Nacional

Titulares como morteros y críticas sostenidas


La Presidenta del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, Cenidh, Vilma Núñez, obvió las fuertes críticas que ha lanzado contra la pasiva actuación que la Policía Nacional ha tenido en algunos casos, para hacer las paces con dicha institución, pero para ello tuvo que criticar a editores de medios escritos de comunicación, que según ella, en ocasiones formulan titulares que no corresponden con lo abordado por el reportero.
Mientras tanto, el Presidente Ejecutivo de la Comisión Permanente de Derechos Humanos, CPDH, Marcos Carmona, mantuvo su posición crítica ante los altos mandos policiales.
“Se debe hacer un esfuerzo en la Policía para trabajar con los periodistas, pero más que con ellos (es mejor) directamente con los editores, porque muchas veces el periodista hace su trabajo porque es él quien está viendo el caso en la calle y después uno ve un titular que no se corresponde con el trabajo que hizo el reportero que se ‘penqueó’ en la calle dándole cobertura a la actividad”, recomendó Núñez a la primera comisionada Aminta Granera, en una reunión que sostuvieron los representantes de organismos defensores de derechos humanos y la Policía.
La jefa de la Policía Nacional le tomó la palabra a la presidenta del Cenidh y aseguró que invitará a una reunión a los editores de algunos medios de comunicación. “Para decirles también cómo se sienten los compañeros policías a veces con algunos titulares que son tan violentos como los morteros y que hacen daño quizás mayor, porque de una herida de mortero te sanás después de cierto tiempo”.
Marcos Carmona, Presidente Ejecutivo de la CPDH, mantuvo sus críticas. Recordó a la jefatura policial la falta de reacción de los oficiales en los casos del ataque a las instalaciones del Hotel Holiday Inn y contra el estudiante de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN-Managua). Cuestionó la negativa policial a hacer cumplir la ley y evitar el uso de morteros en las manifestaciones, entre otros casos.
“Hay muchas denuncias de las que no hemos tenido respuesta y nos gustaría saber, por ejemplo, el caso de Marcela Davis, que fue herida de bala por un miembro de la Policía. No hemos tenido ninguna comunicación por parte de ustedes, esto fue en Puerto Cabezas, y yo creo que es importante que esta apertura que estamos teniendo la hagamos con mayor frecuencia”, expresó Carmona.

No son enemigos
La presidenta del Cenidh dijo a la Policía que es necesario que los oficiales no consideren un enemigo a los defensores de derechos humanos y que no se dejen influenciar por discursos públicos que señalan que estos organismos son políticos.
“Nosotros no podemos verlos a ustedes como nuestros adversarios, ustedes nos ayudan a cumplir mejor nuestro trabajo y es por eso que los invitamos esta tarde para compartir con ustedes la parte más fea nuestra, las denuncias, los problemas, las sanciones, lo importante es ver hacia adelante”, expresó Granera.

Estadísticas internas
El inspector general de la Policía, comisionado general Juan Báez, dio a conocer a los defensores de derechos humanos que el año pasado de los 3 millones de actuaciones policiales que registraron, recibieron 2 mil 283 denuncias contra oficiales para un total de 3 mil 77 agentes acusados, de los cuales 903 fueron sancionados.
151 policías recibieron bajas deshonrosas, entre ellos 5 oficiales superiores (comisionados y comisionados mayores). Los uniformados más señalados de violar los derechos humanos de las personas son los de la Policía de Managua, con 882 denuncias.
Los organismos ofrecieron ayuda a la Policía para dar capacitaciones a los oficiales en diferentes ámbitos de su quehacer diario y acordaron reunirse periódicamente para tratar temas varios. Aunque la jefa policial no dio respuestas detalladas sobre los casos consultados, prometió que revisarán los mismos.