Nacional

Delito: Oír a Boschi

* Cancillería citó a Pedro Vuskovic, inmediatamente después que recibió al misionero italiano despojado de la nacionalidad nicaragüense * Reunión se rodeó de misterio; Santos no dio ninguna información, pero luego apareció en portales orteguistas que delegado Denis Moncada había hecho el requerimiento en Washington

El gobierno solicitó ayer en Washington el retiro del representante de la Organización de Estados Americanos (OEA) en Managua, Pedro Vuskovic, quien por la mañana se reunió con el misionero católico, Alberto Boschi, a quien según fuentes extraoficiales le prometió transmitir su denuncia a la sede del organismo en la capital estadounidense.
Luego del encuentro con Boschi, Vuskovic fue citado a la Cancillería con carácter de urgencia, y al rozar la noche el portal oficial El 19 publicó una nota de “última hora” en la que de manera escueta informan sobre esta maniobra en política exterior.
“A través de nuestro embajador en la OEA, compañero Denis Moncada, el Gobierno de Nicaragua demandó al secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, el retiro inmediato del representante de ese organismo en nuestro país, Pedro Vuskovic, por su reiterada política injerencista”, dice la nota.
EL NUEVO DIARIO consultó al canciller Samuel Santos para conocer las razones de la citatoria, pero se excusó de no hablar aduciendo que estaba ocupado. Una hora después se le hicieron dos llamadas más, pero su celular aparecía como apagado o fuera de área.

Boschi expuso su calvario
Boschi le expuso a Vuskovic la situación que atraviesa, luego de que el pasado 23 de junio, horas después de arribar al país de su natal Italia, fue despojado de la nacionalidad nicaragüense. El misionero huyó a finales de 2008 a Italia porque fue condenado a dos años de prisión y 100 días multa en un juicio calificado como viciado.
Ahora Boschi exige la restitución de la nacionalidad nicaragüenses y espera que el Tribunal de Apelaciones de Managua responda sobre un recurso de amparo que introdujo la semana pasada, en el cual pide la revocación del rechazo del presidente Daniel Ortega a restituirle dicho estatus.
Fuentes extraoficiales señalaron que en el encuentro de ayer por la mañana, Vuskovic fue “muy receptivo” ante la denuncia de Boschi, y que prometió transmitir la recepción del caso a la sede de la OEA en Washington. El misionero católico fue acompañado por su abogado, Alberto Novoa, y por el diputado del Movimiento Renovador Sandinista, MRS, Víctor Hugo Tinoco.
Antes de entrar a la reunión con el representante de la OEA, Boschi expresó que teme que el 23 de septiembre sea expulsado con violencia del país. “No sé si Migración me va a renovar la visa o me van a sacar, pueden llegar los antimotines en la madrugada a sacarme, yo no quiero violencia de ningún tipo y no sé que intención tienen”, dijo.