Nacional

Sigue inverosímil


— OSCAR MERLO —

El doctor José Antonio Alvarado Correa, actual ministro de;
Educación, negó ayer que haya algo oscuro en la venta y compra;
de once módulos del Centro Comercial Nejapa, donde él aparece;
involucrado como director ejecutivo del Banco de la Vivienda;
Nicaragüense, y como presidente de la Junta Directiva del;
Centro Cultural Nicaragüense-Norteamericano.;


En 1991, siendo el doctor Alvarado director ejecutivo del;
BAVINIC, esa institución vendió en 75 mil dólares a la empresa;
venezolana "Yaroslavi Internacional Inc.", once módulos del;
antiguo Centro Comercial Nejapa. Dos ańos después, como;
presidente del Centro Cultural Nicaragüense-Norteamericano,;
participó en la compra de los mismos once módulos, en 200 mil;
dólares. ;


La explicación que brindó el doctor Alvarado a EL NUEVO DIARIO;
es la siguiente: Cuando "Yaroslavi" vino a Nicaragua en busca;
de invertir dinero, el Centro Comercial Nejapa estaba;
completamente desbaratado.;


En ese entonces, aparecieron dos grupos interesados en los;
módulos, uno de ellos era el Banco Popular y el otro;
"Yaroslavi", que incluso mostró inclinación en adquirir todo;
el Centro Comercial.;


Los de "Yaroslavi", aseguró el doctor Alvarado Correa, dijeron;
que comprarían los módulos que el BAVINIC alquilaba en un;
córdoba mensual al Centro Bicultural, institución que no tenía;
recursos para repararlo. ;


Los inversionistas venezolanos precisaron que repararían los;
módulos y luego podrían alquilarlos al Centro Cultural. El;
doctor Alvarado Correa seńaló que él presentó solicitud de;
apoyo a la United States Information Service (USIS), ubicada;
en la Embajada de los Estados Unidos en Managua.;


En la USIS, sostuvo, analizaron el caso con gran detalle y;
dijeron que en vez de pagarle alquiler a "Yaroslavi", mejor;
compraban el local. Fue así que acordaron la transacción. ;


"MAS BIEN PERDIERON";


Antes, "Yaroslavi" había empezado a invertir en los módulos,;
de tal manera que al vender en 200 mil dólares más bien;
perdieron, manifestó el doctor Alvarado Correa. Vendieron de;
esa forma, porque tuvieron temor por las asonadas que se;
dieron en Nicaragua durante los primeros ańos de la presente;
década, explicó.;


¿Pero su doble participación como vendedor y comprador?,;
preguntamos. El doctor Alvarado indicó que él no realizó ni;
una sola venta mientras estuvo al frente del BAVINIC y que en;
el caso de los once módulos, la venta fue aprobada por la;
Junta Directiva del Banco de la Vivienda. "¿En base a qué ley?;
¿La directiva era la dueńa de esos bienes?", se preguntó un;
jurista consultado. ;


UN EX CANCILLER ;


La gente de "Yaroslavi" es tan seria, dijo nuestro;
entrevistado, que su representante legal en Panamá es el;
doctor Carlos Arosemena Arias, ex Canciller de la mencionada;
nación, un abogado de mucho prestigio.;


Sobre el alquiler por un córdoba mensual, dijo que era para;
ver si con un contrato tan favorable, sería más fácil reparar;
los módulos, no obstante al analizar el asunto, vieron que se;
llevarían muchos ańos invirtiendo.;


Un último punto abordado por el doctor Alvarado Correa es el;
relativo a su esposa, la doctora Gloria María de Alvarado, de;
quien dijo no estaba en Nicaragua cuando anduvieron por aquí;
sus coterráneos de "Yaroslavi". Su esposa vino a nuestro país;
hasta en 1992, según nos dijo.;


El actual ministro de Educación insistió en que su nombre no;
aparecía en la escritura de venta a "Yaroslavi", seńalando que;
de eso se había encargado Oscar Moncada Reyes, actual vice;
presidente de la Asamblea Nacional.;


Le hicimos ver al doctor Alvarado que en todo caso Moncada;
Reyes había sido enviado por el BAVINIC, donde él era director;
ejecutivo, no obstante dijo que esa venta había sido aprobada;
por el directorio del Banco de la Vivienda, no por él.;


