Nacional

Se apagan ventas de pólvora

* No cuentan con hidrantes ni formas de prevenir incendios

— MARIO MAIRENA MARTINEZ —

Vigilancia, hidrante para prevenir un incendio, compradores,;
energía eléctrica y agua. De todo esto carecen los 20;
vendedores de pólvora que fueron ubicados en las cercanías de;
la Iglesia Santo Domingo después que fueron sacados por la;
Alcaldía de Managua y la Policía del Mercado Oriental.;


Tienen que levantar sus tramitos a las tres de la tarde,;
porque después de esa hora la situación se les torna peligrosa;
ante la cantidad de pandillas que pululan el sector, lo que es;
contrastante con la situación que vivían en el Oriental donde;
hasta pasaban toda la noche vendiendo.;


Todo este drama humano lo están viviendo quienes tienen una;
semana de estar ubicados en un lugar donde casi nadie los;
busca, mientras los vendedores mayoristas de pólvora quedaron;
en su mismo lugar, pese a que había un acuerdo de que los;
minoristas iban a ser reubicados.;


"Los mayoristas iban para el mercado de Mayoreo y nosotros;
para acá con una serie de condiciones", manifestó la seńora;
Rosa María Rojas López, quien tenía 45 ańos de dedicarse a la;
tarea de vender pólvora en los alrededores del mercado;
Oriental de donde fue sacada "por el peligro que representan".;


INVIRTIERON Y LES ROBARON;


La reubicación en las cercanías de la iglesia Santo Domingo le;
costó a dońa Rosa María Rojas López invertir 1,500 córdobas en;
madera y zinc, 500 en la hechura, 300 por el pago del pedacito;
de terreno y 108 córdobas que le dio a la Policía Nacional, "y;
ni eso he podido recuperar en estos días".;


Dijo que no habían pasado muchos días para que los amigos de;
lo ajeno hiciera lo suyo con las láminas de zinc, las que;
muchos perdieron ante la falta de vigilancia policial, tal;
como se las habían prometido cuando los sacaron del mercado;
Oriental.;


"A los Bomberos no les hemos pagado porque aquí ni hidrante;
hay cerca a la hora de un incendio", seńaló la seńora de 68;
ańos de edad, la que dijo que cuando ocurra una tragedia no;
tendrán más remedio que quedarse viendo la forma en que el;
fuego arrasa lo único que tienen para sobrevivir.;