Nacional

Rosendo ratifica su clase

* Rostro del Finito quedó "persignado de cortaduras. * Alvarez demostró que no fue casualidad su pelea anterior. * Un juez vio ganar al nicaragüense.

— Edgard Rodríguez C. —

Aún cuando dio la impresión de ir a una batalla en la que ya no había nada que ganar, Rosendo Alvarez tuvo el aliento suficiente para brindar una llamativa exhibición de agallas, pero finalmente admitió su revés ante el mexicano Ricardo López, en una decisión dividida anoche en el Teatro del Hotel Hilton de Las Vegas. ;
;
No se trata de hacer apología de Alvarez, cuya responsabilidad quedó en entredicho luego de no poder superar la barrera de su peso y ser despojado de una corona que nos llenó de orgullo. Sin embargo pese a quedar disminuido potencial y anímicamente desde el inicio del combate, vendió caro su revés ante un gran rival. ;
El "Finito" construyó su éxito en base a una izquierda que lanzó casi en forma inintirrumpida, mientras desvirtuaba cualquiera de los intentos del nica de ensayar sus acostumbradas combinaciones que lo catapultaron a la fama en el pasado reciente y que hasta cierto punto dejaron huellas indelebles en el rostro del azteca. ;

;
Si por la acumulación de heridas se juzgara al ganador, Alvarez habría salido avante. La cara de López quedó "persignada" por el feroz cańoneo de Rosendo, quien pese a la derrota demostró que no fue una casualidad su faena de marzo pasado en México, cuando logró acabar con el mito de invulnerabilidad del peleador azteca. ;
"Recibe mis condolencias por tu revés y el dolor que sufren los nicaragüenses tras el paso del huracán", le dijo al pinolero el ;
destacado periodista Jim Gray de la NBC... "Más dolido estoy yo por haberle fallado a mi país", ripostó Rosendo mientras intenta infructuosamente de retener lágrimas que se asomaron a sus ojos. ;

;
Los jueces que votaron en favor del "Finito" lo hicieron con la claridad suficiente como para no dejar espacio a dudas, pero lo mismo ocurrió con el filipino Silvestri Abainza, quien declaró ganador al pinolero 116-114, y eso abrió espacio a una polémica que debe persisitir mientras de encuentran pautas para el futuro. ;
Un Rosendo que no pudo bajar a 105 libras, descrito como débil y demacrado por los colegas que están en Las Vegas, hizo una gran esfuerzo por revertir los pronósticos que nunca le fueron favorables. Asi que no sería justo colocarlo en el paredón cuando fue evidente que desplegó su mejor esfuerzo en busca del éxito. ;

;
Sin embargo quedó claro que su preparación no fue la mejor y que las sospechas de algunas críticos tenían fundamento en cuanto al exceso de toneleje. Pero también no cabe duda de la calidad que posee y que posiblemente bien canalizada para próximas salidas, debe permitirle retornar al nivel que había eslacado en el boxeo. ;
El mexicano logró recuperar buena parte del crédito que perdió cuando fue enviado a la lona en marzo pasado. Pero a la vez demostró que más allá del talento y la fortaleza, la preparación es el factor decisivo en una batalla como la de ayer, donde están en juego no sólo el ego particular sino el prestigio de un país. ;
Lo esencial de ahora en adelante, es que el carácter de Rosendo será puesto a prueba... Su grandeza será reconocida si consigue retornar a los niveles del pasado después de tropezar ante el mejor púgil de las categorías pequeńas, cuya reputación ha sido construida a base de una consistencia sólo alterada por el nica. ;

;
Más allá de destruir a Alvarez, la afición y la crítica tenemos ante si, la misión de contribuir para la recuperación de Alvarez, un púgil que a base agallas y clase nos ha obligado a inclinar la admiración hacia él, en una etapa crítica desde todo punto de vista en nuestra sociendad.. Rosendo no nos defraudó pese a todo. ;