Nacional

Primer “coyote” condenado en Nueva Segovia


Leoncio Vanegas

OCOTAL, NUEVA SEGOVIA

Joni Alexander Ruiz Pérez, de 23 años, se convirtió en el primer condenado a 3 años de prisión, tras que un jurado de conciencia lo declara culpable el pasado 26 de julio por el delito de tráfico de migrantes ilegales, de origen africano.
Martha Yelena Shión Tercero, fiscal departamental del Ministerio Público, dijo a END que su institución aún no quedó conforme con la pena dictada al individuo, ya que en el jurado se logró imponer el criterio de la defensa, atenuando el delito a una acción “imprudente”.
“Estamos solicitando al Tribunal de Apelaciones de Estelí que modifique esa pena y tome la solicitud del Ministerio Público, que es de 5 años”, expresó la funcionaria, que considera que en la comisión del delito hubo dolo, de lo contrario, por imprudencia la acusación hubiera sido radicada en el juzgado local.
Ruiz Pérez fue detenido en el barrio “Monseñor Madrigal”, en meses recientes, cuando la Policía acudió al llamado por una supuesta alteración del orden público, suscitado en una vivienda, no obstante, los agentes se encontraron con varios africanos indocumentados, que reclamaban por la pérdida de más de mil dólares en efectivo.
Shión Tercero dijo que los extranjeros con la barrera de su idioma lograron repetir la palabra española “agua, agua”, en el encerramiento que aparentemente sufrían con el fin supuesto de hurtarles poco a poco sus pertenencias.
La fiscal ratificó los preceptos de la ley nicaragüense, ahora contenido en el Arto. 318 del Código Penal, que criminaliza la ayuda a extranjeros indocumentados, aunque ésta se caracterice como humanitaria.
Si lo hace, ignorando la prohibición de la ley, siempre un nacional será juzgado por la comisión del delito en grado de “imprudente” y si lo hace con la intención de mostrarle el camino o un “paso ciego” en la frontera, se considera una acción dolosa, cuya pena mínima es de cinco años.
Shión dijo que taxistas que han transportado extranjeros hacia la frontera han infringido la ley. Explicó que han sido absueltos por los jurados porque observan que es un hecho insignificante.
La Asamblea Nacional, en su declaración No. 002-2010, del pasado 5 de mayo, expresó su firme rechazo y condena a la Ley SB 1070 del Estado de Arizona, que criminaliza la no portación de documentos migratorios, así como el transportar y dar albergue a indocumentados, una situación similar que se aplica en Nicaragua.