Nacional

Mons. Báez advierte sobre “Purísimas” del orteguismo


Leyla Jarquín

El Obispo Auxiliar de la Diócesis de Managua, monseñor Silvio Báez, advirtió al Gobierno sobre “el peligro de que un Estado se sirva de la religión para su propia propaganda”, luego de que la primera dama, Rosario Murillo, anunciara que una de las celebraciones que se extenderá los últimos cuatro meses del año, será la exposición de altares de la Purísima Concepción de María.
“Un llamado para recordar al Estado el riesgo que existe siempre de utilizar la religión para fines propagandísticos; no digo que esto es lo que quieran hacer, pero es un riesgo latente, y esperamos que el gobierno no caiga en eso de servirse de la religión para sus propios fines propagandísticos ideológicos”, expresó Báez.

No es la primera vez
El jerarca católico reconoció que “no es la primera vez que el Gobierno promueve la devoción a la Purísima en los días de diciembre”, pero insistió en que “siempre existe el peligro de que un Estado se sirva de la religión para su propia propaganda o para aparecer como cercano al pueblo”.
Murillo, a través del oficialista El 19 Digital, anunció la exposición de altares de la Purísima Concepción de María en la Avenida Bolívar, desde la Rotonda de Plaza Inter hasta la Plaza La Fe.
Anunció, además, que los desfiles escolares de las Fiestas Patrias en septiembre de este año tendrán lugar en el “Paseo de las Victorias”, sobre la carretera a Masaya, y que se conmemorarán los 80 años de vida del fundador del Frente Sandinista, Tomás Borge Martínez.

El recuerdo de las vírgenes
A finales de 2008, en todas las rotondas de Managua aparecieron réplicas de la Virgen María, donde el gobierno mantenía permanentemente a “rezadores” en jornadas de “oración contra el odio”.
Al respecto, la Conferencia Episcopal dio a conocer un comunicado con el que condenó el uso de los símbolos religiosos en actos políticos, y exigió públicamente el retiro de las imágenes marianas en las rotondas.
“La posición nuestra será exhortar siempre al pueblo de Dios a que viva las festividades de la Purísima con espíritu religioso, y que viva esta fiesta como expresión de amor a la virgen”, agregó ayer monseñor Báez.