Nacional

Hasta el 27 nueva visita a cárceles de “La Esperanza”


Martha Vasquez

La segunda visita de la Comisión de Derechos Humanos de la Asamblea Nacional al Sistema Penitenciario de Mujeres “La Esperanza”, para investigar la violación a Derechos Humanos que implica la requisa vaginal, denunciada por las privadas de libertad, se pospuso para el 27 de mayo, a petición de la Ministra de Gobernación, Ana Isabel Morales, ya que mañana ella (ministra) estará fuera de Managua, aseguró el diputado Maximino Rodríguez, Presidente de la Comisión.
“Nosotros accedimos a posponerla porque considero que la participación de la ministra es importante en la investigación y da más garantía a las mujeres privadas de libertad de que no habrá represalias por hablar de su situación”, expresó el diputado.
Para Juanita Jiménez, del Movimiento Autónomo de Mujeres, la vejación a la que fueron sometidas las privadas de libertad ya fue comprobada, desde el momento en que escribieron la carta para expresar el ultraje. Además, los testimonios de las mujeres que salieron de la cárcel reforzaron la denuncia y otras privadas de libertad lo expresaron a los integrantes de la Comisión de Derechos Humanos.
“Las denuncias son hechos reales y comprobados. A pesar de que las normas y convenciones internacionales establecen el respeto de los derechos humanos en régimen carcelario, no se garantizan, pues no hay agentes fiscalizadores dentro del sistema. En este caso, las mujeres han pedido garantías para que en las investigaciones no vayan a salir más perjudicadas ni que tampoco sean objeto de mayores represalias”, expresó Jiménez.

Demandan apertura del Sistema
Jiménez reconoció que las denuncias públicas a través de EL NUEVO DIARIO “han contribuido a poner una alerta de lo que sucede dentro de los sistemas penitenciarios, pero creo que tenemos que seguir insistiendo para monitorear dentro de las cárceles, si hay un verdadero respeto a derechos humanos”.
“La demanda es que el sistema penitenciario abra sus puertas y cumpla con las convenciones internacionales de derechos humanos de permitir que organizaciones defensoras fiscalicen el cumplimiento de estos derechos. Cerrar las puertas ya nos deja cierta incertidumbre y una posibilidad real de que se cometan este tipo de arbitrariedades”, recalcó la feminista.
Para la doctora Vilma Núñez, del Centro Nicaragüense para los Derechos Humanos (Cenidh), también es necesario un agente externo que fiscalice dentro del sistema el cumplimiento de derechos humanos, sino se pone en mayor riesgo o vulnerabilidad a la persona que está detenida.
“Nosotros tenemos dos años de que no se nos deja entrar al sistema penitenciario”, afirmó Núñez.