Nacional

¿Parto sin dolor? vaya al Bertha

* Enfermeros y algunos médicos desconocen el psicoprofiláctico, aunque hayan escuchado el término, señala ginecobstetra * Doctor Delgado dice que a las embarazadas deben proporcionárseles las herramientas para dar a luz en un proceso que las deje sin traumas o malos recuerdos * Palabras claves de un buen alumbramiento: identificar su contracción, aprender a respirar y a relajarse, para que pueda sobrellevar esas horas

Durante un recorrido que hizo recientemente la ministra de Salud, Sonia Castro, por los hospitales materno-infantiles de la capital, anunció que todas las mujeres embarazadas recibirán un acompañamiento para tener un parto sin dolor, sin embargo, no todo el personal de Salud está capacitado para obedecer este mandato.
Desde hace algunos años, el parto psicoprofiláctico o parto sin dolor está dentro de las normativas del Ministerio de Salud, no obstante, hasta hace unos días la ministra de Salud dio a conocer esta nueva disposición, la que sólo se lleva a cabo con las adolescentes en el Hospital “Berta Calderón” y en León.
EL NUEVO DIARIO realizó un sondeo con funcionarios de las diferentes unidades de salud, a quienes se les preguntó si estaban realizando con sus pacientes embarazadas un acompañamiento para que el embarazo tenga un buen término.
Los consultados no pasaron la prueba, pues se limitaron a decir que sí estaban cumpliendo con la norma, pero desconocían las metodologías para orientar de forma adecuada a las mujeres embarazadas.
Para el ginecobstetra José Antonio Delgado, esta nueva disposición de la ministra es muy buena y se debe apoyar, porque está comprobado que con esta técnica se puede reducir la tasa de mortalidad materna.
“Estas capacitaciones son necesarias, el parto sin dolor está dentro de las normas de atención prenatal que tiene el Minsa, pero no está el contenido acerca de cómo se les deben aplicar a las mujeres. El personal de enfermería y algunos médicos desconocen lo que es el parto psicoprofiláctico, aunque hayan escuchado el término, a ciencia cierta no saben lo que significa”, sostuvo el doctor Delgado.
Por eso recomendó que se debe aprovechar esta orientación de la ministra para capacitar a todos los funcionarios de la salud e implementar esta estrategia, la que es muy buena. A las embarazadas, según Delgado, debe proporcionársele las herramientas para tener un parto sin dolor, para que este proceso no les deje traumas o malos recuerdos.
“Estas charlas consisten en informarle a la mujer acerca de lo que es un embarazo, qué es el parto, cuáles son los cuidados durante el embarazo, cómo debe respirar en la labor de parto, cuáles son los riesgos y beneficios del parto, las posibles complicaciones de la cesárea, aclarar los mitos o creencias sobre el parto y la lactancia materna, entre otos tópicos”, añadió.
De igual manera informó que las palabras claves de la labor de parto son: identificar su contracción, aprender a respirar y a relajarse para que pueda sobrellevar las horas que dura este proceso.
“En Profamilia damos este tipo de charlas, tanto a las mujeres que van a tener un parto normal como a las que serán cesareadas. Lógicamente, como ésta es una institución autosostenible, la embarazada tiene que pagar un precio bastante accesible, pero la orientación de la ministra es para el sistema público, donde debería ser gratis”, concluyó.