Nacional

"El Jazmín es ilegal"

* Como todas las previsionales

— SERGIO CRUZ —

El Contralor General de la República, ingeniero Agustín;
Jarquín Anaya, envió una carta al presidente ejecutivo del;
Instituto Nicaragüense de Seguro Social, Martín Aguado;
Argüello, en la que le recuerda que el INSS no tiene ningún;
sustento legal definido para contratar empresas médicas;
previsionales, refiriéndose a El Jazmín. ;


El Contralor le dice en su carta a Aguado que la Contraloría;
ha conocido que la Gerencia General de Riesgos Profesionales;
del INSS, ha suprimido las atenciones médicas de terapia y;
rehabilitación que ofrecía el Hospital Aldo Chavarría a los;
asegurados de 47 empresas afiliadas al INSS, trasladándolas;
supuestamente de forma unilateral a la Empresa Médica;
Previsional R.L., El Jazmín, que actuaría como mera;
intermediaria para la contratación de hospitales y centros de;
especializados en esta área.;


"La ocasión es nuevamente oportuna para reiterarle que la;
contratación de Empresas Médicas Previsionales por parte del;
INSS, es un tema que aún no se encuentra bajo un definido;
sustento legal, y que por el contrario, ha ameritado serias;
investigaciones de la Contraloría General de la República para;
la contratación de Hospitales y Centros Especializados en esta;
área médica", dice el Contralor en su carta. ;


La Contraloría orientó al antecesor de Martín Aguado, Oscar;
Martínez Campos, para que gestionara la iniciativa de una Ley;
tendiente a autorizar y regular la organización,;
administración y supervisión de un sistema de empresas de;
salud previsional aplicable al INSS, cosa que aún no se ha;
hecho.;


"Por consiguiente, no es admisible y más bien resulta;
cuestionable jurídicamente, que al no estar regulado el tema;
por el respectivo marco legal, se den el tipo de regulaciones;
referidas con empresas que aparentemente ni siquiera atenderán;
directamente a los asegurados, lo que vendría a encarecer la;
prestación de los servicios de Seguridad Social que el Estado ;
constitucionalmente debe garantizar de manera indeclinable a;
la población laboral", seńala en su carta el Contralor Anaya.;