Nacional

Roberto Rivas: el señor de los cielos

* Su afición por volar en lujosos jets comenzó en octubre de 2007, con un Merlín, en el que volaban su esposa e hijos, de acuerdo con Migración de Costa Rica * Escapando de los medios se tiró a un Fixed Wing de 20 pasajeros, y no satisfecho buscó uno del mismo tamaño, pero remodelado por dentro para mayor comodidad * El polémico magistrado reporta hasta seis viajes por mes, en una vida de jeque que nadie puede explicar con un salario de US$ 5,000 al mes, y una supuesta venta de café a Europa

Luis Galeano

I Entrega

El magistrado presidente del Consejo Supremo Electoral, CSE, Roberto Rivas Reyes, su esposa y sus hijos, viajan en al menos tres aviones privados de Nicaragua hacia países como Costa Rica, Estados Unidos y México, de acuerdo con investigaciones de este medio.
Información oficial de la Dirección General de Migración y Extranjería de Costa Rica, documentos, entrevistas y consultas en Estados Unidos, revelan que la familia Rivas Delgado es usuaria constante de vuelos privados, pero preferiblemente de tres aviones, de los cuales, al menos uno, es de su propiedad o de una firma en Estados Unidos, ubicada en el estado de Delaware, de la que se presume es accionista él o alguien de su familia.
Las matrículas de las aeronaves son la N59PT, N347GA y la N444LB, todos registrados en la Agencia Federal de Aviación de Estados Unidos (FAA por sus siglas en inglés).
A Rivas, el polémico presidente del Poder Electoral, a quien se le señala de ser partícipe de uno de los fraudes electorales mejor documentados de la historia del país, abogados independientes le acusan de enriquecimiento ilícito y defraudación fiscal. Entre los bienes que se le atribuyen como propios, de acuerdo con investigaciones periodísticas del diario La Nación de Costa Rica, son casas en un exclusivo reparto en las afueras del San José, cuyo valor supera cada una el millón de dólares, y en ellas hospeda a dos hijos del presidente Daniel Ortega.
Los bienes, según el mismo Rivas, los ha costeado con un salario de cinco mil dólares, y las ganancias de una finca cafetalera en Matagalpa, que produce, según él, casi 7,000 quintales de café oro que, afirma, exporta a Europa.
Desde el martes de la semana pasada, EL NUEVO DIARIO pidió una entrevista con Rivas para hablar sobre el tema. Félix Navarrete prometió gestionarla, pero hasta el viernes no nos dio respuesta y no contestó las últimas llamadas que le hicimos en busca del magistrado.

Comienza afición por los vuelos privados
La primera vez que se habló de que Rivas volaba en privado fue en mayo de 2008. Se habló de una avioneta, modelo Merlín SA227-TT turbo-hélice, de seis u ocho pasajeros, con matrícula N444LB, supuestamente de la compañía estadounidense llamada Sir Family & Executive Harter.
En aquel momento, se dio por cierto que sólo Rivas era el que lo utilizaba, pero nuestras indagaciones confirman que esa nave también ha sido usada por su esposa Ileana Delgado de Rivas, su hijo Roberto Miguel y su hija Stephanie Josephine Rivas Delgado, esta última la supuesta encargada de rentar el Merlín.
EL NUEVO DIARIO tiene en su poder los movimientos migratorios del matrimonio Rivas-Delgado, y de sus dos hijos, desde 2007 hasta diciembre de 2009, y en los mismos se observa que, hasta antes de octubre del primer año, toda la familia viajaba en vuelos comerciales a destinos como Estados Unidos y Costa Rica, a esta última por aire y por tierra.

