Nacional

Optimismo a la sombra del patíbulo

* Denis ayuda a su hijo en tareas escolares * Con plata ni siquiera los habrían procesado * Considera que tuvieron un "juicio político" * Un nuevo jurado decidirá sobre sus muertes

— MOISES GONZALEZ SILVA (Enviado Especial) —

"Para mí, la muerte es igual que la vida. Vivo;
cada día y si me pongo a pensar en la muerte, me volvería;
loco", fueron las palabras textuales de Denis Javier Escobar;
Blanco (El Lobito Menor), cuando lo entrevistó EL NUEVO DIARIO;
en el correccional Turner Guilford Knight de Miami.;


Lo que sigue resultó de un arduo trabajo de quince días de;
gestión ante las autoridades policiales de Estados Unidos,;
hasta que la entrevista con los hermanos Denis Javier y;
Douglas Martín Escobar Blanco (Los Lobitos) se hizo realidad;
exactamente el día feriado que se dedica en aquel país a los;
Veteranos del Vietnan.;


Hace catorce días aún parecía improbable conseguir la;
entrevista con los Escobar Blanco, pues sólo quedaban dos días;
para seguir gestionándola: el día feriado que tuve la;
oportunidad de entrar a la cárcel, y el siguiente día que era;
viernes. No podía contar con el fin de semana, y para el lunes;
16 de noviembre, tenía reservado mi regreso a Nicaragua.;


La primera vez que lo vi fue a través de un cristal de;
seguridad, estando de pie en un cuarto que sirve de antesala;
al otro cuarto donde había una mesa redonda y dos sillas.;
Sobre el vidrio miré que al fondo de un pabellón traían a un;
hombre piel clara, vestido de short y camiseta blanca sin;
mangas, flanqueado por dos policías.;


Uno de los guardias le pidió que entrara en un cuarto y cuando;
Denis salió de ahí vestía un uniforme anaranjado tipo overol;
que tenía en la espalda la leyenda "INMATE D.C. JAIL" que se;
traduce como "Prisionero de la carcel D.C." Lo hicieron;
caminar hacia otro salón, y una vez allí, un oficial le puso;
las esposas en sus manos, y otro por la parte trasera le;
colocó los grilletes en los pies.;


Le inspeccionaron un folder que portaba bajo el brazo y le;
ordenaron pasar al salón donde logró llegar caminando;
lentamente. Se sentó y comencé de inmediato a formularle;
preguntas, porque la teniente que coordinó el encuentro;
autorizó solamente una hora para conversar.;


En cuanto estuvo a mi alcance le pregunté: ¿Qué traés en ese;
paquete? Me contestó que llevaba documentos de un "proyecto;
sobre el sistema Solar" que estaba preparando para su hijo,;
como tarea que le encomendaron al nińo en la escuela.;


SE SIENTE PADRE RESPONSABLE;


¿Qué edad tiene tu hijo? Doce ańos. Tenía un ańo cuando caí;
preso, pero como padre responsable siempre he estado pendiente;
de sus tareas, a pesar de los problemas que se viven en estas;
cárceles. El viene todas las semanas con mi esposa y mi otra;
hija de veinte ańos, y aprovecho el tiempo que estamos juntos;
para inculcarle el amor al estudio y a la familia.;


¿Por qué creés que estás preso? Porque me están acusando de;
haber cometido un asesinato en primer grado. Me hicieron un;
juicio aquí en Miami, sin tener evidencias, ni testigos, sólo;
aportaron en el jurado cosas circunstanciales y nos condenaron;
a mi hermano Douglas y a mí a la pena de muerte, a morir en la;
silla eléctrica.;


Ese juicio tuvo como resultado una condena a la pena de muerte;
para morir en la silla eléctrica. Actualmente llevamos doce;
ańos presos. Siempre he considerado que ese fue un "juicio;
político", más que nada por la gran presión que ejercieron los;
cubanos al gobierno de los Estados Unidos, quienes se vieron;
obligados a encontrar un chivo expiatiorio y echarle la culpa;
de aquel asesinato. ;


Entonces, como pudieron nos condenaron a muerte violando la;
Constitución de los Estados Unidos y sus enmiendas, dice Denis;
Javier Escobar Blanco (El Lobito Menor).;


PROCESO LARGO Y ANGUSTIOSO;


