Nacional

9,500 afectados en todo el país

* Defensa Civil mantendrá permanencia de personas en albergues hasta que se considere que pueden volver a sus hogares * Educación prepara plan para afrontar retraso de clases, y Alcaldía trabaja propuesta para evacuar familias de sitios que representan peligro

Las cifras de afectados a consecuencia de las lluvias siguen en ascenso, comunidades enteras continúan incomunicadas, más de mil personas han tenido que dejar sus viviendas y ampararse en refugios, y miles de manzanas de cosechas se reportan perdidas. Una realidad que la noche del lunes fue minimizada por el presidente Daniel Ortega, quien calificó la situación de “normal”.
“Yo diría que tenemos problemas, lo normal; gracias a Dios que tenemos un buen invierno, porque si no, ¿de qué estaríamos hablando en este momento?”, manifestó Ortega.
Los últimos datos de Defensa Civil alertan que la cifra de nacionales afectados por las lluvias se elevó a 9,500 en todo el país, siendo Managua y Granada los departamentos donde se concentran los principales impactos negativos, asimismo, se reportan dos nuevas víctimas, que en estado de ebriedad quisieron desafiar las fuertes corrientes de los ríos Estero Real y La Danta.

Arrastrados por ríos
Uno de los infortunados fue identificado como Omar Antonio Delgadillo, de 20 años, quien en estado de ebriedad intentó cruzar el río La Danta, a unos 30 kilómetros al sur de Nueva Guinea, Región Autónoma del Atlántico Sur.
Carmelo Delgadillo, hermano del fallecido, refirió a las autoridades que emprendieron el viaje hacia su casa, cada uno en su caballo, y al llegar a la orilla del río notaron que el curso estaba desbordado, y sin considerar el peligro, Omar Antonio se lanzó con el animal al agua y fueron arrastrados unos cinco kilómetros río abajo, donde encontraron el cuerpo.
El segundo beodo que se ahogó fue Darwin Mairena Álvarez, de 25 años, quien intentó hacer un clavado en las aguas del río Estero Real, en el municipio de Villanueva, pero no salió a flote.
A pesar de que familiares y amigos buscaron su cuerpo, fue hasta ayer, luego de dos días sumergido, que salió a flote, ya en estado de descomposición.

Más de mil en refugios
El general Mario Perezcassar, jefe de la Defensa Civil del Ejército de Nicaragua, destacó que la disminución de la actividad lluviosa de los dos últimos días, ha permitido desactivar dos de los 20 albergues habilitados; aclaró que la baja de atención no es una constante, pues ya suman 1,739 las personas ubicadas en albergues.
El general Perezcassar informó que en la capital seis colegios están siendo utilizados como centros de albergue. Las orientaciones es la permanencia de las personas en los sitios, hasta que las autoridades correspondientes consideran que están libres de peligro.
La solución a esta situación sería la reubicación, pues sus casas están expuestas a las inundaciones, pero el jefe de Defensa Civil dijo que no tienen un plan definido, de modo que lo que resta es brindar a los damnificados la asistencia necesaria, mientras el sitio donde se asientan sus viviendas presta las condiciones. En total, son 1,232 los capitalinos refugiados como consecuencia de la crecida del nivel del lago, que de acuerdo con el último monitoreo, está a 2.65 metros por encima de lo normal.
Aseguró que las condiciones en los refugios son normales para una situación de emergencia. En 6 ó 7 aulas se concentran unas 400 personas. Respecto a la asistencia, detalló que están siendo abastecidos de alimentos y servicios elementales. El Ministerio de Salud está garantizando atención médica y también está desarrollando planes de fumigación en la zona.
En el caso de los colegios que están sirviendo de refugios, donde las clases han tenido que ser suspendidas, el general Perezcassar expresó que el Ministerio de Educación tiene ya asegurado un plan para afrontar el retraso. Se trata de los colegios: Experimental Acahualinca, Colegio Reino de España, Escuela “Demerito Valverde”, Colegio Santa Clara y Escuela Jehová es mi Proveedor.

