Nacional

Dirigentes de UNEN estudian para Maras

* Le dieron con todo al estudiante de Medicina Everth Osmar Ruiz, quien sólo quería entrar a la UNAN, para recibir clases * Alexander Tinoco lo intimidó con una pistola, amenazando luego a otro universitario, y finalmente participando de la golpiza * Principal agresor sigue la carrera de Lengua y Literatura, y como para no dejar dudas de sus avanzados estudios, dijo que “nuestras armas son las piedras y los morteros”

Tania Sirias

“Dale, dale, partile la cabeza, quebrásela, dale en la cabeza a ese hijuep…”, gritaban jóvenes encapuchados, que cobardemente se lanzaron en jauría contra el estudiante de Medicina, Everth Osmar Ruiz, el cual fue trasladado de emergencia al Hospital Militar de la capital.
Segundos antes había sido encañonado por el estudiante identificado como Alexander Castillo Tinoco, quien según los dirigentes universitarios se encuentra expulsado desde el semestre anterior por haber colocado una pistola en la cabeza a otro compañero de clases.
Ruiz intentó correr, pero sus esfuerzos fueron en vano, ya que fue alcanzado por un grupo de estudiantes que, sin mediar palabra, lo golpearon con bates, y tubos de lanzamorteros. Además de patearlo, le robaron su mochila donde portaba sus libros de Medicina.
Estas imágenes parecieran ser de un pleito de pandillas, pero en realidad se trató de un enfrentamiento entre universitarios que pretendían abrir los portones de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua, UNAN-Managua, los cuales están cerrados desde la semana pasada, por orientación de la Unión Nacional de Estudiantes de Nicaragua, UNEN.

El otro golpeado
Donald Narváez, estudiante de Fisioterapia, del Polisal, fue otro de los estudiantes intimidados por Castillo Tinoco. “Me puso una pistola en la cabeza y me dijo que me iba a matar. Matame, pues, le dije, pero luego vinieron otros estudiantes que me lanzaron piedras, fue cuando corrí para salvar mi vida”, relató el universitario.
Como resultado, terminó con una pedrada en el cachete, y con una herida en el brazo derecho al ser golpeado con un tubo de mortero.
El estudiante a quien señalan como agresor, Alexander Castillo Tinoco, afirmó que sus armas son las piedras y los morteros, los que seguirán usando para defender el recinto. Él cursa la carrera de Lengua y Literatura.

Guzmán: “Se aplicará reglamento”
Mientras tanto, el rector de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua, UNAN-Managua, Francisco Guzmán, condenó los actos violentos, tanto del lado de UNEN, como de los universitarios que pretendían abrir los portones.
“Se realizará una investigación para saber quienes participaron en estos actos”, dijo Guzmán. También añadió que se aplicará el reglamento interno de la Universidad, el cual prohíbe el ingreso de armas, y el poner en peligro la vida de los estudiantes y personal del Alma Máter.

CNU: “No debe haber armas”
El vicepresidente del Consejo Nacional de Universidades, CNU, ingeniero Gustavo Castro, expresó su preocupación por los hechos ocurridos en la UNAN, y dijo que espera que las autoridades de esa casa de estudios superiores lleguen un arreglo, antes que sucedan más actos de violencia.
“He tenido comunicación con el rector Francisco Guzmán, y estamos al tanto de la situación”, dijo Castro.
En cuanto a la violencia generada, expresó que cada centro universitario pone sus reglamentos, y, desde luego, no se permite que ingresen estudiantes armados a los recintos.

César Pérez en Albanisa
César Pérez, ex presidente de UNEN, expresó desconocer los hechos violentos, y dijo que no emitiría ningún comentario hasta saber “por qué el estudiante de la pistola se defendió con el arma”.
“No me doy cuenta de nada, estoy en Nagarote viendo unas plantas de Albanisa, no puedo decir nada al respecto”, sostuvo Pérez.
EL NUEVO DIARIO también buscó la versión de Walpa Pineda, actual dirigente de UNEN, pero nunca respondió las llamadas a su celular.

Interpondrán denuncia
Luis Andino, Presidente de la Facultad de Humanidades de la UNAN-Managua, dijo que hoy interpondrá formal denuncia en el Distrito Cinco de la Policía, pues no se debe permitir que un estudiante porte un arma y amenace al resto.
“Hay varios artículos que se le pueden aplicar, como portar ilegalmente un arma, exposición de personas al peligro y amenazas de muerte”, dijo Manuel Gaitán, Presidente del Polisal.
Hasta el cierre de esta edición, los portones de la UNAN seguían tomados, mientras los universitarios amenazaron con quitar los candados, y permitir el libre acceso a los docentes, al personal administrativo y a los estudiantes.