Nacional

Taiwan dona para bono y ALBA-Caruna lo presta

* Embajador de China-Taiwan dice que propuesta gubernamental del programa dice que ayudarán a todos los nicaragüenses y no sólo a los partidarios del FSLN

Carlos Larios

Doña María Esther Amador, de 39 años, originaria de la comunidad Las Flores, del departamento de Masaya, recibió un préstamo de 5 mil 200 córdobas que le hizo el gobierno del presidente Daniel Ortega, lo que se conoce como el “bono productivo alimenticio”, pero ella tendrá que pagarle a la microfinanciera Caja Rural Nacional, Caruna, a pesar de que parte de los fondos es alimentada por jugosas donaciones, como la otorgada el pasado miércoles por el gobierno de China-Taiwan.
El gobierno se ha dado a la tarea de realizar los préstamos por un monto de 2 mil 100 y 5 mil 200 córdobas.
Por la primera cifra entregan al “beneficiado” una vaca preñada, 18 gallinas, un gallo y plantas. Por el segundo monto dan una vaca y una cerda preñada, nueve gallinas, un gallo, 10 láminas de zinc, tres quintales de purina, malla, clavos, grapas y cemento.
Ambos préstamos tienen un período de gracia de seis meses, y luego el deudor empieza a pagar cuotas de 120 córdobas para el primero y 220 córdobas para el segundo, en un plazo de dos años.
Doña María dijo que en este sector han sido beneficiadas familias pobres. Ella asegura que su único partido es Dios, pero aceptó que su esposo es militante del Frente Sandinista.
“El pago se lo llevamos a Caruna, tenemos una organización con una directiva, tenemos un día en que recogemos el pago y vamos a dejarlo a la sucursal de Masaya”, explicó.

Problemas de pago
Aunque se le murió el cerdo que preñaba a las chanchas por la picadura de una coral, logró obtener 39 chanchitos, y hace tres meses se le murieron 24 gallinas, pero ya había logrado reproducirlas y obtener ingresos por los huevos que ha vendido.
A ella no le ha ido tan mal, pero a otros “beneficiarios” la suerte y la buena administración no los han acompañado.
“Es gente que han tenido problemas de distintas formas, pero allí vamos, a algunos se les han muerto las gallinas a otras las vacas, a veces las chanchas… hay gente que ha sido bastante irresponsables, pero bajo su responsabilidad tienen sus productos en sus casas. Nos atrasamos en ocasiones con el pago, porque usted sabe que la vida no es tan buena que digamos, pero he visto mejor economía”, consideró doña María.

Taiwan regala y Ortega lo presta
El miércoles recién pasado, el gobierno de China-Taiwan donó 950 mil dólares al gobierno de Nicaragua para dar 2 mil 828 bonos en cinco departamentos del país. El embajador de ese país, Chin Mu Wu, dijo que han dado casi 4 millones de dólares en cuatro años a Ortega para apoyo del “bono productivo alimentario”, pero que la mayor parte de los fondos para dicho programa los pone el gobierno nicaragüense.
Defensores de los derechos humanos, representantes de la sociedad civil y políticos de la oposición, han criticado el clientelismo político al momento en que el gobierno entrega “el beneficio”.
También han cuestionado la falta de transparencia con que se manejan dichos fondos, por lo que han exhortado a Ortega a registrarlos en el Presupuesto General de la República.
Mu Wu dijo que los técnicos de la embajada de China-Taiwan están presentes en algunos puntos donde se entrega el “bono productivo alimentario”, pero es imposible que estén en todas partes.
“Yo no creo que todas las familias (beneficiadas) sean sandinistas, de repente algunos son sandinistas, sinceramente yo no sabía de qué partido son ellos. Para nosotros nuestra cooperación no tiene que ver con partidos, no tiene color político, porque quisiéramos que nuestra cooperación beneficie a todo el pueblo, porque, ¿cómo vemos que ese proyecto sólo beneficia al partido de gobierno?”, se preguntó.
El diplomático reiteró que no tienen cómo comprobar que el gobierno beneficia únicamente a sus seguidores, pero que en la propuesta gubernamental indican que ayudarán a todos los nicaragüenses.
“Si nos hubieran dicho que la ayuda es sólo para una familia (afín) al partido, entonces no podemos aceptar”, finalizó.