Nacional

“Intolerancia, demencia y un fuego peligroso”


Rafael Lara

¿Qué sentimientos embargarían a los cristianos si representantes de otra religión quemaran la Biblia? Pues eso es lo que ocurre con los islamistas, sobre cuyo libro sagrado, el Corán, pende una amenaza de prenderle fuego por parte de una iglesia protestante de la Florida, en conmemoración del noveno aniversario del ataque a las torres gemelas, en Nueva York.
Fahmi M. Hassan, Presidente de la Asociación Cultural Nicaragüense Islámica, indicó que tal demostración del pastor Ferry Jones, quien aboga por una jornada internacional de quemas del Corán, puede causar mucho daño a las delicadas relaciones del mundo musulmán, en especial con los Estados Unidos, donde el gobierno del presidente Barack Obama y diversos sectores que incluyen al Vaticano, también se han opuesto a tal acción.

Una región respetuosa
“Considero que este hombre está mal de la cabeza, es un acto provocativo. Incluso el mundo musulmán no se atreve a hacer quemas de la Biblia, porque al igual que el Corán, es un libro sagrado, siendo que ambos se basan en los mismos principios. El Islam es una religión respetuosa y de hermandad, pero erróneamente nos tratan de hacer ver como violentos y terroristas”, alegó Hassan.
Agregó que desde el primer momento el islamismo rechazó el acto de agresión y de ataque contra las torres gemelas, y no están de acuerdo con ese tipo de acciones.
Mencionó que, en Nicaragua, la comunidad islámica ha encontrado un lugar tranquilo, con libertad de religión, sin ningún tipo de discriminación o agresión. Incluso, a muchos nicaragüenses les llama la atención la mezquita y se acercan a conocer mejor la cultura musulmana y la religión del Islam, lo que incluye a docenas de estudiantes, tal como hizo recientemente el Colegio Hispano-Nicaragüense.

Opinión evangélica
Mientras tanto, el reverendo César Augusto Marenco, pastor del Ministerio Apostolar Centro Cristiano, dijo que es posible que el pastor Jones tenga una concepción exacerbada del patriotismo, por la muerte de tantas personas y el desarrollo de la comunidad musulmana en Estados Unidos, sin embargo, eso no justifica que se queme el símbolo y guía religiosa del Islam.
“El islamismo tiene sus propias costumbres y cultura, con actitudes diferentes hacia la mujer. Para ellos la muerte y el sacrificio físico representan la salvación de su alma, y existe una facción peligrosa y extremista, pero esos últimos no son mayoría”, comentó.

“Va contra el cristianismo”
El reverendo indicó que no está de acuerdo conque un pastor actúe de esa forma, principalmente cuando el cristianismo está basado en la tolerancia, la paz, el respeto y el amor al prójimo.
“El cristianismo también tuvo sus errores en el pasado, pero ahora no se puede repetir eso. Quemar el Corán es un mensaje muy negativo por parte de ese representante religioso cristiano, principalmente, cuando viene de un sector que es muy estudioso y preparado en la teología, por lo que no se puede decir que peca por ignorancia”, recalcó Marenco.
Indicó que el problema podría iniciar con la quema del Corán, pero otros podrían seguir con atacar o hasta matar a un musulmán, por el simple hecho de serlo.