Nacional

Rechazan recurso contra cobro industrial de agua


Martha Vasquez

Los magistrados orteguistas de la Corte Suprema de Justicia resolvieron en Corte Plena hechiza, rechazar, mediante la sentencia número 4, los recursos por inconstitucionalidad presentados contra el Decreto 20-2008, que regula el cobro por la extracción de agua subterránea con fines comerciales.
Con esta sentencia, las empresas que tienen pozos privados para la extracción de agua con fines comerciales tendrán que pagar 12 córdobas por metro cúbico de agua extraída, a la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados (Enacal), como lo manda el Decreto Presidencial 20-2008, “Cobro para coadyuvar con la conservación y protección de los acuíferos”, emitido el 5 de mayo de 2008.
Los recursos por inconstitucionalidad contra dicho decreto fueron interpuestos en julio de 2008 por Julio Cárdenas Robleto, Gerente de Kola Shaler; Ana Cecilia Vega Jackson, entonces representante de la Cámara de Industrias de Nicaragua (Cadin), y Aura Robleto Gallo.

Decreto viola Constitución
Los afectados interpusieron el recurso por inconstitucionalidad en contra del presidente Daniel Ortega, por ser responsable directo del decreto, y de Ruth Herrera, entonces presidenta de la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados (Enacal), quien estaba efectuando los cobros.
En dicho recurso, los afectados argumentaron que recurren por inconstitucionalidad porque el decreto fue dictado por el Poder Ejecutivo, que no tiene la facultad de hacer ese tipo de cobros, pues es función del Legislativo, según los artículos 114 y 115 constitucionales, que consagran como reserva de ley, la exclusividad de la Asamblea Nacional de crear, aprobar, modificar o suprimir tributos a través de ley.
Es decir, que cualquier cobro de tributos (impuestos, tasas o contribuciones especiales), independientemente de su naturaleza, debe ser aprobado a través de ley por el Poder Legislativo, con los trámites y procedimientos jurídicos establecidos.
Además, viola la Ley General de Aguas Nacionales, vigente desde 2007, que expresamente dice en sus artículos 87 y 88, que cualquier canon por el uso y aprovechamiento del agua se aprobará mediante ley por la Asamblea Nacional.

“Agua es materia prima”
Sin embargo, los magistrados integrados en Corte Plena incompleta (seis magistrados y dos ex magistrados) resolvieron no ha lugar al recurso, y argumentaron en la sentencia que “el Presidente de la República promulgó el referido decreto administrativo de conformidad con las atribuciones que le establece la Constitución Política, referente a dictar decretos ejecutivos en materia administrativa”.
Además, “el Decreto 20-2008 no crea un nuevo tributo, sino que es el cobro de un servicio. También argumenta que “los destinatarios de este cobro son empresas que utilizan grandes cantidades de agua para sus procesos productivos… utilizan el agua como materia prima, y, en conclusión, les genera ganancias a sus empresas”.
La sentencia fue firmada el 6 de agosto del año en curso por los magistrados orteguistas Francisco Rosales, Marvin Aguilar, Yadira Centeno, Juana Méndez, Alba Luz Ramos, Ligia Molina, y los doctores Rafael Solís y Armengol Cuadra, y notificada a las partes el pasado 11 de agosto.

Empresarios: “Recurso no es mío”
La sentencia número cuatro carece de nueve firmas de magistrados constitucionalmente electos como manda la Ley Orgánica del Poder Judicial, y vulnera el principio de legalidad; y puede ser recurrida de nulidad perpetua, pero los afectados hasta ahora no han reaccionado jurídicamente.
La Cámara de Industria de Nicaragua dijo a través de la oficina de Relaciones Públicas, que ese recurso fue interpuesto a título personal por la señora Ana Cecilia Vega Jackson, quien ya no laboraba en Cadin, y que los directores ejecutivos Alfredo Marín y Cristian Paguaga, están fuera del país.
Además, “el recurso que interpusieron, a título de Cadin, no ha sido notificado”, expresó Karen López, de Relaciones Públicas.
Mientras que en la empresa Kola Shaler dijeron que Julio Cárdenas Robleto no estaba disponible, y que posiblemente hoy daría a conocer su posición respecto a la sentencia.