Nacional

Otros dos electrocutados

* Cayeron de andamio y quedaron colgado de cinturones

— MOISES CASTILLO ZEAS —

Dos obreros de la construcción se debaten entre la vida y la;
muerte en el hospital Lenín Fonseca, después que resultaron;
electrocutados con un cable de alta tensión de 30 mil voltios,;
mientras trabajaban la tarde de ayer en las alturas del hotel;
Princess, ubicado en la carretera a Masaya.;


Los trabajadores rescatados de una altura de 20 metros fueron;
identificados como Juan Castillo Beltrán, de 41 ańos y Ramón;
Alfredo Martínez López, de 30 ańos, quienes sufrieron;
quemaduras severas en todo el cuerpo.;


El hecho trágico sucedió a eso de las dos de la tarde, cuando;
los dos obreros de la construcción estaban quitando los;
andamios del tercer piso del hotel y de pronto uno de ellos;
chocó una varilla de hierro de tres octavos contra el cable de;
alta tensión, que explotó de inmediato y puso en alerta a todo;
el plantel.;


QUEDARON COLGANDO;


Los trabajadores todavía horrorizados, narraron que los;
cuerpos de los obreros quedaron colgando de los cinturones. De;
inmediato, los demás compańeros subieron hasta el lugar de la;
tragedia, desbarataron las ventanas del edificio y con suma;
cautela procedieron a retirar a los cuerpos inconscientes de;
las alturas.;


Un trabajador que evitó dar su nombre, expresó que la;
operación rescate que realizaron fue todavía cuando ENEL no;
había cortado la energía y todos los que participaron se;
expusieron a sufrir la misma suerte de las víctimas.;


Los periodistas trataron de penetrar hasta las instalaciones;
del centro en proceso de construcción, pero los vigilantes;
dijeron que tenían órdenes de no dejar penetrar a nadie.;


Desde la carretera se podía observar los pedazos de cinturones;
y guantes que quedaron en las alturas. Los cables de alta;
tensión pasan a menos de un metro de las paredes del hotel y ;
funcionarios de ENEL dijeron que los mejor sería ubicarlos de;
forma subterránea.;


El obrero Castillo Beltrán fue llevado inicialmente al;
hospital Manolo Morales Peralta, presentando quemaduras en;
todo el cuerpo, pero debido a su delicado estado de salud fue;
trasladado de inmediato al la sala de quemados del Lenín;
Fonseca.;


Este infortunado hombre de 41 ańos de edad y originario de;
Managua, testimonió mientras se retorcía por el fuerte ardor;
que causa la quemadura, que su compańero de trabajo al tratar;
de bajar el andamio tocó la varilla y de pronto se dio la;
explosión, que hizo temblar todo el edificio.;


EL OTRO GRAVISIMO;


Pero, quien presenta un estado más grave es Ramón Alfredo;
Martínez López, quien tiene quemaduras en toda su humanidad.;
El fuerte ardor que provoca la quemadura lo hacía temblar en;
la sala de emergencia del Lenín Fonseca, donde fue intervenido;
quirúrgicamente la tarde de ayer.;


Los médicos dijeron que los pronósticos son reservados para;
los dos pacientes, que permanecen en observación, en la sala;
de quemados de ese centro asistencial.;


Los periodistas buscaron por todos los medios como hablar con;
los empleadores, pero éstos se refugiaron en el edificio que;
la tarde de ayer era fuertemente resguardado por vigilantes de;
empresas privadas.;


Javier Reyes Brockman, alto funcionario de ENEL, dijo que lo;
que impactó a los trabajadores fue una línea de alto voltaje y;
los cables que pasan rasantes por el edificio serán;
trasladados a tierra.;


Reyes dijo que ENEL no tiene ninguna responsabilidad porque ya;
habían advertido a los propietarios del edificio de las graves;
consecuencias.;


También fue meritorio el trabajo realizado por la Dirección;
General de Bomberos (DGB) y miembros de la Cruz Roja, que;
trasladaron a los accidentados hasta los centros;
asistenciales.;