Nacional

Informes preliminares con pocas incidencias

* Detenidos no pasaron de cinco y por robos y alteración * Bomberos y Cruz Roja también reportan baja actividad

Durante el recorrido de Santo Domingo de Guzmán, los centenares de capitalinos mantuvieron relativamente el orden, puesto que fueron pocos los incidentes en los que los agentes de la Policía tuvieron que intervenir.
El equipo de EL NUEVO DIARIO fue testigo del momento cuando un “toma lo ajeno” le sacó la cartera a un ciudadano y luego el celular, sin percatarse de que la esposa del afectado lo había visto, y procedió a gritarle al delincuente, que al verse descubierto tiró lo robado y huyó del lugar.
Otros dos hombres armados de objetos cortopunzantes, que aparentemente habían cometido robos con intimidación durante el recorrido, fueron interceptados por agentes de la Policía, que procedieron a retirar las armas y los trasladaron hacia la delegación del Distrito Cuatro.
Pocas emergencias
La Cruz Roja Nicaragüense, a su vez, anunció que 120 socorristas voluntarios prestaron los servicios de emergencia durante el trayecto de Santo Domingo de Guzmán hacia Managua, que es una de las procesiones más multitudinarias del país centroamericano.
Por otro lado, el subteniente del Benemérito Cuerpo de Bomberos, Maycol Bross, brindó datos preliminares de las atenciones que ellos atendieron.
Reportaron tres traslados a hospitales capitalinos: a Meybol Velásquez, de 18 años, que presentaba una fractura en el pie derecho; a Noel Espinoza, de 32 años, con una fractura en la mano derecha, y a Gladis Padilla, de 18 años, con insolación. Además, atenciones prehospitalarias: una de ellas a una oficial de la Policía del Distrito Cinco que presentaba hipertensión.
Policía lució bien
Los agentes de la Policía Nacional fueron claves en que la celebración transcurriera de forma tranquila, puesto que los efectivos policiales estuvieron “Ojo al Cristo” durante todo el recorrido, y lograron apaciguar a los pocos “alborotadores” que en su momento quisieron deshacer la calma.
Unos 5 mil efectivos de la Policía se encargaron de vigilar el trayecto desde Las Sierritas, hasta el templo en la ciudad.