El Merlín N444LB lo ocuparon todos
Información de la FAA, indica que el 6 de octubre de 2007 el Merlín N4444LB ingresó por primera vez a territorio costarricense, y retornó a Nicaragua al día siguiente, es decir, el 7 de octubre.
Los documentos de la Dirección General de Migración y Extranjería de Costa Rica indican que Roberto Rivas y su esposa, Ileana Delgado de Rivas, ingresaron a Costa Rica por el puesto fronterizo de Peñas Blancas el 4 de octubre, y salieron ambos en un avión privado el 7 de ese mismo mes. Ambos salieron del Aeropuerto Internacional “Juan Santamaría”, de San José.
Siete días más tarde, el 14 de octubre, los vuelos del Merlín N444LB reportados por la FAA, coinciden con los de Rivas y su esposa. Ese día ambos aterrizaron en el Aeropuerto Internacional de Liberia “Daniel Oduber”, pero sólo doña Ileana se quedó en la capital costarricense, pues Rivas regresó a Nicaragua ese día en el mismo avión.
Una tercera fecha en la que concuerdan los vuelos del Merlín con los movimientos de los Rivas Delgado, es el 11 de febrero de 2008. En esa fecha, de acuerdo con los movimientos migratorios, Ileana Delgado, viajó en el Merlín de Costa Rica hacia Nicaragua, y salió del Aeropuerto Internacional “Tobías Bolaños”, ubicado al oeste de las afueras de la capital tica. La esposa de Rivas había llegado a Costa Rica, vía terrestre el 23 de enero.
El 4 de marzo de 2008, el Merlín volvió a ingresar a Costa Rica procedente de Nicaragua, y de acuerdo con la información de Migración del vecino país, en su interior llegó hasta el Aeropuerto Internacional “Juan Santamaría”, Stephanie Josephine Rivas Delgado.
Dos meses después, el 1 de mayo de 2008, el magistrado Rivas, su esposa Ileana y su hijo Roberto Miguel, ingresaron a Costa Rica por el Aeropuerto “Tobías Bolaños” en la aeronave, procedente de Nicaragua. Las mismas tres personas viajaron en ese aeromotor el 10 de mayo.

Aparece el N347GA
Pero antes que se conociera que Rivas ocupaba un avión de las características del Merlín, su hija Stephanie, supuesta encargada de contactar el alquiler de la nave, ya había experimentado viajar en una máquina más confortable, hecha para 20 pasajeros, un aeroplano Fixed Wing, fabricado por la compañía Israel Aircraft Industries en Israel, de dos motores, y cuya matrícula es N347GA.
Los motores son modelo TFE731 SER y su categoría de uso es “Transport”. Este avión, según la Agencia Federal de Aviación de Estados Unidos, es propiedad de la compañía ACE AEI INC.
La nave, blanca con franjas azules y doradas, fue utilizada por Stephanie Rivas Delgado el 24 de abril de 2008, de acuerdo con los informes de Migración de Costa Rica.
En esa fecha, la hija menor del matrimonio Rivas aterrizó en la pista del Aeropuerto Internacional “Juan Santamaría”, procedente de Nicaragua, y pudo dar fe de lo confortable que era trasladarse en el aeromotor.
Pero la costumbre de viajar en el Merlín N444LB no se les quitó a los hijos del magistrado Rivas con las publicaciones que hizo en mayo de 2008 un medio de comunicación sobre los vuelos, que sólo se le atribuían al polémico funcionario que ha sido propuesto por el presidente Ortega para ser reelecto en el CSE.
Su esposa viajó una vez más en el avión turbohélice, el 4 de junio, del Aeropuerto “Tobías Bolaños” hacia el “Augusto C. Sandino”, mientras que Stephanie realizó un nuevo vuelo del Aeropuerto Internacional “Juan Santamaría” al Aeropuerto Internacional “Augusto C. Sandino”, de Managua, el 15 de junio de 2008. Roberto Miguel Rivas viajó seis días después, el 21 de junio, en la misma ruta.

Asustados y obligados a viajar por tierra
Pero Rivas sí estaba asustado, y decidió no viajar más en el Merlín por un tiempo, para evitar ser captado por las cámaras de los medios, y recomendó lo mismo a los suyos.
Desde el 13 de mayo cuando se presentó la primera información de sus vuelos, en los tres siguientes meses viajó a Costa Rica en 21 ocasiones, 19 de las cuales, según la información de Migración, fueron por tierra y dos por vuelos comerciales
Lo mismo ocurrió con su esposa y con sus hijos, desde el 21 de junio, anotada como la última fecha en que ocuparon el Merlín, cada uno de ellos se movilizó entre Costa Rica y Nicaragua a través de vuelos comerciales o ingresando por el puesto fronterizo de Peñas Blancas.

