Nacional

“Orteguismo manipula desfiles patrios”

* Actividad se realizará en la llamada “Plaza de las Victorias”, donde se reprimió a opositores que reclamaron el fraude electoral de las elecciones municipales * “Todo lo que van a hacer desde ahora está en la línea de promover la candidatura de Ortega, quien no le llega ni al tobillo a los patriotas nacionales”, dice Carlos Tünnermann

Edith Pineda

Este año el tradicional desfile escolar de las festividades patrias podría desvirtuar su objetivo, que es honrar la gesta de nuestros héroes, para terminar sirviendo de instrumento para enaltecer la figura de un líder político con claras ambiciones de poder.
Ésa es la lectura que hacen Ena Fuertes, de la Unidad Sindical Magisterial, USM, y el abogado y educador Carlos Tünnermann, tras conocer la decisión del Estado de celebrar el acto central de las Fiestas Patrias en la denominada Plaza de las Victorias.
“Lo que quieren es politizar la educación, porque allí está la mayor cantidad de mentes jóvenes que pueden manipular, como lo hicieron en los 80”, afirmó la representante sindical, lamentando que la conmemoración de la Independencia de Centroamérica (1821) y de la Batalla de San Jacinto (1856), que motivan las Fiestas Patrias los días 14 y 15 de septiembre, termine desplazada por intereses partidarios.
“Se trata de una manipulación política”, reforzó Tünnermann, apuntando que la Plaza de las Victorias no está relacionada con los triunfos del pueblo en su lucha por la independencia, ni de los filibusteros, sino que representa lo que se consideran las victorias del Frente Sandinista y de Daniel Ortega, Presidente de la República.

Símbolo de violación de los derechos del pueblo
En ese lugar, en noviembre de 2008, la oposición se reunió para denunciar el fraude en las elecciones municipales, siendo reprimida por las fuerzas de choque del orteguismo.
Días después, el fallecido alcalde Alexis Argüello, llegó allí mismo para festejar su cuestionado triunfo electoral. Desde entonces, la mayoría de los actos partidarios se llevan a ese sitio, que en realidad no tiene características de plaza y por el contrario, es una de las arterias viales más importantes de la capital, cuya afectación repercute en la fuerte actividad comercial de la zona.
Para Tünnermann, el lugar es “inadecuado” para el festejo patrio, por considerarlo un símbolo “de las violaciones a los derechos humanos de parte de este gobierno”.

Todo por candidatura de Daniel
“Son fiestas que demandan respeto, es lo más alejado que debe haber de las celebraciones partidarias”, apuntó el catedrático, manifestándose claro de que “todo lo que van a hacer a partir de ahora estará en la línea de promover la candidatura de Daniel Ortega”.
“Los dos caudillos están abusando”, agregó, refiriéndose a la cantidad de rótulos que en todo el país exaltan la figura de Daniel Ortega y de Arnoldo Alemán.

Sobre la preponderancia de la imagen del Presidente, Tünnermann dijo que “es un verdadero culto a su personalidad, que sólo subsiste en los regímenes autocráticos… estamos incurriendo en un anacronismo político”, opinó.
Además, tachó de “abusiva” la propaganda oficialista en la que la figura de Daniel Ortega sobresale al lado de personajes que han dado gloria a este país, como Rubén Darío, Andrés Castro y Augusto C. Sandino.
“Daniel no le llega ni al tobillo a ninguno de esos tres personajes… es un abuso y distorsión de los valores en nuestro país” criticó.
Según Fuertes, la actual administración del Ministerio de Educación se limita a bajar orientaciones, que de ser criticadas, puede hasta costarle el empleo a los docentes.
“El maestro ve pasar eso (las órdenes) como algo dirigido, pero es algo en lo que no tienen voz ni voto”, afirmó.