Nacional

Echan a la de Unicef

* Le pidieron a la representante del organismo de Naciones Unidas, “que se fuera de inmediato” * Vocería de Unicef dice que “pidió traslado y su salida es coincidencia” * Confidencial solicitó entrevista, pero ella ya se encuentra en República Dominicana “después de despedirse de sus amigos”

Carlos Salinas Maldonado /Confidencial

El Gobierno exigió la salida del país de María Jesús Conde, representante en Nicaragua del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), en respuesta a unas declaraciones brindadas por la funcionaria a la agencia española EFE, en las que advertía sobre el incremento de las muertes neonatales en el país. La información enfureció a la Administración de Ortega, que la desmintió y exigió una aclaración al organismo de la ONU. Conde dejará Nicaragua la próxima semana, confirmaron a Confidencial ejecutivos de comunicación de Unicef.
Conde, funcionaria de origen español que presentó sus credenciales en el país el 10 de septiembre de 2008, afirmó en una entrevista con EFE, que en Nicaragua “ha habido un crecimiento” de la mortalidad neonatal. “Hemos pasado, lamentablemente, de 15 a 16 fallecidos” por cada mil nacimientos, afirmó Conde, según publicó EFE.
La nota de la agencia, reproducida en los diarios nacionales, agregaba que los niveles de mortalidad están asociados “exclusivamente a la calidad de la atención médica sanitaria”. Conde explicó: “No tiene nada que ver con los hábitos, ni con la alimentación, ni con nada relacionado con la familia”. Ese incremento, concluyó la funcionaria citada por EFE, pone en riesgo el cumplimiento de las metas del Milenio por parte del Gobierno nicaragüense.

Gobierno enfurecido
Las declaraciones de la representante de Unicef levantaron ampollas en el Gobierno, que a través del secretario de la Presidencia, Paul Oquist, exigió una rectificación por parte del organismo de Naciones Unidas. El 2 de septiembre Unicef publicó un comunicado en el que acusaba a EFE de tergiversar las declaraciones de Conde, a la vez que afirmaba que “ningún funcionario de la organización ha realizado ninguna valoración en el sentido de que Nicaragua estuviese alejándose del logro de las Metas de Desarrollo del Milenio”. La nota explicaba que los datos mencionados por Conde al período 2001-2007, es decir, antes del Gobierno del presidente Daniel Ortega.
“Unicef aprovecha la oportunidad para reconocer los esfuerzos que el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional viene realizando por universalizar las políticas a favor de la infancia en el marco del Sistema de Bienestar Social, que esta organización apoya técnica y financieramente. Asimismo, quiere expresar que, lejos de apartarse del logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, los avances realizados por Nicaragua en los últimos años son altamente significativos”, afirmaba la nota de la organización.
En una entrevista concedida al portal oficialista el 19 Digital, la funcionaria de Unicef declaró: “Hubo una manipulación, una interpretación incorrecta de lo que hemos hablado en el contexto de una conversación mucho más amplia sobre el objetivo del Desarrollo del Milenio. En los últimos años, como he reiterado, ha habido avance en la protección de la infancia, en las mejoras de las condiciones, en la lucha contra la pobreza”, dijo la funcionaria.

“Salida inmediata”
Al Gobierno, sin embargo, no le bastó con las aclaraciones de Unicef, por lo que habría exigido la “salida inmediata y sin hacer ruido” de la funcionaria de alto nivel, reveló a Confidencial una fuente diplomática. Al brindar un criterio sobre la situación de la niñez que contrasta con el discurso oficial, la representante de Unicef pasó a ser “non grata” para la Administración de Ortega, indicó la fuente.
Confidencial llamó al secretario de la Presidencia, Paul Oquist, para conocer la versión oficial del incidente, pero el funcionario rechazó dar declaraciones. "No soy el vocero autorizado para hablar de eso. No me meto en el tema que maneja otra gente. El canal es el encargado de la cooperación externa. Hable con Valdrack Jaentschke”, dijo Oquist.
Fuentes diplomáticas consultadas por Confidencial revelaron que Conde recibió fuertes presiones y hasta amenazas del Gobierno para que deje el país. “Le han dicho que se vaya lo más pronto posible”, dijeron.

Se va para República Dominicana
Olga Moraga, ejecutiva de comunicación que trabaja con Unicef, confirmó a Confidencial que Conde dejará el país la próxima semana, rumbo a República Dominicana, donde ocupará un cargo de representación. Moraga dijo que la salida de la funcionaria no tiene que ver con presiones por parte del Ejecutivo. “Ella había aplicado a un puesto de representación en República Dominica y le habían confirmado”, dijo Moraga. “Eso coincide con esta situación”, agregó.
Confidencial gestionó con Moraga una entrevista con Conde, pero la ejecutiva dijo que la funcionaria ya no está en las oficinas de Unicef. “Se tomó una semana de vacaciones para despedirse de sus amigos”, dijo.
Al plantearle la información sobre la expulsión y el temor de Conde, Moraga afirmó: “No tiene por qué tener miedo, este no es un asunto personal. Lo que se ha hecho no es para tener pánico. Lo que ella ha hecho es defender los derechos de la niñez y de la adolescencia, que es el trabajo de Unicef”.
Confidencial solicitó una entrevista con el representante del PNUD y coordinador de Naciones Unidas, Pablo Mandeville, pero en su despacho respondieron que se encuentra fuera del país.