Nacional

"Golpe de Estado" a la Contraloría

* Dos sentencias que dejan sin valor probatorio documentos del ente fiscalizador * Nulidades FUTURISTAS y amparos que se vuelven sentencias absolutorias * Casos de Alfredo Mendieta y José Marenco

— —

La Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia se ha;
sumado a la guerra que el Ejecutivo tiene declarada contra la;
Contraloría General de la República y con dos resoluciones;
recientes, cuestionadas por juristas nicaragüenses no;
comprometidos con el gobierno, está dejando sin efecto todo un;
capítulo de la Constitución que consagra la autonomía de la;
Contraloría y sus trascendentales funciones en un estado;
signado en todas las encuestas como sumamente corrupto.;


La sala presidida por el Dr. Julio Ramón García Vílchez, bajo;
el pretexto de separar la PRESUNCION PENAL CONSTITUCIONAL que;
el Contralor tiene y las funciones jurisdiccionales, termina;
por eliminar como elemento de prueba en los juicios contra;
funcionarios públicos, las auditorías y sus resultados que la;
Contraloría practica.;


En efecto, la sala, en amparo interpuesto por el ex-ministro;
de Gobernación Alfredo Mendieta, se aparta en su resolución;
del ámbito administrativo de los amparos y saltándose;
instancias procesales judiciales, declara nulo lo que se haya;
dictado Y LO QUE SE DICTE EN EL FUTURO por los jueces y;
tribunales basados en las documentaciones de la Contraloría;
que sustenten su presunción penal garantizada por la;
Constitución de la República.;


Los juristas consultados dijeron que estaba bien que la Sala;
seńale a los jueces que las resoluciones deben dictarse como;
culminación de procesos que se lleven a cabo en sus juzgados,;
pero no inhibirlos de valorar como prueba la documentación que;
les llega de la Contraloría, más aún si nuestros jueces no;
disponen de mayores elementos investigativos para los delitos;
y que los procuradores siempre se coluden con los funcionarios;
denunciados.;


LA OTRA SENTENCIA;


En otra sentencia más reciente, la misma Sala de lo;
Constitucional presidida por García Vilchez, al amparar a José;
Marenco como Director de ENABAS en el sonado caso del arroz,;
convierte el amparo en un examen de las actuaciones de la;
Contraloría en materia de absoluta competencia de esta última.;


La Sala prácticamente emite una sentencia absolutoria de;
Marenco, en materia que no le compete, ya que a la Corte;
Suprmema sólo le ha dado pronunciarse sobre los derechos y;
garantías constitucionales violadas y no sobre irregularidades;
administrativas en el manejo de los fondos públicos que son de;
la esfera exclusiva de la Contraloría, a menos que lleguen a;
la Suprema como causas penales elevadas ante ese alto tribunal;
pasando por todas las instancias judiciales.;


En resumen, los juristas consultados manifestaron su;
preocupación por las actuaciones de esta Sala de la Corte;
Suprema, ya que en nada contribuyen a preservar la;
independencia y autonomía constitucional de una institución;
que está siendo bombardeada por el poder Ejecutivo,;
precisamente por ser su deber el fiscalizar el buen manejo de;
los recursos públicos.;


Los juristas consultados por END calificaron de golpe de;
estado a la Contraloría lo que hace la Sala de la Corte;
Suprema, con motivos inconfesables.;