Nacional

OEA “acusa golpe”

* Señalan que amenazas de Roberto Rivas y actuación del gobierno contra funcionario extranjero no es ninguna coincidencia * Rivas Reyes, funcionario de facto del CSE, al parecer tiene misión de adelantar el rechazo a toda observación electoral en 2011, dice presidente de Hagamos Democracia

La directora del departamento de prensa de la Organización de Estados Americanos, OEA, Patricia Esquenazi, reveló ayer vía correo electrónico que la OEA se encuentra en “conversaciones” con la Cancillería de Nicaragua, pero que “por razones de respeto a los involucrados (la información) se mantendrán en reserva”, en alusión a la solicitud que hizo el Gobierno de Nicaragua, de retirar del país al representante de ese organismos, Pedro Vuskovic.
El mensaje también informa que “por ahora no habrá referencia pública sobre ese tema”. EL NUEVO DIARIO intentó hablar con el Secretario General de la OEA, José Miguel Insulza, pero éste dejó claro que no ofrece entrevistas por teléfono.
En Nicaragua, dicha medida agrava aún más la desconfianza en el gobierno orteguista, de cara a las próximas elecciones nacionales de 2011. Sus opositores políticos afirman que el objetivo del presidente Daniel Ortega es evitar la observación electoral internacional, e incluso el diputado de la Alianza Liberal Nicaragüense, ALN, Ramiro Silva, consideró ayer que es “muy peligroso” el mensaje que se trasmite, porque “la OEA es garante de transparencia en los procesos electorales”.
La solicitud del Ejecutivo se dio a conocer el viernes pasado, dos días después de que el magistrado de facto del Consejo Supremo Electoral, CSE, Roberto Rivas Reyes --quien es muy cercano y afín al gobierno orteguista--, manifestó que si de él dependiera, expulsaría a todos los embajadores que “dejan mucho que desear en Nicaragua”, “porque ofrecen opiniones que obstaculizan el proceso electoral”.
“Si de mi parte fuera, los pondría en el aeropuerto y les diría: señor embajador, nos vemos”, dijo Rivas el miércoles pasado, en declaraciones ofrecidas a un medio de televisión local.
La medida del gobierno fue revelada a través de una nota publicada en el portal oficial “El 19”, donde se explica que a través del embajador nicaragüense en la OEA, Denis Moncada, “el Gobierno de Nicaragua demandó al secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, el retiro inmediato del representante de ese organismo en nuestro país, Pedro Vuskovic, por su reiterada política injerencista”.
Proyectan más abandono de inversión y de cooperación
El diputado Silva expresó que no es saludable para el país la actuación del gobierno, porque implica más abandono de la inversión y de la cooperación internacional.
“Yo le haría un llamado al presidente Daniel Ortega para que no siga cometiendo esas arbitrariedades contra esas personas de organismos internacionales, que vienen aquí para apoyar, defender los derechos humanos y la democracia”, dijo el diputado de la ALN, que se encontraba ayer en el barrio Waspam, en el Distrito VI de Managua, entregando medicamentos y ofreciendo atención médica con el diputado y médico Alan Rivera.
Por su parte, al presidente de Hagamos Democracia, Roberto Bendaña McEwan, le parece “mucha coincidencia” el hecho de que el Ejecutivo solicite el retiro del representante de la OEA, a la vez que Roberto Rivas, un par de días antes, habló de limitar la participación de los observadores electorales internaciones.
En ese sentido, Bendaña considera que las decisiones del gobierno son un “retroceso” y una “violación a los derechos ciudadanos”.
El representante de Hagamos Democracia también aseguró que su organismo seguirá denunciando ante los organismo internacionales las arbitrariedades del gobierno orteguista, y exigiendo la observación nacional e internacional, porque no permitirán que en 2011 se repitan las irregularidades que ocurrieron en las elecciones municipales del 9 de noviembre de 2008, cuando la oposición política y sectores sociales de la población denunciaron lo que llaman “el fraude mejor documentado de la historia del país”.