Nacional

Hacienda ignora polémica por nueva Ley de Contrataciones

* Con todo y que ha sido temática de discusión durante las últimas dos semanas, a capacitados no les mencionaron una sola palabra

Luis Galeano

A pesar la polémica que ha causado el predictamen de la nueva Ley de Contrataciones del Estado en la Comisión Económica de la Asamblea Nacional, el Ministerio de Hacienda y Crédito Público, MHCP, se ha mostrado indiferente, ya que no ha hablado públicamente del tema, y ni siquiera a lo interno con sus empleados, a quienes capacitó recientemente sobre las compras públicas.
Una nota del Ministerio de Hacienda colgada en los sitios oficiales del gobierno, indica que el pasado 9 de septiembre en medio de las publicaciones que ha hecho EL NUEVO DIARIO, y el seguimiento que han dado varios medios, sobre la nueva ley, la Dirección de Contrataciones celebró un taller denominado “Adquisiciones de bienes y servicios para el Estado: una actividad sensible”, sin abordar lo relacionado con este asunto.
Félix Osorio, de la Unidad de Adquisiciones del MHCP, aseguró que el “taller les va a permitir conocer la administración de contratos que no sólo depende de una dirección, sino que se involucran otras dependencias; es todo un proceso que deben llevar dichos contratos, lo que permite dar a otros responsabilidades desde que inicia una causa hasta las especificaciones técnicas que son las que se plasman en el mismo”.
La nota del Ministerio de Hacienda indica que del 7 al 10 de septiembre unos 25 trabajadores del Ministerio de Hacienda y Crédito Público participan en el Seminario sobre la Aplicación de la “Ley 323: Ley de Contrataciones del Estado, Teoría y Casos Prácticos”, con el objetivo de reforzar conocimientos de acuerdo con dicha ley.

Las amenazas
Pero del polémico dictamen de la nueva ley, cuyo detalle ha señalado END, no se dijo nada. El documento borrador al que el BID y los sectores involucrados han propuesto que se le hagan cambios por considerarlo inviable, quita a la Contraloría la facultad de administrar las licitaciones públicas, exclusiones de procedimientos y contrataciones directas, y se la traslada a Hacienda, acomoda las posibilidades de contratar a familiares como oferentes, no regula a los entes autónomos cuando las acciones sean de su giro propio, y abre las puertas a una enorme cantidad de discrecionalidades que, en lugar de velar por la transparencia, facilitan el fraude y la malversación, con la incorporación de los llamados Contratos Marco.

Ni una palabra
En el taller que celebró Hacienda, participaron específicamente funcionarios que laboran en las oficinas de Adquisiciones, Administrativas Financieras y Asesoría Legal, porque son los que están involucrados directamente en los procesos de las compras públicas, es decir, quienes deberían debatir sobre los nuevos retos que establece el predictamen, pero ninguno de ellos tocó el tema.
“La administración de un contrato lleva varios procesos, y debe iniciar bien para que su final sea correcto. Al conocer la Ley 323 podremos realizar un mejor proceso de adquisición, y, por consiguiente, adquirir un mejor producto”, dijo Osorio, según reporta la nota oficial.