Vuelven a volar alto y en la otra máquina
Pero pedirles a los Rivas que dejaran atrás la exquisitez de volar en aviones tan confortables era demasiado, y Stephanie ya conocía un súper avión que les serviría de repuesto del Merlín, el N347GA.
El 15 de agosto de 2008, según los movimientos migratorios reportados por Migración de Costa Rica, Ileana Delgado de Rivas, y sus hijos Stephanie y Roberto Miguel, salieron nuevamente volando del Aeropuerto Internacional “Juan Santamaría” de Costa Rica, hacia Managua. en el Fixed Wing, fabricado para 20 personas.
Rivas se atrevió a viajar en el nuevo avión hasta el 22 de septiembre de 2008, según los reportes migratorios. Ocho días más tarde, el 30 de septiembre, la nostalgia lo mató y volvió a viajar en el Merlín de San José a Managua, y nuevamente lo usó el 5 de octubre.

La capacidad de pagar dos de una
Ileana Delgado de Rivas y su esposo viajaron nuevamente en el N347GA el 21 de octubre de San José a Managua. Rivas una vez más usó ese mismo avión el 27 de octubre, pero su capacidad económica es tal, que un día después, el 28 de octubre, su hija Stephanie, viajó nuevamente en el Merlín N444LB.
Los días en los que la oposición denunció el fraude electoral no le permitieron viajar a Rivas a Costa Rica. La última vez que lo hizo, antes del fraudulento proceso electoral, fue el 3 de noviembre en el Merlín.
Pero sus familiares siguieron volando. Migración reporta que Ileana Delgado de Rivas viajó el 5 de noviembre en el N347GA, mientras que Roberto Miguel, lo hizo de San José a Managua y en el mismo avión, el 8 de noviembre, un día antes de las elecciones.
Stephanie y Roberto Miguel Rivas Delgado viajaron de Costa Rica hacia México el 14 de noviembre en el N347GA, y su padre lo usó una vez más el 24 de noviembre, saliendo de Costa Rica hacia Nicaragua. El 8 de diciembre, Ileana y su hijo Roberto Miguel viajaron en el N347GA hacia Estados Unidos.
El 12 de diciembre de 2008, todos los miembros de la familia Rivas Delgado ingresaron a Costa Rica procedentes de Nicaragua a bordo de un vuelo “privado”. Todos salieron el 15 de diciembre hacia Nicaragua en el N347GA.
Los vuelos de los Rivas Delgado en ese mismo avión se continuaron dando a razón de tres por mes por cada uno de los miembros, Ileana viajó tres veces en enero de 2009 y otras tres en marzo.

Inicio de año agitado
Su esposo Roberto Rivas viajó a Costa Rica siete veces en enero 2009, y en el mismo avión. De ellas seis fueron a Costa Rica y una a Estados Unidos, registrada el 16 de enero. En febrero viajó tres veces y cinco en marzo, todas ellas con intervalos de cuatro días a partir del 16 de ese mes.
Roberto Miguel lo hizo en dos ocasiones en enero, una de ellas de Costa Rica a Nicaragua y otra de Costa Rica a Estados Unidos. No registró viajes en febrero ni en marzo de ese año. Stephanie no registró viajes en los primeros tres meses del año en ninguno de los aviones, su único movimiento es una entrada de España el 4 de enero en vuelo comercial.

Aparece el N59PT
Pero no bastaba con el Merlín N444LB y el N347GA, la familia Rivas tenía que probar una nueva máquina. Fue así como el 2 de abril de 2009, Ileana Delgado salió de Costa Rica a Nicaragua en el N59PT, un avión tan precioso y cómodo como el N347GA, con la diferencia de que en lugar de que fuera para 20 pasajeros, éste fue remodelado y confeccionado con 12 lugares para pasajeros, entre los que están, cuatro laterales, un sofá, tres sillas club orientadas hacia adelante.
De esta máquina blanca, con franjas azules y naranja, aparece como propietario ante las autoridades norteamericanas la empresa Atlantic Aviation Group Inc. ¿Será cierto que son los propietarios? Léalo mañana, en la segunda entrega.