Alma trabaja plan de evacuación
La Alcaldía de Managua, Alma, está trabajando en una propuesta “integral” para resolver el problema de los barrios costeros que año con año se inundan con las lluvias, informó el secretario general de la comuna Fidel Moreno.
“Estamos tratando de elaborar una propuesta más integral que permita mejorar las condiciones de estas familias para evacuarlos de algunas zonas y llevarlos a otras, y que el Concejo declare (el lugar) como no habitable”, explicó Moreno al programa de Entrevista de 100% Noticias, de Canal 15.
Agregó que no sólo se trata de evacuarlos, sino también de evitar que vuelvan tal como ha ocurrido en los últimos años. Para ellos, coordinarán “con el Ejército y con la Policía para evitar que se vuelva a establecer gente en estas zonas bajas, porque las inundaciones van a ser recurrentes”.

Presidente minimiza impacto
De acuerdo con el informe presentado por el presidente Ortega en reunión con su gabinete, las lluvias no han representado una gran pérdida para el país.
La pérdida de 11,651 manzanas de maíz la catalogó casi como ganancia, tomando en cuenta que el área de siembra es de 277,000 manzanas. Lo mismo dijo del reporte de las 21,838 manzanas de frijol rojo perdidas.
Los perjuicios realmente mínimos. Se reportaron en los rubros arroz y frijol negro. Sólo se registraron pérdidas de 1,651 manzanas de arroz y 4,497 manzanas de fríjol negro, de acuerdo con los datos brindados por el mandatario.

Ineter: Precipitaciones continúan
El último reporte emitido por el Instituto de Estudios Territoriales, Ineter, indica que un eje de vaguada se está desplazando lentamente sobre el país, lo que ocasionará lluvias, acompañadas por tormentas eléctricas.

(Con la colaboración de Yaneth Oporta Vásquez y Róger Olivas)

El lodo cubre a Tepalón

Ingrid Duarte / GRANADA
De habitar en medio de agua pasaron al lodazal. Habitantes de El Almendro, El
Manglar, Santa Elisa, La Valla y El Porvenir, conocidas como las cinco zonas de Tepalón, en Malacatoya, continúan sufriendo los estragos causados por las fuertes lluvias, ahora entre el fango dejado por la corriente que entró  a las viviendas.
Los pocos muebles y utensilios del hogar están encaramados en bloques y en tablas para evitar que se dañen. En la casa de Tatiana Moraga Calderón el fango solamente tiene contacto con sus cuatro moradores, quienes buscan fuerzas para mover los pies y caminar sobre el lodo que les llega a la mitad de la pantorrilla. La casa de doña Mercedes Artola, en el sector de El Manglar, está en condiciones similares.
Aunque ayer en su vivienda el agua continuaba fluyendo, dice que aún permanece el barro que no les permite regresar a las labores cotidianas, por el contrario, está causándoles picazón en los pies. En el sector donde vive doña Tatiana, se suma el problema de la energía eléctrica, servicio que hace cuatro días quedó suspendido.
Las afectaciones no son sólo en los poblados, la barca que surca el río de Panaloya también tiene problemas para hacer el cruce. Los vehículos que hacen uso del servicio municipal para trasladarse de un lado a otro corren el riesgo de quedar pegados, ya que el agua sobrepasó los tres metros de altura.

Aún hay albergados
El teniente coronel Andrés Rizo, jefe de la Defensa Civil en la IV Región del país, confirmó el descenso del nivel del río Malacatoya, sin embargo, dijo que en Santa Elisa, La Valla y El Porvenir todavía hay casas anegadas.
“En la Escuela ‘Rafaela Herrera’, en Malacatoya, hay 108 personas albergadas: 43 niños, 18 adolescentes y 47 adultos. En la iglesia San José, de El Tabacal, teníamos 61 personas, pero ahora sólo hay 15 personas de cinco familias”, dijo.