Nacional

Aminta confirma el secuestro y “Los Zetas” mantienen presión

* Padre del joven secuestrado ha recibido varias llamadas desde diferentes números telefónicos y de US$10,000 se le han rebajado hasta US$4,000 para liberarlo * En la última llamada, el sujeto le aseguró que la próxima vez que hablaran le daría pruebas de que su hijo está vivo

Managua y Chinandega

La primera comisionada Aminta Granera, jefa de la Policía Nacional, confirmó ayer que ya se han coordinado con los agentes de seguridad de México y la Policía Internacional (Interpol) para conocer el paradero de un joven de origen chinandegano que, aparentemente, fue secuestrado por el Cártel de “Los Zetas”, mientras el padre de la víctima aseguró que los criminales han continuado llamándolo para conseguir el dinero de la extorsión.
La madrastra del joven afirmó que el viernes de la semana pasada recibió una llamada telefónica de parte de integrantes del grupo conocido como “Los Zetas”, quienes le exigieron US$10,000 por la liberación del muchacho.
“Nosotros recibimos en Chinandega una denuncia de la mamá de este joven, de que había recibido una llamada de México, en la que le decían que había sido secuestrado en México. Nosotros estamos haciendo coordinaciones con la Interpol, con la Policía Federal de México, pero no tenemos en este momento avances que podamos hacer públicos”, aseveró Granera en el marco del ascenso en grados de los oficiales de las diferentes áreas de esta institución.

Con acento mexicano
La madrastra del joven, quien solicitó el anonimato por razones obvias, dijo que su vástago salió en julio con destino a México para intentar cruzar la frontera con Estados Unidos, lo que resultó infructuoso.
La jefa policial expresó desconocer desde qué fecha pudo haber sido secuestrado, pero que todo indica que los victimarios son mexicanos.
“No sabemos cuándo pudo haberse dado el secuestro. Sabemos que la voz que llamó a la señora era con acento mexicano y que le decían que estaba secuestrado en México. Estamos trabajando, pero ese tipo de información no se puede dar hasta haber finalizado la investigación”, señaló la primera comisionada, en relación con el rastreo de la llamada que recibió la madre de la víctima.
“No sabemos nada de su destino. Si hay personas desaparecidas es necesario que se acerquen a dar información para que las autoridades correspondientes investiguen, sólo así podremos recuperar a nuestros seres queridos vivos o muertos”, indicó la madrastra del joven.

“Los Zetas” volvieron a llamar
El padre del joven secuestrado reveló que a las diez de la mañana del martes, mientras se encontraba en la delegación policial de Chinandega, un sujeto con acento mexicano que se identificó como miembro de “Los Zetas”, volvió a llamarlo por teléfono para exigirle los US$10,000 a cambio de la liberación de su hijo.
El afligido padre, quien es jubilado, expresó que el sujeto con tono bajo le preguntó si había reunido el dinero, y que él le respondió que no, porque era de escasos recursos. “Ándele, échele un poquito, por lo menos unos US$4,000 para liberar a su hijo”, expresó que le aseguró el individuo.

Darán pruebas de que está vivo
Añadió que antes de cortar la comunicación, el integrante de los “Zetas” le aseguró que hoy (ayer) a las tres de la tarde se comunicará con su hijo para confirmar que está vivo.
“Ese mismo hombre, desde distintos números que están grabados en mi celular, me llamó cuatro veces el viernes, el domingo y ayer miércoles. No tengo dinero para darles, soy muy pobre, recibí una pensión bien baja de parte del Seguro Social”, afirmó.
Presume que los secuestradores consiguieron su número de celular en los documentos que llevaba su hijo, que incluyen el pasaporte.
Expresó que junto a familiares está en permanente oración a Dios, para que su hijo regrese con vida a casa, lo cual dependerá, según él, de la disposición de las autoridades correspondientes para localizarlo.

Recuerdan masacre en Guatemala
La jefa policial se refirió a los peligros que acechan a los connacionales en otros países, y recordó la masacre de que fueron víctimas otros nicaragüenses en Guatemala a manos de las peligrosas maras.
“Ya ustedes vieron a los nicaragüenses que en Guatemala fueron duramente golpeados, en México no nos cabe la menor duda que también, lo importante son los esfuerzos que se hacen de forma conjunta en la región, pero aquí en el territorio nacional dichosamente no estamos sufriendo ese tipo de problemas”, indicó Granera, quien agregó que ampliarán la información en los próximos días.
Los familiares solicitaron a las autoridades competentes actuar lo más pronto posible para salvar la vida del muchacho.