Nacional

Sigue en prisión acusada de trata de personas


Róger Olivas

CHINANDEGA

Durante la audiencia inicial, la jueza Primero de Audiencias de Chinandega, Rosario Ibarra Padilla, mantuvo prisión preventiva contra Hellen Patricia Morales Sotelo, de 31 años, originaria de Tipitapa, por el delito de trata de personas en la modalidad internacional con fines de explotación sexual.
La jueza Ibarra Padilla fijó para las ocho de la mañana del 14 de octubre del corriente año, el inicio del jurado oral y público de Morales Sotelo, en el Juzgado Primero de Distrito Penal a cargo de Rosa Velia Baca Cardoza.
La acusación de la Unidad Especializada Anticorrupción y contra el Crimen Organizado, reveló que Morales Sotelo, con engaño, intentó trasladar hacia México a una joven de 19 años, también originaria de Tipitapa, para trabajar en un cafetín donde ganaría buen salario.
El 21 de agosto, la acusada le dijo a la joven que tenía una amiga llamada “Yami”, quien a su vez tenía una hermana de nombre Karla, que vivía en México, la que presuntamente le daría trabajo porque estaba contratando a muchachas.
La oferta laboral consistía en que trabajaría como mesera en el supuesto cafetín donde también funciona un bar, y que si en determinado momento los clientes querían sostener relaciones sexuales, entonces bien podía tenerlas y ganar buen dinero.
De acuerdo con la acusación, Morales Sotelo le preguntó a la víctima si conocía a otras jóvenes que desearan trabajar en México, debido a que Karla tenía muchos empleos.
La muchacha le dijo que tenía una prima que podía estar interesada en la propuesta. La acusada expresó a las muchachas que cada una obtendría 70 dólares en concepto de transporte y comida hacia la frontera de México, donde las esperaría el cuñado de “Yami”, en una camioneta para trasladarlas al negocio en un sitio llamado “Tokun”.

Capturada en el puesto fronterizo El Guasaule
Al recibir una denuncia por parte del padre de la joven de 19 años, el Distrito 8 de Tipitapa coordinó con la Policía de Chinandega, quien alertó a sus oficiales en la frontera de El Guasaule donde retuvieron el bus de excursiones “El Rey de Reyes”, que viaja hacia Guatemala, donde capturaron a Morales Sotelo, pero “Yami”, logró escapar.
El progenitor dijo que la mujer que se quería llevar a su hija es una vecina, que constituye peligro debido a que es traficante de jóvenes para prostituirlas en México, pero por fortuna se encuentra tras las rejas.