Nacional

Capturan a presunto marero en Chinandega

* Ambos tenían antecedentes penales en El Salvador, y el que detuvieron en Occidente tenía una serie de tatuajes que utilizan los reos de las prisiones en Estados Unidos

Chinandega y NUEVA SEGOVIA

Como parte del plan integral para evitar el ingreso de mareros salvadoreños al país, después de la promulgación de ley antimaras en el vecino país, la Policía Nacional capturó al cuzcatleco Jairo Johaldo González Avilés, de 24 años, quien tiene diversos tipos de tatuajes en su cuerpo.
La captura ocurrió la mañana del jueves último en la Villa 15 de Julio, a 20 kilómetros al norte de la ciudad de Chinandega, y fue entregado por funcionarios de Auxilio Judicial a la Dirección General de Migración y Extranjería la tarde de ayer.
De acuerdo con registros migratorios, González Avilés, originario de Chalchuapa, departamento de Santa Ana, El Salvador, ingresó hace varias semanas de Costa Rica a Nicaragua, y está involucrado en un homicidio en su país.
Tiene en su cuerpo tatuajes en forma de espinas, un corazón, una calavera y los famosos tres puntos en una de sus manos, como prueba de que estuvo prisionero en una celda norteamericana.

Policía detiene a salvadoreña
Efectivos policiales detuvieron, además, a la salvadoreña Karina Beatriz Mercado Alvarenga, de 30 años, quien conforme a los archivos policiales fue apresada el año pasado en la misma comarca y expatriada a su país.
Migración y Extranjería tenía restringido el ingreso a Nicaragua de Mercado Alvarenga, quien iba en una bicicleta junto a González Avilés, hacia la comarca Rancherías, jurisdicción del municipio de Chinandega, antes de ser capturados en el reparto Bello Amanecer, de la Villa 15 de Julio.
La mujer defendió a Jairo Johaldo, argumentando que él se tatuó en Estados Unidos, no en El Salvador, y que no pertenece a ninguna mara del vecino país.
Añadió que en las fronteras de El Amatillo y El Guasaule no les solicitaron documentos, y que hay libre circulación en cumplimiento de los acuerdos CA-4.
Mientras tanto, en la delegación policial de Chinandega, Gloria Elena Flores, originaria de esta ciudad, dijo que viajó hace tres años a estudiar a El Salvador, donde se enamoró de Jairo Johaldo González Avilés, con quien se casaría en Nicaragua.
Una fuente policial considera que Flores, con su coartada, trata de proteger a González Avilés, quien tiene cuentas pendientes con la justicia salvadoreña.

Extreman medidas en frontera norte
La Policía de Nueva Segovia ha potenciado conjuntamente con el Ejército de Nicaragua la vigilancia por los 214 kilómetros que tiene este departamento con Honduras, a partir de la entrada en vigencia en El Salvador de la Ley antimaras, y que supone un desplazamiento de sus miembros hacia el resto de países centroamericanos.
El comisionado Pablo Ardón, vocero policial en este departamento, dijo que para poder controlar los más de 150 “pasos ciegos” a lo largo de la frontera, se apoyarán en los Comités de Prevención Social del Delito, CPSD, que integran civiles en las comarcas, así como en los progubernamentales CPC.

En Madriz capturan y deportan a uno
El vocero policial dijo que hasta la fecha no tienen información de movimientos sospechosos en la franja fronteriza que indique tránsito de pandilleros, sólo datos proporcionados por la Policía de Madriz, sobre la detención de una persona con antecedentes en el país cuzcatleco, en un bus que provenía del paso internacional El Espino, la que luego fue deportada.
El alto oficial dijo que la institución de seguridad pública dará seguimiento a nacionales que frecuentan con viajes El Salvador, con la finalidad de no permitir que salvatruchas vengan a alterar la paz en Nicaragua.
Añadió que mantienen coordinación con la Policía Internacional, Interpol, para la localización de circulados en otros países, y que se detecte su presencia en Nicaragua.