Nacional

Narcobuque se fue

* Parece que el cargamento de cocaína de más de una tonelada, no ofendió a nadie y la nave partió con sus 24 tripulantes y su capitán Moustafá * Autoridades le dan permiso para continuar su ruta hacia Puerto Quetzal, Guatemala y siguen las narco liberaciones * En Chinandega, abogados quedaron asombrados por la lenidad de las autoridades, porque por lo menos alguien era el responsable del traslado de la droga

Róger Olivas

CORINTO, CHINANDEGA

El buque Vitality de bandera del Chipre, capitaneado por el egipcio Walid Moustafa Andezin, donde agentes antinarcóticos de la Policía y el Ejército de Nicaragua incautaron mil 28 kilos de cocaína en 938 paquetes la mañana del jueves, partió a las 3:25 de la tarde del viernes hacia Puerto Quetzal, Guatemala.
Con apoyo de la técnica canina, agentes antidrogas detectaron el cargamento de cocaína camuflado en enormes sacos de cemento dentro de un contenedor, y revisaron minuciosamente otros catorce contenedores, los cuales no contenían droga.
Una fuente vinculada a la investigación informó que el cemento provenía de la fábrica Argos, de Barranquilla, Colombia, con destino a la Empresa El Progreso, de Guatemala.
El buque con centenares de contenedores salió el diez de mayo de Buena Ventura, Colombia, y arribó la mañana del jueves a Corinto donde dejó 22 contenedores con mercadería diversa, y se llevó 127 contenedores con productos de exportación de Nicaragua.
Mediante información de una agencia internacional de lucha contra la droga, se propinó el golpe al narcotráfico, evitando que el estupefaciente llegase a su destino final, Guatemala.
Un total de 15 contenedores incluyendo “el pegado”, cuyo propietario es un guatemalteco, fueron revisados por agentes antinarcóticos desde la mañana del jueves hasta la mañana del viernes, y quedaron resguardados por la Administración de Aduanas de Corinto.

¿Por qué no detuvieron a ninguno de los tripulantes?
El barco y sus 24 tripulantes de nacionalidad griega, filipina, ucraniana y paquistaní, entre otras, continuaron su ruta hacia Puerto Quetzal, cuyas autoridades podrían aceptarlo o regresarlo hacia su destino anterior debido al antecedente relacionado con la narcoactividad.
Autoridades consultadas no explicaron por qué no detuvieron a ninguno de los tripulantes a pesar que la carga de cocaína fue incautada en aguas jurisdiccionales nicaragüenses, en flagrante delito a la soberanía nacional.
Para un abogado chinandegano, alguno de los 24 tripulantes debe tener conocimiento acerca del origen y el destino del estupefaciente, por lo que a su criterio, las autoridades competentes se apresuraron al permitirle seguir el curso a la embarcación, sin haber profundizado en las investigaciones.
“Era vital determinar las funciones y responsabilidades de cada miembro de la tripulación, la declaración del embarque, documentos de exportación e importación. Los narcotraficantes usan un sistema completo en el que incluyen la vigilancia de los cargamentos por lo que es comprensible que en ese buque, iba alguien con esa misión”, expresó nuestra fuente.
Un jurista chinandegano dijo a este redactor que cuando la Policía captura al conductor de un vehículo donde se transporta cocaína o marihuana, inmediatamente y lo remiten a la Fiscalía, por lo que resulta asombroso que ninguno de los 24 tripulantes haya sido detenido.

Corinto, puerto seguro
Rodolfo Sandino, Gerente del Puerto de Corinto, dijo que este tipo de barcos tienen una capacidad de 2,400 contenedores, por lo que resulta exitoso hacer este tipo de descubrimientos.
El funcionario expresó que debido a la férrea vigilancia del sistema de seguridad, Corinto, es puerto seguro, y es la primera ocasión que ocurre un quiebre de cocaína, cuyo kilo vale en Nicaragua 5 mil dólares y en Estados Unidos 50 mil, por lo que constituye un gran capital, de acuerdo a declaraciones del capitán de navío Róger González, jefe de la Fuerza Naval del Ejercito de Nicaragua.
Dijo que Freddy Hernández, encargado del seguro de la Empresa Naviera Vasali, llegó la mañana del viernes a Corinto a indagar acerca de los 22 contenedores de mercadería, que no tienen ninguna relación con los 15 contenedores cargados con cemento.
De última droga se informó que la droga será incinerada mañana domingo.