Nacional

Declara hija de dueña del bus quemado en Guatemala

* Dice que su madre le afirmó que los criminales escoltaron el bus en cuatro vehículos desde que entraron a territorio guatemalteco, y que los obligaron a cambiar la ruta

Ernesto García

Llena de nostalgia y sollozando por algunos momentos, Migdalia Reyes recordó los últimos momentos que estuvo al lado de su mamá, Martha Reyes Castro, en noviembre de 2008, días antes de que la asesinaran junto a otros 15 nicaragüenses y a un holandés en Guatemala.
Martha Reyes Castro era la dueña del bus donde iban los infortunados viajeros, cuyos cuerpos fueron quemados por los criminales dentro de la unidad de transporte.
Al declarar ante la jueza Segundo Distrito Penal de Juicio de Managua, Adela Cardoza, quien le tomó declaración en calidad de ofendida, Migdalia Reyes reveló que desde que el autobús entró a territorio guatemalteco fue escoltado por cuatro vehículos donde se movilizaban los criminales.
Migdalia logró comunicarse con su mamá antes de que los asesinaran, y ella le reveló que los sujetos los obligaron a desviarse de la ruta original, según se desprende del relato brindado a la judicial.
Aparentemente, Martha Reyes presentía lo peor, pues a diferencia de las otras veces que viajó a ese país, en esa ocasión se despidió llorando de su nieta de dos años, y le dijo: “Si me pasa algo, te voy a venir a traer”, mientras a Migdalia le pedía cuidar de sus hermanos menores, reveló la declarante.
Reyes aclaró que su mamá sólo era la dueña del autobús, el cual había comprado dos meses antes de la tragedia, porque el promotor de la excursión era José Abraham Paiz Vega, quien también figura entre los 16 nicaragüenses asesinados.
La jueza Adela Cardoza explicó que la declaración de Migdalia Reyes será enviada como prueba ante el tribunal correspondiente, donde mañana inicia el proceso contra dos de los implicados en la matanza.