Nacional

Las cifras ocultas del delito y no todo es color de rosa


Las cifras oficiales sobre la disminución en el índice delictivo presentado el lunes por la Directora General de la Policía, primera comisionada Aminta Granera, reflejan una realidad parcial sobre la seguridad existente en nuestro país, consideró Roberto Orozco, especialista en temas de seguridad del Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas (Ieepp).
La jefa policial afirmó que hasta finales de agosto de este año, la Policía ha tenido un mayor número de actuaciones que han permitido disminuir hechos delictivos de gran peligrosidad para la sociedad nicaragüense y el índice delictivo bajó a nivel general en un 3.5% en relación con el mismo período de 2009.
“La realidad objetiva es que hay una gran cantidad de delitos en la calle. Unos son denunciados en la Policía Nacional, que son los que alimentan las estadísticas policiales y hay otros que no se registran. Las cifras de la Policía nunca van a mostrar una realidad absoluta de lo que ocurre en la calle, hablando en términos de delito”, aseveró Orozco.

Violencia se está agravando
La Directora de la Policía dijo que los índices de los principales delitos bajaron y que las muertes causadas por el actuar de grupos juveniles han disminuido en un 59% este año. Pero para el especialista las cosas no son tan color de rosa.
“Hemos tenido cuatro grupos focales con líderes comunales, con pandilleros incluso, quienes hablaron de la actividad delictiva en estos distritos (cuatro, cinco y seis). Lo que nos decían es que para ellos, que están en los barrios, que viven en las comunidades, que sienten el problema cotidianamente, la situación se está agravando, ya que el problema que genera la violencia no sólo está causando víctimas por parte de las pandillas, sino también víctimas colaterales”, aseveró Orozco.

Percepción ha mejorado
David Silva, Director Ejecutivo del Centro de Estudios de Seguridad Ciudadana de Nicaragua (Cescnic), aseguró que las autoridades policiales deben hacer una revisión y análisis de la cifra oculta del delito, pero que la percepción de seguridad en el país ha mejorado.
“Esto se debe a que la Policía ha acertado algunos golpes que han tenido mucha cobertura, principalmente los quiebres al narcotráfico, hemos visto un esfuerzo grande en el control de los expendios, por ejemplo”, indicó.
Orozco exhortó a que las autoridades del Instituto Nacional de Información de Desarrollo (Inides) creen un observatorio criminal donde se realicen encuestas que midan la victimización real del país.
Además, sugirió que las instituciones encargadas de recibir, gestionar y atender las denuncias de la ciudadanía, complementen y entrelacen las estadísticas, a fin de que exista una información más completa que permita medir con más exactitud el pulso de la seguridad ciudadana.