Nacional

Demandan a Monseñor Rodrigo Urbina por injurias y calumnias

* Por retiros de cuenta cuyos fondos provienen del “Turno Seis de Diciembre”, de la lavada de la plata de la basílica menor, en El Viejo

EL VIEJO, CHINANDEGA
Monseñor Rodrigo Urbina Vivas, párroco de la Basílica Menor de El Viejo, es acusado por injurias y calumnias por Fernando José Tijerino Meléndez, de 52 años, administrador de empresas originario de este municipio.
En su escrito introducido la mañana del viernes ante el juzgado Local Penal de El Viejo, Tijerino Meléndez aseguró que “el doce de septiembre de 2000, Monseñor Urbina Vivas llamó a mi hermana María José Tijerino Meléndez, para que se hiciera cargo de la venta de comida, gaseosas y refrescos en la actividad conocida como “Turno Seis de Diciembre”, en la Lavada de la Plata de la Basílica Menor.
Añadió que los fondos son destinados para gastos de la iglesia, los cuales cuando se terminaba la actividad se entregaban al párroco, y por sugerencias de él se abrió una cuenta de ahorro mancomunada a nombre de Rodrigo Urbina Vivas y Fernando Tijerino Meléndez, en la sucursal del Banco de América Central Bac-Chinandega.
Expresó que de cada retiro hay soportes correspondientes y no pueden retirarse fondos sin la firma de uno o el otro.
Agregó que el 28 de agosto del corriente año a las 11:30 de la mañana el gerente del banco le manifestó que el padre Urbina Vivas lo visitó en su oficina sin presentar documento y que verbalmente le dijo que demandaría al banco por entregar dinero de la cuenta a Fernando José, quien le ha falsificado su firma.
“El gerente me manifestó que mostró al padre los documentos que el banco archiva y Urbina Vivas dijo que no era su firma y que el monto retirado sin su autorización ascendía a 20 mil córdobas. Di las explicaciones del caso, y a las siete de la noche de esa fecha, el padre Urbina Vivas también llamó al gerente para decirle que no procediera con la denuncia contra mí”, afirmó Tijerino Meléndez.
Manifestó que para demostrar que no había manejado mal la cuenta, el 30 de agosto presentó la documentación de los retiros de la cuenta con la firma de Urbina Vivas y el gerente quedó satisfecho.
“Con mi actitud dejé en claro mi gestión por la iglesia y la transparencia de mi trabajo para la misma, el 7 de enero de este año le entregué a Urbina Vivas un poco más de 17 mil córdobas, y me dijo que los depositaría y me daría el recibo, lo que no hizo, nunca ingresaron a la cuenta”, dijo.
Indicó que se mostró sorprendido por declaraciones brindadas a un medio de comunicación nacional, cuando el párroco aseguró que le falsificó la firma y extrajo sesenta mil córdobas de una cuenta de ahorro del Bac-Chinandega, por lo que solicitará al gerente realizar el debido proceso legal.

Incurre en calumnia e injuria
“Como se puede apreciar incurre en dos delitos, el primero de calumnia, porque está aseverando que he cometido delito de hurto y falsificación, y el segundo de injurias, puesto que lesiona mi imagen, reputación, honor y estima, poniéndome al ridículo, menosprecio y animadversión ante la sociedad viejana y nicaragüense”, afirmó.
El abogado de Fernando José Tijerino Meléndez afirmó que la acción realizada por Rodrigo Urbina Vivas, es sancionada por el código penal, por lo que solicitó a la juez Local Único de El Viejo admita la querella, ordene la apertura a juicio en contra de Urbina Vivas y se celebre audiencia inicial para darle trámite al proceso.
No fue posible conocer la versión de Monseñor Rodrigo Urbina Vivas, quien se encuentra en una gira en California, Estados Unidos.