Nacional

Divagaciones peligrosas


— DANILO AGUIRRE —

El Presidente de la República trató de justificar la;
iniciativa para derogar la Ley 169 y su reforma con el;
argumento "de que no se podía estar haciendo una ley para cada;
titulación de tierras de las asignadas en los acuerdos de;
Concertación durante el gobierno de Dońa Violeta".;


El Doctor Alemán no dejó claro si su interés era el de titular;
o el de cobrar el valor de las tierras o prevenir para que;
entre el titular, cobrar o recuperar, no se gestara una nueva;
asonada.;


Cualesquiera que haya sido su motivación, es precisamente la;
Ley 169 la que le da la pauta para elaborar UNA LEY que regule;
todas las situaciones en que se encuentran las tierras, sus;
deudas y sus posibilidades de titular o recuperar.;


Claro que toda esa tramitación por medio de la ley impediría;
que los funcionarios actuaran cediendo, prorrogando, quitando;
o negociando a su arbitrio algo que siempre tienta a los;
administradores públicos.;


Falso es pues, que se trate de procesos engorrosos y de leyes;
múltiples, sino todo lo contrario: Una sola ley y;
transparencia garantizada.;


Por el otro lado, el secretario general del FSLN se sumó al;
"colchón" que por consenso en la Asamblea Nacional están;
tratando de ponerle a la caída estrepitosa de la insólita;
iniciativa del Ejecutivo.;


"Hay que elevar la cuantía", se expresa con tranquilidad, como;
si el asunto se tratara de que los funcionarios tengan manos;
libres para enajenar bienes del Estado por un millón de;
córdobas o no se sabe qué techo tengan en mente.;


Cualquiera se imagina el tráfico que se abriría con muebles o;
inmuebles que cubrieran semejante elevación.;


Los 200 mil córdobas actuales -un poco menos de 20 mil;
dólares- son para disposiciones o enajenaciones menores QUE;
SIEMPRE DEBEN SOMETERSE A LO DISPUESTO POR LA LEY DE;
CONTRATACIONES ADMINISTRATIVAS Y LA VIGILANCIA DE LA;
CONTRALORIA.;


Ese techo debe mantenerse, elevarlo es peligroso y hay que;
recordar que NI UN LAPIZ ES PROPIEDAD DE LOS FUNCIONARIOS,;
todo lo tienen en mandato y sus únicos dueńos son los que con;
sus impuestos contribuyen para adquirirlos.;