EN EL CENTRO CULTURAL;


"No sabemos nada de lo ocurrido con la compra del local del;
Centro, sí conocemos que fue donado por el gobierno de Estados;
Unidos", dijo a EL NUEVO DIARIO un funcionario del Centro;
Cultural Nicaragüense-Norteamericano cuyo nombre omitimos a;
petición suya.;


Nuestra fuente confirmó que en 1991 el doctor José Antonio;
Alvarado era de la Junta Directiva del colegio, "pero yo;
desconozco lo que ocurrió en esa época, yo entré después",;
precisó.;


El Centro Cultural Nicaragüense-Norteamericano funciona;
actualmente como un ONG en once módulos ocupados hasta 1990;
por el Sistema Nacional Contra Incendios (SINACOI), cuyo;
nombre fue cambiado a Dirección de Bomberos.;


SINACOI pertenecía al desaparecido Ministerio del Interior.;
"No sé cómo fue la transacción que hicieron con los módulos,;
pero la verdad es que hasta hace poco, todavía nos venían;
algunos cobros por servicios a nombre del MINT", dijo la;
persona entrevistada por este rotativo.;


¿No cree que hubiera sido lógico que negociaran de una vez al;
Centro en vez de triangular la venta?, indagamos con nuestra;
fuente, la que sin embargo prefirió no comentar sobre el;
asunto. "Sólo le pido que trate de no dańar el colegio, porque;
son muchas las personas favorecidas y actualmente nos;
autosostenemos", precisó.;


A ALGUIEN LE VIERON LA CARA...;


Un jurista consultado por EL NUEVO DIARIO, indicó que aparte;
de las inconsistencias legales que tiene esta venta que;
incluso debió licitarse, los involucrados en ella "le vieron a;
alguien la cara...";


"¿Cómo se explica entonces que hayan hecho gastar a los;
norteamericanos 125 mil dólares de más, cuando la venta pudo;
hacerse directamente del BAVINIC al Centro Cultural;
Nicaragüense-Norteamericano o a quién dio el dinero para la;
negociación?", se preguntó.;


ASI FUE LA VENTA A "YAROSLAVI";


Como adelantamos ayer, el BAVINIC vendió los once módulos que;
ocupaba en calidad de renta por un córdoba mensual, el Centro;
Cultural Nicaragüense-Norteamericano. El doctor José Antonio;
Alvarado era director ejecutivo del Banco de la Vivienda y;
miembro de la Junta Directiva del colegio donado por el;
gobierno de los Estados Unidos. ;


El destinado por el BAVINIC para la venta de los once módulos;
fue el abogado Oscar Moncada Reyes, actual primer vice;
presidente de la Asamblea Nacional. Por "Yaroslavi;
Internacional Inc.", firmó el seńor Franklin Hoet Linares, con;
domicilio en Caracas, Venezuela y de "paso en esta ciudad de;
Managua", según se expresa en la escritura No.509 elaborada;
para dicha transacción económica. Cuando "Yaroslavi" vendió al;
Centro Cultural, el firmante fue el también venezolano nacido;
en Caracas, Fernando Peláez Pier.;


Los módulos vendidos primero a "Yaroslavi" y después al;
colegio inglés donado por el gobierno de los Estados Unidos;
son: B-26, B-27, B-28, B-29, B-37, B-38, B-39, B-40, B-41, B-;
42 y B-43. Cada módulo tiene un área de 54.90 metros;
cuadrados.;


El contrato de arriendo por un córdoba mensual al Centro;
Cultural Nicaragüense-Norteamericano era por un plazo de tres;
ańos y se vencía en octubre de 1994.;


En la escritura No.509, aparte de fijar el precio de venta en;
75 mil dólares (o su equivalente de entonces de 375 mil;
córdobas oro), se hace constar que "Yaroslavi" no tomaría;
posesión física de los módulos sino hasta cumplidos los tres;
ańos del arriendo, "o antes si así lo decidiere el;
arrendatario Centro Bicultural Nicaragüense Americano".;


De los 97 módulos del Centro Comercial Nejapa, hasta noviembre;
de 1995 algunos habían sido devueltos a sus antiguos dueńos,;
otros siguen ocupados por los Juzgados de Managua o fueron;
vendidos a terceras personas.;
;
;