Nacional

Premio para la Planta de Tratamiento de Managua

* Reconocen “contribución ambiental” de la obra que busca salvar el Xolotlán

Oliver Gómez

El proyecto de construcción de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales de Managua y su impacto ambiental, fue reconocido a nivel mundial en el marco del Premio Global del Agua celebrado en Francia, donde los funcionarios a cargo de la obra recibieron un galardón de manos de la Reina Noor de Jordania.
La planta con sus naves de secado de lodo con tecnología solar, fue destacada en la categoría “Contribución Ambiental”, durante la ceremonia de los “Global Water Award”, celebrada en París.
Helge Jahn, Director del Banco Alemán para del Desarrollo, KfW, dijo que para la “cooperación alemana es muy gratificante contribuir a desarrollar proyectos innovadores que toman en cuenta la protección del medio ambiente. Para Nicaragua es un gran avance que este gran proyecto cuente con la utilización de energías renovables, bajos costos operativos y sea, además, sostenible.
“Éste es un gran ejemplo a nivel mundial para otros países en condiciones similares”, dijo Jahn, representante del organismo que aportó gran parte del financiamiento para dicha obra, inaugurada en febrero del año pasado.
La obra construida cerca de La Subasta, en Carretera Norte, se enfrentó a grandes proyectos desarrollados a nivel mundial relacionados con el manejo del agua y con el saneamiento. Todos buscaban obtener este galardón, el cual es entregado por la revista técnica internacional Global Water Intelligence (GWI) en conjunto con la Asociación Internacional de Desalinización.
Estas organizaciones reconocen anualmente los proyectos de innovación a nivel mundial en 12 categorías, y subrayaron la tecnología ambiental utilizada en la construcción de dicha obra, la que ahora procesa 182 millones de litros de aguas servidas a diario, con el fin de evitar mayor contaminación del lago Xolotlán.
El diseño y la construcción de la planta estuvo a cargo de las empresas Fichtner W&T de Alemania y BiWater de Gran Bretaña. Las naves de secado de lodo de tecnología solar, también fueron construidas por esta última empresa.
Los equipos volteadores de lodo fueron instalados por la empresa alemana IST Anlagenbau, lo que ahora permite transformar las 24 mil toneladas de lodo que produce la planta en sólo 10 mil toneladas. “El producto final podría ser utilizado en el futuro como abono orgánico y como combustible para generar energía”, destaca la Embajada de Alemania en una nota de prensa.