Nacional

“Turismo seguro, es mejor vendido”

Para contar con un buen cuerpo de Policía Turística, Nicaragua necesita mil efectivos con dominio del inglés como segunda lengua, con armas de reglamento y suficientes conocimientos de la geografía del país. Las ciudades deben estar más limpias y debe haber señalización en todos lados. ¿Tenemos todo eso en la Nicaragua única y original?

El doctor Peter Tarlow, presidente de la empresa norteamericana consultora Turismo y Más, experto en temas sobre la seguridad turística, consideró que nuestro país tiene algunas deficiencias en esta materia.
Recomendó solucionarlas para vender una mejor oferta turística y estar al nivel de países de la región, que se han desarrollado gracias a la explotación y aprovechamiento de los recursos turísticos que poseen.
Tarlow señaló que en su breve estadía y al circular por diferentes zonas de nuestro país, no observó ningún Policía Turístico bien identificado, lo que consideró una debilidad que debe ser atendida. “Aquí debe haber un cuerpo de seguridad turística bien organizado, y que diga en su uniforme seguridad turística o llamarlo a como quieran; yo no he visto a los policías turísticos de aquí”, criticó.
El comisionado Fernando Borges, Segundo Jefe de la Dirección General de Seguridad Pública (DGSP) y la comisionada Mirlen Méndez, Segunda Jefa de la Policía del Distrito Cinco, aseguraron que la Policía Turística funciona todo el año, pero que sólo pueden cubrir las zonas turísticas del país.
“Todavía no tenemos el cuerpo (policial) totalmente numeroso como lo tiene República Dominicana, por ejemplo, estamos ahorita desarrollándola en algunos lugares con más fuerza. Los tenemos en San Juan del Sur, en la Isla de Ometepe y en los cinco centros turísticos principales que están administrados por el Instituto de Turismo”, explicó Borges.
La Policía Turística de Nicaragua fue creada el 16 de marzo de 2001, cuenta con 240 policías turísticos profesionales, pero Borge señaló que se necesitan un mil 200. Destacó que este año han capacitado en temas de turismo a 2 mil 368 oficiales.
El jefe policial dijo que uno de los logros es que en los últimos tres años han venido a nuestro país tres millones de turistas y 250 mil personas que han ingresado en 185 cruceros turísticos, y que las muertes que se reportan en Nicaragua no tienen que ver con víctimas extranjeras.
Presencia debe ser permanente
El diputado Salvador Talavera, miembro de la Comisión de Gobernación y Derechos Humanos de la Asamblea Nacional, y la presidenta de la Cámara Nacional de Turismo (Canatur), Lucy Valenti, consideraron que la presencia de los oficiales debe ser permanente y más amplia para brindar más seguridad a los turistas nacionales y extranjeros.
“Los he visto más particularmente en un par de lugares, el resto del país carece de una Policía de Turismo y me parece que es una enorme negligencia cuando este país está catalogado como un destino virgen en materia de turismo internacional; me parece que el Presidente de la República debería destinar suficientes recursos para crear una Policía de Turismo que esté al servicio de las alcaldías; debe haber una policía que esté al servicio de la ciudad para resguardar los lugares turísticos”, exhortó Talavera.
“Lo que sucede es que la Policía no cuenta con suficientes recursos humanos, cuenta con un pequeño grupo y no son suficientes para cubrir todo el territorio. Ideal sería que existiera permanentemente como existe en otros países, como es el caso de (República) Dominicana o el caso de El Salvador”, señaló Valenti.
Faltan recursos
La comisionada Méndez dijo que todos los días hay presencia de oficiales turísticos, a partir de la seis de la mañana hasta las ocho de la noche, en el sector de la Terminal de buses del Mercado “Roberto Huembes” y en el Centro Comercial Metrocentro. El comisionado Borges admitió que no todos andan armados.
“De lo que sí carecemos, por falta de recursos, es del uniforme que los identifica como un cuerpo especial, por eso utilizan las camisas del uniforme normal; no todos los policías andan armas, porque no hay capacidad para que todos anden un arma ya que hay un déficit”, reiteró.
El doctor Tarlow citó como ejemplo a Panamá, un país que cuenta con una Policía Turística formada y con presencia en todos sus puntos turísticos. Mencionó que Costa Rica necesita este tipo de cuerpo policial, y que México se ha dado a la tarea de fortalecer esta unidad, luego que tuvieron incidentes en los que se han visto afectados extranjeros que visitan esa nación.
Política no debería afectar al turismo
