cuando emergió Sosa, como el;
"Monstruo" del Lago Ness, apartó a Griffey que se trabó, y se;
mantuvo presionando vigorosamente a McGwire.;
;
El drama alcanzó su mayor vibración, cuando Sosa se fue adelante;
el viernes con su jonrón 66, pero 45 minutos después, McGwire;
colocó otra pelota en órbita para volver a establecer equilibrio.;
;
Fue como si se hubiera inyectado furia para el remate...Atacó a;
Dustin Hermanson y Kirt Bullinger con sus jonrones 67 y 68, y el;
domingo, hambriento, conectó otros dos.;
;
El número 60, ha sido la gran tentación para todos los jonroneros;
desde que Babe Ruth, estableció esa cifra en 1927...Cuando Róger;
Maris, sin haber mostrado la menor seńal de advertencia, dispara;
61 en la campańa del 61 trenzado en una fiera batalla con su;
compańero de equipo Mickey Mantle, el Comisionado Ford Frick, le;
instaló un odioso asterisco por haber logrado la proeza en 162;
juegos...En tiempos de Ruth, la temporada era de 154.;
;
BEISBOL SE REVITALIZA;


McGwire masticó el asterisco con su velocidad para conectar 62;
jonrones en 145 juegos...Además, fue el más rápido bateador de 40;
jonrones en sólo 281 veces al bate...Obvió más de 160 bases por;
bolas que recibió...Empató la marca de 37 jonrones antes del;
Juego de Estrellas en poder de Reggie Jackson...Se convirtió en;
el primer artillero con más de 50 jonrones en tres temporadas;
consecutivas...Su más largo jonrón de 545 pies, fue contra Liván;
Hernández el 16 de mayo.;
;
Pero algo más importante: Esta batalla, McGwire-Sosa, revitalizó;
al béisbol, un deporte severamente afectado por la huelga de;
1994...Ellos llenaron todos los parques durante los últimos meses;
alrededor de la gran expectación que generaron...Hasta los;
fanáticos de los Marlins salieron de su terrible frustración para;
ir a ovacionar a McGwire el 1 y el 2 de septiembre, y el bateador;
respondió con 4 jonrones en esos dos juegos para saltar a 59.;
;
El béisbol no recuerda una lucha jonronera tan titánica como;
ésta...Dos atletas con una ética de trabajo y un empeńo ejemplar,;
incapaces de sub-estimarse, respetuosos de sus facultades y;
posibilidades, practicando el juego limpio, como deberíamos;
hacerlo todos en Nicaragua para restaurar los valores que hemos;
deteriorado tanto.;
;
McGwire y Sosa nos demostraron que el deporte profesional no está;
sólo lleno de ambición desmedida, de envidia, de;
prepotencia...Que también los hay ejemplares, capaces de colocar;
el corazón por delante para realizar cualquier tipo de esfuerzo;
en busca de la grandeza deportiva, más allá de la tabla salarial.;
;
Michael Jordan y Pete Sanpras no están solos.;