Nacional

Lluvia en Managua fue con tornado

* 43 viviendas afectadas por vientos huracanados que de pronto comenzaron a llevarse todo lo que encontraron a su paso en una serie de barrios capitalinos la noche del domingo * Defensa Civil atendió a 58 familias de zonas costeras del Lago de Managua, que continúa subiendo de nivel y los muertos siguen sumando

Luis Núñez Salmerón

Nuevamente Managua fue estremecida por la furia de la naturaleza, cuando el domingo un pequeño tornado destruyó tres casas y dañó más de una veintena de hogares y negocios, ubicados en los barrios Los Ángeles Norte, Campo Bruce y Ciudad Jardín, según el último reporte de la Defensa Civil.
“En Managua tuvimos dos fenómenos, uno fue la anegación del lago de Managua, que golpeó los barrios “Alfredo Silva” y los Bajos de Acahualinca, donde fueron atendidas 58 familias. De ellas, 44 familias accedieron a trasladarse a un albergue temporal. También atendimos la situación de los vientos, que dañaron los techos de 43 viviendas en Campo Bruce, Los Ángeles y Ciudad Jardín. Hubo tres casas destruidas”, informó el coronel Néstor Solís González, jefe de la Defensa Civil de la capital.
Defensa Civil también reportó una muerte más por las lluvias. Esta vez en el municipio de Diriomo, Granada, donde la noche del domingo la corriente arrastró a Álvaro Francisco Aguirre Gaitán, de 19 años, quien lamentablemente no tuvo la pericia para escapar de las aguas.
La tragedia se produjo a eso de las 8:30 de la noche, cuando la víctima y un acompañante se movilizaban a bordo de una motocicleta, pero al pasar por el sector de “El Patacón”, no pudieron atravesar la fuerte corriente, originada por el aguacero que cayó sobre el departamento.
El jefe de la Defensa Civil de Managua informó que también hubo fuertes daños en Teustepe, municipio de Boaco, Ciudad Sandino, Tipitapa y Malacatoya.

Techos arrancados
En Managua, según Defensa Civil, hubo daños en 14 barrios de los siete distritos de la capital. Uno de ellos fue Los Ángeles. Los vecinos del mismo no salían de su asombro por la magnitud de los daños que provocó el tornado, que en ese barrio dejó 21 casas sin techo.
“Fue de repente, pues primero fue una brisa suave y después la lluvia y el viento”, aseguró Luis Téllez, afectado por el ventarrón, quien explicó que por la noche llegaron miembros de la Defensa Civil, de los Bomberos, el secretario general de la Alcaldía de Managua, Fidel Moreno, y la Cruz Roja. Pese a los cuantiosos daños, no se reportaron lesionados.
Emilio Jiménez, habitante del barrio, narró que a eso de las siete de la noche comenzó a llover, y después se escuchó un fuerte estruendo que movió el techo de la casa. La familia estaba viendo televisión, cuando de pronto vieron cómo se desprendían las láminas de zinc.
Enfrente, un árbol se vino abajo y cayó sobre una de las casas, sin provocar heridos, sin embargo, la destrucción es evidente.
Walter Pravia, habitante de la casa destruida, narra todavía impactado por la destrucción y por lo cerca que estuvo de una tragedia, que el árbol se vino abajo por el fuerte viento. “Fue un huracán”.
Al otro lado, la empresa de perlines Inpersa, prácticamente quedó destruida por el tornado, y parte de sus costados y techo se vinieron abajo.
“Es la primera vez que ocurre algo así”, destacaron los pobladores, quienes demandaron apoyo de las autoridades, dado que según los pronósticos del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales, Ineter, las lluvias continuarán en todo el país.
Sidar Rivera, Gerente de Ventas de Inpersa, señaló que los daños a la estructura se calculan en más de 100,000 dólares, sin incluir el material de construcción que se arruinó.
“Dentro de la bodega había varias grúas de diez toneladas cada una, y el ventarrón las agarró como papel y cayeron en perlines y en otros materiales. Esperamos tener arreglado en por lo menos un mes”, refirió.

Daños a la producción
Productores y especialistas de cultivos de musáceas señalaron a EL NUEVO DIARIO que las constantes lluvias que se están precipitando sobre el departamento de Rivas afectarán los cultivos de caña de azúcar y de plátanos.
El productor de plátanos Rodolfo Ampié vaticinó que las lluvias de septiembre y de octubre mantendrán los suelos con niveles altos de humedad, provocando que los cultivos de plátano y de caña de azúcar se estresen y faciliten el desarrollo de enfermedades.
Lago de Managua, “bomba de tiempo”
El Lago de Managua se ha convertido en un peligro latente para quienes habitan en sus orillas. El fin de semana, 12 de 48 familias que viven en el pequeño asentamiento Bella Vista, en Ciudad Sandino, decidieron autoevacuarse para evitar desgracias mayores.
“Le pedimos a la alcaldesa que nos dé solución y que nos ubique en una zona de menos riesgo. No pedimos casas, que nos den los terrenos y al menos podremos estar más seguros”, aseveró Ana Vargas, una de las afectadas.

(Con colaboración de Jessie Ampié, Ingrid Duarte, Lésber Quintero y Alejandro Sánchez)