Nacional

Gobierno de Ortega, el más problemático en derechos humanos

* “Persecución contra organizaciones sociales y de derechos humanos la inició Arnoldo Alemán, y se ha agudizado a partir de la actual Administración”, dice Vilma Núñez * “Violación a la integridad física, la libertad de expresión, la libertad de asociación y manifestación, es lo más lamentable, y se suma la falta de acción policial”, afirma Bayardo Izabá

Rafael Lara

El actual gobierno de Nicaragua es uno de los más difíciles que ha enfrentado el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, Cenidh, según su informe que conglomera sus 20 años de trabajo.
La doctora Vilma Núñez, Presidenta Ejecutiva del Cenidh, valoró que de los últimos cuatro gobiernos, el presidido por Violeta Barrios es el mejor, a pesar de haber tenido algunos funcionarios que dejaron mucho qué desear.
“No fue para nada perfecto, pero fue el que más trató de restablecer los derechos constitucionales y el Estado de Derecho, redujo al entonces Ejército Popular Sandinista e inició la profesionalización de la actual Policía Nacional”, expresó.
Agregó que uno de los actos más nefastos en dos décadas fue la firma del pacto entre Daniel Ortega y Arnoldo Alemán. Este último, en su período de gobierno, dio inicio a la persecución de las organizaciones sociales y de derechos humanos.
Sobre el pacto, lo consideró como la pauta que abrió las puertas para la marcada politización de los poderes del Estado y marcó el derrumbe de la institucionalidad en el país.

Ortega, el mayor perseguidor
Refiriéndose a la problemática en que está sumido el país, indicó que “no todo es culpa del actual presidente Daniel Ortega, pero tiene un buen porcentaje de responsabilidad con lo que sucede actualmente”.
La representante del Cenidh afirmó que tuvo expectativas de un cambio en el caso de Ortega, pero fue algo que nunca se concretó y más bien se convirtió en el retroceso de muchos logros propiciados por la democracia, con lo cual se inició la mayor persecución a las organizaciones de derechos humanos en Nicaragua.
“A 20 años reafirmamos nuestro compromiso con la causa de los derechos humanos y con las próximas luchas por librar”, expresó la doctora Núñez.
Por su parte, Bayardo Izabá, Director del Cenidh, señaló que en estos momentos se vive una gran violación a los derechos civiles y políticos, con el abuso en los poderes del Estado y su descomposición jurídica en aumento.
“La violación a la integridad física, a la libertad de expresión, a la libertad de asociación y de manifestación, es de lo más lamentable, a lo que se suma la falta de acción policial ante los grupos de choque gubernamentales, al igual que el Ministerio Público, que no actúa ante las denuncias contra estos grupos violentos”, dijo Izabá.
En 2009 se incrementaron las denuncias en el Cenidh. De 1 mil 516 en 2008 a 1 mil 576. En el caso de las denuncias contra la Policía Nacional, hubo 486, de éstas, 394 fueron investigadas, y se comprobaron 218 violaciones a los derechos humanos, por lo que fue la institución con mayor número de señalamientos en 2009.
El mayor número de denuncias fue por violencia intrafamiliar, que cada año se eleva más, mientras no existe una política centrada del Estado para combatir este flagelo.