Nacional

Amenazan a Policía por quiebre a huaca

* Es gente vinculada a las antigüedades, pero es frecuente en casos como éstos, afirmó comisionado Buenaventura Miranda * Por la experiencia, presumimos que pueda haber tráfico internacional, consideró * Investigaciones involucrarán a otra propiedad, adonde no han ido por lo deteriorado del camino, en Santa Teresa

Tania Goussen Acevedo

CARAZO

A eso de la medianoche del pasado sábado, mediante llamadas telefónicas recibidas en el puesto de mando de la estación policial de Carazo, personas no identificadas, pero que se presume relacionadas con la gran huaca de “Las Lomas”, amenazaban atentar contra las instalaciones de la institución si continuaban investigando y trasladando las piezas arqueológicas y la madera preciosa, confirmó el comisionado Buenaventura Miranda.
“El mismo día que nosotros actuamos, al ingresar a la finca propiedad de Óscar Danilo Lovo, recibí una llamada de esta persona, que me dijo que él tenía todos los permisos estipulados ante la ley, y me pedía que no continuáramos trasladando la madera, mucho menos las piezas arqueológicas, pero yo le contesté que en cuanto se presentara a la delegación a entregarme los documentos sobre los permisos del trasporte y corte de madera y de las antigüedades, nosotros paralizaríamos las labores de investigación”, relató el jefe policial de Carazo.
“Por otro lado, las llamadas de amenaza a la Policía ya son rutinarias para nosotros, ya que se dan también a los bomberos y a otras entidades”, afirmó Miranda Fitoria.

Selección de las piezas
“Este proceso de estudio e investigación por parte de la Policía Nacional y del Instituto de Cultura es tardado, porque hay que realizar trabajos de selección de las piezas originales y de las falsas; los arqueólogos están determinado el grado de pureza en cuanto su confección, desde el punto de vista científico”, reveló.
“Estamos trabajando en la zona del Pacífico, llevando a cabo una serie de operaciones con la aplicación de la técnica especial canina para la búsqueda de drogas y armas. Rutinariamente se le aplicó a las encontradas en la finca de Lovo, ya que había algunos indicios, principalmente por la incautación de las piezas arqueológicas, y se quería confirmar si hay alguna vinculación con droga, pero las tres pruebas dieron resultados negativos, sólo encontramos tres magazines de fusil M-16, una escopeta y un arma hechiza en la propiedad”, confirmó al alto mando policial.

Esperan revisión final en otras dos propiedades
“Mientras los arqueólogos avanzan en la clasificación y orígenes de las piezas arqueológicas, estamos esperando la finalización de la revisión de los oficiales de la Policía, que al parecer es en más de dos propiedades del señor Lovo, y de esto dependerá el traslado de las antigüedades y de qué forma lo haremos, porque el camino hacia la finca Las Colinas, en la comunidad San José de Gracias, en el kilómetros 56, jurisdicción de Santa Teresa, es pedregoso y está en mal estado”, dijo, Clemente Guido, del INC.
Finalmente, el jefe policial de Carazo explicó a EL NUEVO DIARIO que “en las investigaciones --y por la experiencia que hay sobre estos casos de tenencia ilegal de piezas arqueológicas--, presumimos que pueda haber tráfico internacional, violando las leyes estipuladas por nuestro país”.
Mientras tanto, los fiscales del Ministerio Público se han presentado al lugar donde se incautó las piezas arqueológicas, afirmando que se aplicará lo que estipula el nuevo Código Penal, en el artículo 299, el que establece literalmente que toda persona que comercialice piezas arqueológicas, comete un ilícito, penado de tres a cinco años de presidio y a 800 días de multa.
Una vez que la Policía dé con el paradero del imputado y que éste no demuestre lo contrario, sería acusado por tenencia ilegal de piezas del patrimonio del Estado nicaragüense, además, del corte y transporte de madera preciosa en período de veda.
Hasta el momento, no se han presentado a la jefatura de la Policía Nacional familiares de Óscar Danilo Lovo, pero las autoridades policiales se dan a la tarea de seguir investigando la procedencia de las escrituras de las propiedades del imputado, según lo aseverado por la institución policial.