El experto indicó que la seguridad turística no debería tener relación alguna con los asuntos políticos, sin embargo, el pasado 20 de abril de este año, la imagen del turismo de nuestro país se vio afectada cuando turbas “orteguistas” atacaron a morterazos y pedradas las instalaciones del Hotel Holiday Inn, a vista y paciencia de la Policía, sólo porque dentro del lugar, diputados opositores al gobierno del presidente Daniel Ortega, realizaron una sesión de la Asamblea Nacional.
Tarlow dijo desconocer si han ocurrido acciones terroristas en Nicaragua, pero recordó que el 80% de los atentados terroristas --no militares-- en el mundo han sido contra la infraestructura del turismo, y los terroristas están usando los servicios que ofrece el turismo para realizar sus ataques.
Policías necesitan capacitación
El presidente de Turismo y Más dijo dudar que la Policía de nuestro país esté bien capacitada. “Yo dudo de que hablen dos, tres o cuatro idiomas, no tienen en sus uniformes (anuncios) que digan: ‘Por favor pregúnteme en inglés, en francés o alemán’. Eso hasta ahora no lo he visto, puede ser que exista, pero si existe yo no he visto a ningún policía, a nadie”, cuestionó.
Talavera y Valenti dijeron que los oficiales turísticos de nuestro país necesitan mayor capacitación, sobre todo en idiomas y conocimiento general de la historia y de la geografía de Nicaragua, con el fin de que sean capaces de guiar y ofrecer información provechosa para los visitantes.
La presidenta de Canatur criticó a la Policía por mover de sus puestos a los oficiales que ya han sido capacitados en temas turísticos, y recomendó que éstos sean dejados en el mismo lugar para aprovechar su especialización.
“Queremos impulsar que la Policía Nacional, en la formación de sus cuadros en la Academia, incorpore también temas relacionados con el turismo, porque creemos que el trabajo que realiza un policía turístico puede ser botado por otro policía que cometa un error en su atención hacia el turista”, recomendó.
Borges aseguró que más de 20 oficiales llevan actualmente el cuarto nivel de inglés, y están siendo preparados en un segundo idioma, y que en la Academia de Policía están siendo capacitados en diversos temas turísticos.
Eliminar la basura
Uno de los problemas que crea una mala imagen de país, según Tarlow, es la gran cantidad de basura que se puede observar en las calles, por lo que recomendó que las autoridades correspondientes ejecuten un plan intenso que contemple un mes de limpieza. “Este factor genera que el turista se sienta inseguro, debido a que puede hacerse la idea de que si el Estado nicaragüense no tiene dinero para limpiar sus calles, mucho menos para brindarle seguridad”, advirtió.
“La gente piensa que si hay una falta de responsabilidad pública por echar cosas en la tierra, o sea destruir la tierra, entonces, ¿cómo me van a cuidar cuando tenga un problema de seguridad? Incluso, prácticas ecológicas crean también una imagen de seguridad. Hay que plantar flores, limpiar la ciudad, no permitir grafitis feos, ni más suciedad”, recomendó el experto.
“Estamos en esta situación por falta de una gestión adecuada y por falta de una preocupación verdadera de las autoridades por ese problema, que pareciera que no le dan la importancia que tiene, cuando también es un problema de salud e higiene, no solamente por el turismo, sino por un derecho de la población a vivir en un ambiente limpio”, acuñó Valenti.
Para el jefe de la DGSP, la mayoría de lugares turísticos están limpios, pero hay excepciones. Reconoció que es necesario impulsar una cultura de limpieza en la población.
Más iluminación y señales
Tarlow dijo que nuestro país necesita más iluminación en las zonas turísticas, debido a que observó lugares donde impera la oscuridad, y urge la señalización de vías con información que le permitan al turista, llegar a las instancias que le puedan ayudar a resolver sus problemas.
“Si no hablo español, ¿qué hago? Estoy totalmente abandonado. Entonces, necesitamos señalización para casos de emergencia, que me digan dónde está la Policía cuando yo la necesite; además, aquí hubo un terremoto, yo espero que nunca tengan otro, ¿pero qué hago yo (como turista) cuando ya no tengamos comunicación con el resto del mundo? Yo soy vuestro huésped, ¿saben dónde estoy? ¿Cómo me van a cuidar? ¿Cómo yo puedo comunicarme con mi familia? Todo eso es importantísimo”, dijo el experto.
“Recursos hay. Si hay recursos para despilfarrar en campañas partidarias, en un montón de temas que no tienen ningún sentido, cuánto más para aquello que genera los recursos para esta nación. Es allí donde se tienen que invertir, y no es un gasto, porque se recupera en el corto, mediano y largo plazos”, dijo el diputado Talavera.