Nacional

Bajo lluvia celebran a Virgen de La Merced


José Luis González

LEÓN

Bajo un torrencial aguacero y en medio de una multitud de feligreses, la imagen de Nuestra Señora de La Merced, patrona de los leoneses, salió del Santuario de la iglesia del mismo nombre, totalmente cubierta con una capa plástica, que protegía a la venerada imagen de la inclemencia de la naturaleza.
La procesión enrumbó su recorrido por el Centro Histórico a las 12 del mediodía, acompañada por estudiantes de las bandas musicales de colegios religiosos, bomberos y de la misma Policía. Era cargada en hombros por miembros de la hermandad católica.
A diferencia de años anteriores, la patrona de los leoneses pasó frente a la Basílica Catedral, y fue agasajada por centenares de feligreses que alzaban sus manos con pañuelos plancos y amarillos, hubo quema de pólvora y repiques de campanas.
“Fue una verdadera muestra de alegría, de fe, y un homenaje a Nuestra Madre de los Cielos”, expresó doña Isidora Martínez, de 65 años, una humilde vendedora de agua helada, férrea católica.
Durante el desarrollo de la solemne Eucaristía, en el Santuario La Merced, el Obispo de la Diócesis de León, monseñor César Bosco Vivas Robelo, felicitó a los leoneses por preservar una de tantas tradiciones religiosas.
“Estas fiestas gozan del respeto y de la admiración no sólo de los nicaragüenses, sino de miles de visitantes que contemplan el recorrido de una procesión en donde impera el orden, el respeto, la fe y el amor a Nuestra Señora de La Merced”, dijo el obispo.
Más de 230 miembros de la Policía fueron dispuestos por la institución del orden público, ayer, 24 de septiembre, para preservar el orden en las calles y en las avenidas de la ciudad.
La procesión recorrió alrededor de 40 manzanas, conformadas por barrios tradicionales que forman parte del Centro Histórico, y a pesar de la lluvia que azotó durante todo el día, la imagen retornó sin ningún inconveniente a su camerino, en horas de la noche.