Desde ese entonces, los hermanos han llevado un proceso largo;
y angustioso para quitarse de encima la pena de muerte, para;
lo cual han venido realizando un serie de apelaciones ante la;
Corte Suprema de la Florida. El 10 de julio de 1997, ellos;
(Denis y Douglas) introdujeron una nueva apelación, la que fue;
atacada a capa y espada por los fiscales, los jueces y los;
abogados acusadores. ;


"Ellos saben que si nos permiten un nuevo juicio, tendremos la;
oportunidad de salir en libertad, porque somos inocentes, dijo;
muy seguro de sí mismo el prisionero número 9838821, Denis;
Escobar, condenado a la Pena Capital.;


Como en la Florida la Corte les rechazó la apelación,;
acudieron a la Corte Suprema de Justicia de los Estados Unidos;
radicada en la ciudad de Washington, donde, a pesar que los;
fiscales y acusadores consiguieron retrasar el caso por un;
ańo, en cambio el Supremo Tribunal votó a favor de ellos (Los;
Lobitos).;


Es por eso que hace seis meses fueron sacados del pabellón de;
la muerte en la cárcel de condenados a la Pena Capital ubicada;
al norte de Orlando, en la misma Florida. Denis pasó a los;
correccionales Turner Guilford Knight y Douglas a la Pretrail;
Detención Center en el Condado Dade, ambos en Miami.;


CON PLATA YA HUBIERA SALIDO;


Según él, desde el momento que lo arrestan y lo sentencian a;
muerte se ha sentido optimista y siempre positivo en la vida,;
porque sabe que algun día será que ellos podrán probar su;
inocencia, aunque sicológicamente dice que les ha golpeado,;
porque los han separado de madre, hijos y esposa. Por razones;
económicas están presos, porque los abogados, para meterse a;
su defensa, les pidieron la bicoca de 75 mil dólares por cada;
uno. Si ellos hubieran tenido ese dinero ni siquiera hubieran;
ido a juicio y desde hace rato gozarían de libertad, indicó;
Denis.;


Los abogados que están defendiéndolos son privados, pero como;
son pagados por la Corte, no se preocupan del caso. ¿Qué sabes;
del día de la muerte del Policía en Miami?, le preguntamos. ;


Dice que no sabe ni porqué los detienen en California, pero;
recuerda que ese día de la detención él y su hermano viajaban;
con una tercera persona llamada Gilberto Saballos, otro;
nicaragüense.;


Supuestamente fue por un problema de tráfico. El cuenta que;
manejaba el auto y cuando le dieron la orden a Douglas que se;
bajara del carro los policías de la Patrulla de Carreteras de;
California, ya iban apuntándolos con sus pistolas. Entonces;
Douglas se corrió para el monte y recibió varios impactos de;
bala en su cuerpo que lo tuvieron entre la vida y la muerte.;


SABALLOS LOS VENDIO POR 80 MIL;


El (Denis) cuenta que al escuchar los disparos quiso salir;
corriendo pero que ya tenía a otro policía a su lado quien lo;
obligó a salir del auto, y entonces él armó un forcejeo con el;
Policía. En la lucha cayeron a una hondonada a la orilla de;
la carretera y el Policía se golpeó al caer de cabeza sobre su;
propio palo (el amansa locos). Entonces los acusan a ellos;
junto a Saballos por los cargos de "resistirse al arresto".;


Pero Saballos, para zafarse de los cargos que le imponía la;
Policía en California y cobrar los 80 mil dólares de;
recompensa que se ofrecían en Miami, para quien denunciara al;
autor de la muerte del policía Víctor Estefan, dijo a las;
autoridades que ellos (Los Lobitos) le habían contado que;
habían matado al Policía en Miami, y a partir de ese momento;
están cargando con la Pena Capital en su contra.;


Mientras esperan ir a un nuevo juicio en la Corte de Miami,;
dice Denis que se les presentan tres opciones: una, que salgan;
libre porque son inocentes, otra, la ratificación de la Pena;
Capital y la silla eléctrica, y una tercera alternativa será;
que les den 25 ańos de prisión. En caso que les mantengan la;
condena, volverían apelar, lo que tomaría un proceso de tres a;
quince ańos más de cárcel hasta que les hagan un nuevo juicio;
donde se determinará nuevamente si salen libres o para cuándo;
serán ejecutados en la silla eléctrica. ;


;
CONTINUARA MAŃANA;