Nacional

Juez dicta país por cárcel a gerente de Coca Cola


Ernesto García

El gerente comercial de Coca Cola en Nicaragua, el costarricense Francisco Rojas Arias, tiene desde ayer el país por cárcel, por una orden del juez Quinto Local Penal de Managua, Walter William Vargas.
La retención migratoria para Rojas fue ordenada por el judicial, tras admitir la acusación presentada por el abogado César Villalta, quien le imputa al funcionario de la compañía multinacional, la autoría del delito de fraude simulado, porque supuestamente no le quieren pagar una suma en honorarios.
El juez Vargas también le impuso una caución económica de 400 mil córdobas a Rojas, los que deberá depositar en una cuenta de la Corte Suprema de Justicia, en un plazo de 72 horas contados a partir del próximo 20 de septiembre.
Durante el período que transcurra hasta antes de la fecha del juicio, programado para el próximo 30 de septiembre, Rojas deberá presentarse dos veces por semana a firmar en la Oficina de Control de Procesados.
El abogado defensor, Noel Vidaurre, quien paradójicamente es ofrecido como testigo por la parte acusadora, pidió al juez revertir la presentación periódica impuesta a Rojas, alegando que éste por razones de su cargo, debe salir en los próximos dos días.
Vidaurre también reclamó por el monto en que fue fijada la caución económica, la que consideró desproporcionada, pero el judicial mantuvo firme su decisión.

La acusación
En la acusación, el abogado Villalta señaló al funcionario de la Coca Cola de haberlo engañado durante ocho meses simulando reuniones y consultas con sus superiores, con los que supuestamente gestionaría el pago de sus honorarios.
La relación entre el abogado Villalta y esa empresa comenzó en 2000 y concluyó en 2005, tiempo en el cual el litigante representó a la Coca Cola en dos juicios civiles en Managua y en Matagalpa, que asegura haber ganado a favor de esta compañía.
El abogado, al tasar sus honorarios con Coca Cola, representada entonces por Eduardo Gómez Acosta, estableció que los mismos le serían pagados con el 60 por ciento de lo que lo recuperara a favor de esa compañía.
Los procesos judicial donde la Coca Cola salió victoriosa y en los que recuperó una propiedad en Matagalpa valorada en 4 millones 973 mil 361 córdobas, concluyeron en agosto de 2005, refiere la parte acusadora.
Villalta, quien se representa a sí mismo en el juicio, señaló que a partir de 2007 procedió a cobrar sus honorarios a la mencionada compañía, sin obtener repuesta.
Villalta ofrece como testigo a Vidaurre, porque éste supuestamente lo llamó desde un teléfono celular el 1 de febrero de 2009, indicándole que se abstuviera de hacer gestiones en representación de la Coca Cola.
Pero para esa fecha, según Villalta, los procesos judiciales a los que supuestamente Vidaurre le hizo referencia, “eran cosa juzgada a favor de la Coca Cola”.
Durante la audiencia inicial con características de preliminar, el abogado Noel Vidaurre alegó que la embotelladora Coca Cola no le debe honorarios a Villalta, porque la propiedad nunca fue recuperada por su representado.

Posición Oficial de Inarsa:
“Al parecer, este caso se refiere al cobro de honorarios supuestamente adeudados al abogado César Villalta, por lo que en todo caso se trata de un tema de índole civil. Es por esto que no entendemos que se tramite desde la vía penal. Por respeto a los Tribunales de Justicia, al ser un caso en trámite, y al no conocer los detalles de la causa, no podemos hacer mayor referencia al mismo”, afirmó Arturo Campos Aragón, Director de Asuntos Corporativos de Industria Nacional de Refrescos S.A.