Nacional

Oficiosa defensa o respuesta de END


— —

Hemos recibido la siguiente carta:;


;
Seńor;
Oscar Merlo;
Nuevo Diario;
Su Despacho;


;
Seńor Merlo: ;


Mi nombre es Eduardo Fitoria Sevilla, y nunca he pertenecido a;
ningún partido político, trabajé como Director de Bienes;
Inmuebles en el Banco de la Vivienda de Nicaragua (BAVINIC);
desde 1981 hasta el mes de agosto del presente ańo (17 ańos).;
Durante ese período conocí a muchos funcionarios y he visto;
que en su prestigiado periódico con fecha 22, 23 y 24 del;
corriente mes, se ha publicado a grandes titulares la venta;
que realizó el BAVINIC a YAROSLAVI INTERNACIONAL INC.;


En honor a la verdad deseo hacer de su conocimiento que en el;
momento que se efectuó la venta, debidamente autorizada por la;
Junta Directiva de dicha institución, los módulos estaban;
totalmente desmantelados y el Centro Comercial sin vida, tan;
es así, que actualmente este Centro Comercial no se ha podido;
restablecer, por no ser atractivo y la falta de interés de;
potenciales compradores, por tener que invertir mucho dinero;
en remodelaciones, para hacerlos funcionales.;


Además el Banco de la Vivienda como ente autónomo está;
facultado para efectuar transacciones como esta, que son de;
orden público, siendo ésta una operación financiera más, y;
todos los documentos relacionados a este caso rolan en;
expediente Ministerial que dan fe de lo actuado. Deseo hacer;
mención que el BAVINIC de una u otra forma se tenía que;
capitalizar, debido a que para 1990, la situación era;
lamentable y casi insostenible, a pesar de la función social;
del mismo.;


Esta aclaración se la hago en vista de la mal intencionada;
información que le brindaron, dańando a terceras personas e;
instituciones estatales, quien sabe con qué obscuros;
propósitos, sin medir las consecuencias que este tipo de;
información pueda ocasionar a Inversionistas Extranjeros y a;
ex funcionarios que trabajamos en el BAVINIC.;


RESPUESTA DE END;


Nota de la redaccción: Lamentamos que se haya sentido aludido;
por la información servida a nuestros lectores sobre la venta;
de once módulos del Centro Comercial Nejapa. Le aseguramos que;
en ningún momento tratamos de dańar a alguien en particular.;
Sólo reflejamos una situación anómala desde el punto de vista;
de las leyes de este país, en cuanto a la disposición de los;
bienes del Estado.;


Las preguntas siguen siendo las mismas: ¿Qué ley autorizó a la;
Junta Directiva del BAVINIC para vender? ¿Por qué la;
triangulación? Al ver sin ley, ¿quién garantiza que vendieron;
en lo justo y que no hubo tráfico de influencias?;