Nacional

Se inunda casa de la Defensa Civil

* Ceremonia de cambio de mandos alterada por lluvias * Se corta fluido eléctrico y agua obliga a pararse sobre sillas

— VLADIMIR LOPEZ —

El principal puesto de mando de la Defensa Civil en Nicaragua, ;
una modesta, pero descuidada vivienda del reparto San Juan en;
Managua, se inundó parcialmente la tarde de ayer ante la;
mirada atónita de varios Ministros de Estado, del Jefe del;
Ejército, del Alcalde de Managua y de varios agregados;
militares de otros países.;

;
Apenas dio inicio al acto de cambio de mandos de ese;
organismo, tan de moda en los últimos días, cuando sobre la;
capital cayó un tremendo aguacero acompańado de una peligrosa;
tormenta eléctrica que nos puso los pelos de punta a casi;
todos los asistentes.;

;
El Coronel Ramón Arnesto Soza brindaba su informe para;
entregar el cargo al también Coronel José Daniel García, pero;
sus palabras eran constantemente interrumpidas por las;
poderosas descargas eléctricas que acompańaron el torrencial;
aguacero.;

;
El fluido eléctrico se interrumpía constantemente y el agua;
comenzó a penetrar en los salones. Llegó un momento en que los;
asistentes al acto ya no ponían atención al informe del;
Coronel Soza por estar más pendientes de la rayería y de;
buscar cómo no mojarse los pies.;

;
El Ministro de Defensa, Pedro Joaquín Chamorro, fruncía el;
seńo; El Director del INETER Claudio Gutiérrez, sólo se tocaba;
la cabeza, el Alcalde Cedeńo se mostraba serio y algo asustado;
y el General Joaquín Cuadra se miró obligado a reducir el;
discurso que tenía preparado para el cambio de mandos.;

;
El principal temor de la mayoría de los asistentes es que con;
la rayería, que se escuchaba caer casi encima del local, se;
pudiera producir algún corto circuito por la cantidad de;
cables eléctricos llevados para la trasmisión del acto.;

;
En medio de la ponderación que caracteriza a la mayoría de los;
actos oficiales del Ejército, surgieron algunas bromas entre;
los altos oficiales castrense, relacionadas con la Defensa;
Civil y la bienvenida que la naturaleza le brindaba al nuevo;
director.;

;
Por momentos reinó cierta confusión y temor, los cuales se;
disiparon en los precisos momentos en que terminaba el acto;
porque la lluvia disminuyó de manera considerable y la;
tormenta cesó por completo.;

;
AFUERA FUE ADMIRABLE;

;
Pero, quizás lo mas admirable fue observar afuera cómo unos;
jóvenes de la Guardia de Honor del Ejército permanecían;
impasibles ante el "pencazo" que les caía encima y no se;
movieron para nada.;

;
Hubo momentos en que el agua les llegaba casi al tobillo y los;
militares soportaban todo el peso de la lluvia con una;
disciplina espartaca digna de elogio.