Nacional

El Jazmín y similares son negocios ilegales

*¿Es muy fácil abandonar un centro público para ir a dar servicio pagado por INSS? *¿Cuántos pueden ser favorecidos con tanta lenidad de funcionarios como la del Director de Riesgos del INSS?

— Joaquín Tórrez A. —

"Nuestra empresa es familiar, los socios son mis padres y mis;
tres hermanos, quienes jamás hemos acudido a las influencias;
de funcionarios estatales para realizar nuestros proyectos".;
;
Esa frase es parte de la versión del joven Lautaro García, ;
socio de la Empresa Administradora de Riesgos Laborales, "El;
Jazmín", sobre las acusaciones que a esta empresa se le han;
hecho, supuestamente por haber sido favorecida por el;
Instituto de Seguridad Social, INSS, con la entrega de la;
licencia para operar como Empresa Médica Previsional.;

En compańía de la periodista María Elena Artola, Lautaro;
García, de 18 ańos e hijo de la seńora Angélica García,;
propietaria de "El Jazmín", se presentó a este rotativo con;
una carta, y unos documentos que seńalan la fecha (1 de julio;
de 1998) que esta clínica recibió el aval de la Gerencia de;
Riesgos Laborales del INSS, para trabajar como clínica de;
atención, y rehabilitación de trabajadores accidentados. ;

"Debemos aclarar que el Gerente de Riesgos Laborales del INSS,;
Victorino Lara, no es accionista de esta clínica. El sólo fue;
la persona que nos notificó que habíamos sido elegidos para;
atender riesgos laborales", dijo el joven, que en la jerarquía;
de la clínica funciona como Asistente de la Administración.;

"EL ACCIONISTA SOLAPADO";

Un documento enviado a este rotativo, menciona al seńor Lara;
como un accionista "solapado", y padrino de esta clínica, y;
quien supuestamente le entregó de manera arbitraria, la;
administración de la atención de los empleados accidentados,;
de más de 40 empresas del país, que pagan 5.70 córdobas al mes;
por cada uno. Lara, decía la denuncia, cuenta con el apoyo del;
secretario general del INSS, Antonio Alemán Lacayo, hermano;
del presidente de la república. ;

Parte de la denuncia aludía a la carencia, en esta clínica,;
del material humano y físico, necesario para las atenciones;
médicas. Según la denuncia, por estas carencias, a esta;
clínica se le había quitado su licencia. Se seńalaba, además,;
la existencia de un "negocio redondo" en "El Jazmín", que le;
dejaba ganancias de más de 200 mil córdobas mensuales,;
atendieran o no a los trabajadores.;

Según el joven esas denuncias son infundadas pues su empresa,;
a duras penas percibe 40 mil córdobas mensuales en pago por;
los servicios médicos prestados. Ese dinero se lo entregan el;
INSS por los siete mil trabajadores adscritos a "El Jazmín".;

Entre las empresas adscritas a "El Jazmín" están INAA, ENEL,;
la Embotelladora Nacional ENSA, la Cementera CANAL y PANAMCO.;
En Nicaragua sólo tres clínicas brindan servicios por riesgos;
laborales: Salud Integral, Policlínica Oriental y El Jazmín.;

"Nosotros atendemos enfermedades laborales, rehabilitaciones,;
y emergencias por accidentes laborales, con especialistas;
renombrados como el Ortopedista y Traumatólogo cubano, Jorge;
Enrique Rivero, que por ser residente nicaragüense tiene su;
licencia emitida por el Ministerio de Salud", dijo el joven. ;

Esta clínica tiene dos edificios en Managua. Uno se ubica de;
la Estatua a José Martí, dos cuadras arriba. La otra es en;
Ciudad Jardín. En ellas laboran 25 personas entre ellas cuatro;
enfermeras, cuatro médicos generales, un jefe de enfermería y;
un traumatólogo. Los médicos especialistas trabajan por horas.;

Vale destacar que las palabras del joven, siempre encontraron;
eco en la periodista María Elena Artola, quien dijo dar fe de;
la honestidad de la dueńa de "El Jazmín", Angélica García, ex;
trabajadora del Hospital de Terapias y Rehabilitaciones, Aldo;
Chavarría.;

En días pasados, las atenciones de esa especialidad, que;
brindaba este hospital a los trabajadores asegurados, donde;
hasta hace poco laboraba la dueńa de El Jazmín, fueron;
suspendidas por la Gerencia de Riesgos Profesionales del INSS.;

A mediados de julio, la Contraloría General de la República;
denunció el hecho que el INSS haya aprobado a "El Jazmín",;
para que trabajara como Empresa Médica Previsional. El;
argumento de la Contraloría era que el INSS no podía autorizar;
el trabajo de las empresas de salud previsional, pues en;
Nicaragua aún no existe una ley que administre estas empresas.;

Pese a ello, decenas de clínicas médicas operan como Empresas;
Médicas Previsionales, para atención a los asegurados. ;

Lautaro García, el socio de "El Jazmín", dijo que en ese caso;
quien debe responder es el INSS y su actual director Martín;
Aguado, que fue quien les aprobó la licencia. ;