Nacional

Ensayaban nueva ruta para drogas


Heberto Jarquín

Bilwi / RAAN

La intención del crimen organizado de crear nuevas rutas para transportar drogas en el Mar Caribe fue frustrada la madrugada del domingo, cuando comandos de la Fuerza Naval neutralizaron a una célula de traficantes que pretendían llevar 17 bultos de marihuana de Honduras hacia Costa Rica.
En el operativo, ejecutado por patrullas nicaragüenses en el sector de Cabo Gracias a Dios, Región Autónoma del Atlántico Norte, desde la embarcación en que llevaban la droga, la célula de narcos integrada por cinco costarricenses y tres nicaragüenses, abrieron fuego contra la patrullera, que repelió el ataque matando a uno de los agresores.
El fallecido fue identificado como Anderson Cano Zamora, de 20 años de edad, originario del lugar, donde también capturaron a Kenny Martínez Lackwood, de 29 años, nativo de Bilwi.
Las fuerzas castrenses incautaron 17 bultos con 1 mil 700 libras de marihuana, una panga, un fusil AR-15, cartuchos de fusiles AR-15, AK y casquillos de revólver calibre 38, por lo que las autoridades presumen que los traficantes echaron algunas armas en el mar.
El jefe de la Fuerza Naval en la RAAN, capitán de corbeta José Castillo, informó que los cinco ticos y un nicaragüense  vararon la embarcación con la droga en la playa y huyeron, dejando a dos cubriéndoles la retirada con el resultado conocido.

Espejismo mortal
El capitán de corbeta Castillo lamentó la muerte del joven Anderson Cano.
“Desgraciadamente, la mafia utiliza a personas pobres de algunas comunidades para sus actividades criminales y después los usan de escudo humano mientras ellos huyen. La gente de Cabo Gracias a Dios pidió que les dejáramos el cadáver de Anderson para darle cristiana sepultura”, indicó el jefe castrense.
Castillo dijo que los mismos comunitarios confesaron que los narcotraficantes ofrecieron 500 dólares a cada lugareño que les ayudara a cargar los bultos de marihuana.
“Es triste, pero la gente está aprendiendo que la actividad criminal de los narcotraficantes sólo deja desgracia”, comentó Castillo, quien advirtió que no darán tregua a los fugitivos.
Algunas personas que llegaron la tarde del domingo al muelle de Bilwi a despedir a familiares que se dirigían a alta mar a pescar langostas, expresaron su temor de que ellos caigan en fuego cruzado por culpa de los traficantes de droga.
Mientras tanto, ayer el Ministerio Público de Bilwi tenía previsto acusar a los tres colombianos que fueron capturados el sábado en el sector de Sandy Bay con un cargamento de cocaína.