Nacional

Otra inverosímil

* Alemán, Alvarado, el BAVINIC y unos misteriosos venezolanos * Módulos vendidos sin apego a la ley de disposición de bienes * Los venezolanos compran en 75 mil dólares y venden en 200 mil

— OSCAR MERLO —

Primera Parte;


Algo no muy claro se aprecia en la venta de once módulos del;
Centro Comercial Nejapa al Centro Cultural Nicaragüense;
Norteamericano, realizada a través de una triangulación en la;
que participó el BAVINIC y una empresa de origen venezolano de;
nombre "Yaroslavi Internacional".;


Igualmente confusa es la participación en esta venta;
"bypaseada", del actual titular de Educación, doctor José;
Antonio Alvarado.;


La historia de los módulos de Nejapa--97 en total más una;
bodega--, se remonta a su construcción en la década de los 70;
y su posterior declaración de utilidad pública por parte del;
gobierno sandinista.;


Estaban en poder del Estado cuando triunfó la seńora Violeta;
Barrios de Chamorro en las elecciones de 1990 y pasaron bajo;
la tutela directa del entonces alcalde de la capital, doctor;
Arnoldo Alemán Lacayo, actual presidente de la nación.;


En esa época, y por herencia del anterior alcalde sandinista,;
el jefe de la Comuna de Managua era a la vez Presidente del;
Banco de la Vivienda Nicaragüense.;


El doctor Alemán nombró director ejecutivo del BAVINIC al;
doctor José Antonio Alvarado y hasta allí todo marchaba de;
manera normal.;


CON VARIOS SOMBREROS;


Pero resulta que el doctor Alvarado era también presidente de;
la Junta Directiva del resurgido Centro Cultural Nicaragüense;
Norteamericano, y desde su puesto de director ejecutivo del;
Banco de la Vivienda, autorizó a ese colegio el arriendo de;
once módulos bajo la cuota simbólica de un córdoba mensual.;


Pese a lo ridículo del precio del alquiler, el gesto pudo;
haberse entendido como de buena voluntad, debido a que se;
estaban restableciendo las relaciones con los Estados Unidos,;
después del serio deterioro a que llegaron durante la década;
de los 80, lo que no es excusa para la disposición ilegal de;
los bienes estatales.;


No obstante, la voluntad al parecer era otra, debido a que el;
26 de agosto de 1991 el Banco de la Vivienda-- es decir el;
doctor Alemán y el doctor Alvarado--, decidió vender a;
"Yaroslavi Internacional" exactamente los once módulos;
ocupados por el Centro Cultural Nicaragüense Norteamericano.;


MAS CASUALIDADES;


No fue esa sin embargo la única casualidad. Dos de los módulos;
del Centro Comercial Nejapa eran rentados en 1991 por;
"Alvarado y Asociados", un bufete abogadil presidido por el;
doctor José Antonio Alvarado y su esposa la doctora Gloria;
María de Alvarado, de origen venezolano.;


EL NUEVO DIARIO consultó al doctor Alvarado sobre su;
participación en la venta de estos once módulos y a través de;
su divulgadora en el MED nos respondió que efectivamente había;
ayudado en la adquisición de dichos inmuebles, "que según;
recuerdo estaban desbaratados", según la cita textual que nos;
leyó la vocera de Educación.;


"Dice el doctor Alvarado que no se acuerda muy bien, pero que;
solicitaron la ayuda de varias personas y después;
transfirieron los once módulos al Centro Cultural Nicaragüense;
Norteamericano", nos dijo la divulgadora.;


Los documentos existentes demuestran a pesar de lo dicho por;
el doctor Alvarado, que en realidad tuvo mucho que ver en el;
asunto de la venta en 75 mil dólares, que hizo el BAVINIC a la;
empresa venezolana "Yaroslavi Internacional".;


Dos ańos después, en 1993, "Yaroslavi Internacional" vendió;
los once módulos al Centro Cultural Nicaragüense;
Norteamericano --que los seguía ocupando-- en 200 mil dólares,;
es decir, por una transacción que podría pensarse ilógica, se;
ganaron 125 mil dólares salidos de las arcas del gobierno de;
los Estados Unidos.;


Un funcionario del Centro Cultural consultado por este;
rotativo, confirmó lo de la venta y nos mostró parcialmente;
copia de la escritura de venta, donde aparecen firmando el;
ciudadano de origen venezolano y nacido en Caracas, Fernando;
Peláez Pier, por "Yaroslavi Internacional" y por el colegio;
donado por el gobierno norteamericano firma el doctor José;
Antonio Alvarado.;


En 1991, cuando compró "Yaroslavi", la Junta Directiva del;
Centro Cultural estaba conformada por el doctor José Antonio;
Alvarado, Lorenzo Guerrero, José Rizo Castellón, Desirée;
Solórzano, Sofonías Cisneros, Stedman Howard, Robert Bronw y;
María Teresa Bendańa.;


NOTARIO HACE CONSTAR ANOMALIA;


En otro extracto de la escritura de venta de "Yaroslavi" al;
Centro Cultural Nicaragüense Norteamericano, el notario deja;
constancia que no tuvo a la vista las boletas fiscales;
catastrales que motivaron la transacción.;


Y seńala al respecto: "...procedí a su autorización;
considerándola de urgencia, comprometiéndome a no librar;
testimonio, mientras no me sean presentadas". Desconocemos si;
alguna vez le fueron mostradas las boletas.;


Con todo, la venta se realizó, el gobierno norteamericano pagó;
200 mil dólares y ahora que se conocen estos detalles de la;
venta, son inevitables las interrogantes.;


¿Por qué los doctores Arnoldo Alemán y José Antonio Alvarado;
no vendieron directamente al Centro Cultural Nicaragüense;
Norteamericano cumpliendo los requisitos para disposición de;
bienes del Estado y prefirieron la triangulación con una;
empresa con socios venidos desde Venezuela, "de paso por;
Nicaragua"?;


¿Cómo explica el doctor Alvarado su participación en la venta;
como director ejecutivo del BAVINIC y en la compra como;
presidente de la Junta Directiva del Centro Cultural;
Nicaragüense Norteamericano sin incurrir en graves violaciones;
a las leyes?;


¿Tuvo algo que ver en la transacción el bufete "Alvarado y;
Asociados"? ¿La triangulación en la venta significó un;
aprovechamiento del dinero de los contribuyentes;
norteamericanos? ¿Por qué se realizó la venta pese a que;
faltaban documentos tan importantes como las boletas;
catastrales? ¿Era esta realmente una venta de "urgencia" como;
apuntó el notario?;


¿Qué relación hay entre la "Yaroslavi" venezolana y la;
nacionalidad de la esposa del ministro Alvarado?;