Nacional

Manipulación política de reclamo a La Prensa

* “Sectores ajenos al problema contaminaron ambiente y expusieron al peligro”, expresa doctora Vilma Núñez, del Cenidh

Rafael Lara

El plantón con el que prestadores de servicio de entrega motorizada del diario La Prensa pretendían reclamar la restitución de sus contratos, se transformó en una pugna política con el acompañamiento de sindicalistas de una de las centrales afiliadas al Frente Nacional de Trabajadores, FNT.
La doctora Vilma Núñez, Presidenta del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, Cenidh, indicó que “desgraciadamente un problema por asuntos laborales que pudo llegar a tener un arreglo administrativo, fue contaminado con la presencia de otros sectores con intereses de otro tipo”.

Morterazos y amenazas
“Considero que los trabajadores fueron manipulados con fines políticos, y cualquier lucha por sus derechos fue contaminada”, expresó la doctora Núñez, indicando que la actitud agresiva y el lanzamiento de morteros sobre el edificio del diario no sólo pusieron en peligro a las personas que laboran en la empresa y crearon zozobra a lo interno, sino también hubo impedimento a la libertad de información e incluso amenazas contra miembros del Cenidh.
La presidenta de la organización defensora de los derechos humanos, con lo último, se refirió a los epítetos que recibió el equipo que llegó al diario, para intentar mediar en la situación, por lo cual considera que la protesta quedó desvirtuada por intereses políticos.

Informe a la CIDH
“No llegamos a defender a nadie, llegamos a tratar de encontrar una salida al conflicto y evitar que pasara a más, pero cuando nos acercamos, la agresividad fue típica de los violentos grupos de choque que en otras ocasiones hemos enfrentado”, expresó, añadiendo que la situación ya raya en violaciones a la libertad de expresión, de lo cual informarán a los relatores del tema en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, CIDH.
Por su parte, Luis Barbosa, miembro de la Confederación Sindical de Trabajadores-“José Benito Escobar”, CST-JBE, alegó que la protesta frente al diario La Prensa era pacífica y estaban ahí para apoyar al sindicato recién formado.
Instó a la administración del diario a respetar los derechos laborales para ser consecuente con su perfil de defensa de la democracia al que aluden en sus páginas.
La representante legal de La Prensa, Claudia Padilla, asegura que la cancelación de los contratos por la cual protestan los repartidores, se debió al incumplimiento de sus responsabilidades, por lo cual posteriormente otros repartidores apoyaron a sus compañeros, y en protesta impedían la entrega de los diarios a sus suscriptores.
Padilla también comentó que en el Ministerio del Trabajo, Mitrab, se les llamó a mediación, sin embargo, la contraparte no asistió. “Hubo violaciones a los procedimientos de las leyes laborales y por eso apelamos”, dijo, remarcando que hay una parcialidad negativa para la empresa, sin embargo, esperan la siguiente resolución del Mitrab para agotar las vías administrativas y legales.
El movimiento FDN-RN condenó y repudió “la agresión que ayer, personas afines al orteguismo realizaron en contra del personal y de las instalaciones de la empresa”, responsabilizando al partido y gobierno de pretender silenciar a los medios de comunicación independientes.