Nacional

Primeros encontronazos por lotería electrónica

* Presidente de la Comisión Económica sugiere que EL NUEVO DIARIO tiene un contrato diferente al que analizaron en la instancia legislativa * Niegan contrato con CBN, pero diputado Francisco Aguirre Sacasa se muestra preocupado ante esa posibilidad

Ary Pantoja

Visiblemente molesto ante los cuestionamientos de EL NUEVO DIARIO, el presidente de la Comisión de Producción, Economía y Presupuesto de la Asamblea Nacional, Wálmaro Antonio Gutiérrez Mercado, defendió la implementación en Nicaragua de la lotería electrónica, y aseguró que “el proyecto es totalmente viable”, pese a las prerrogativas y facultades que se otorgan a la Corporación Comercial Canadiense, CCC, como la entidad encargada de elegir al operador la nueva forma de juego electrónica.
Gutiérrez negó que en el contrato comercial entre la CCC y la Lotería Nacional, la instancia gubernamental canadiense pretenda controlar todos los juegos de azar, incluyendo las promociones vía “Chat” entre las empresas telefónicas y los canales de televisión; sin embargo, Gutiérrez confirmó la necesidad de regular este tipo de juegos, porque considera que los términos bajo los que se realizan no están claros y no se conoce si los premios son entregados a los ganadores.
El presidente de la Comisión Económica llegó al punto de sugerir que EL NUEVO DIARIO tenía un contrato diferente del que analizaba ayer la instancia legislativa, ante la cual compareció el gerente general de la Lotería Nacional, Ernesto Vallecillo. Según Gutiérrez, el contrato entre la CCC y la Lotería Nacional no establece el control de las promociones televisivas.

¿Qué leyó el diputado?
No obstante, en el anexo cinco del contrato que consta en la documentación enviada por la Primera Secretaría del Parlamento a la Comisión Económica, se señala que entre los juegos que quedarán bajo la exclusividad del operador canadiense de la lotería electrónica “se incluyen juegos en los cuales los jugadores utilizan el servicio de mensajes de texto celular Short Message Service (SMS, por sus siglas en inglés), para realizar electrónicamente la escogencia de números, letras o símbolos, y los ganadores son determinados aleatoriamente por medios electrónicos, y son automáticamente notificados de su gane, por medio de la misma forma de comunicación electrónica…”
Fue en ese momento que el diputado Gutiérrez, ya molesto por los cuestionamientos, dijo que eso no estaba incluido en el contrato que él tenía en sus manos. ¿Significa que EL NUEVO DIARIO tiene un contrato diferente del que usted tiene, diputado?, se le preguntó a Gutiérrez; a lo que inmediatamente respondió: “Es probable, a lo mejor”.

Preocupación y poca satisfacción
Por su parte, el diputado Francisco Aguirre Sacasa mostró su preocupación ante la posibilidad de que ya exista “un amarre” entre la CCC y la empresa privada Canadian Bank Note, CBN, para que sea el operador de la lotería electrónica en Nicaragua, algo que fue negado por el gerente general de Lotería Nacional, Ernesto Vallecillo. Según Aguirre, sería un mal precedente para la transparencia del gobierno canadiense que una empresa tan cuestionada en Nicaragua, como la CBN, sea elegida para operar estos juegos electrónicos.
Además, Aguirre mostró su preocupación por el destino de más de 7 mil vendedores de Lotería Nacional que existen en el país, una vez que la Lotería Electrónica establezca los puntos fijos de venta de boletos. Para el legislador, aún existen algunos vacíos en torno al contrato comercial para la operación de la lotería electrónica, por lo que los miembros de la Comisión Económica, dijo, “debemos ser cuidadosos sobre lo que vamos a aprobar”.
Aguirre también llamó la atención porque el presidente de la Comisión Económica, Wálmaro Gutiérrez, les informó en la reunión de ayer que la documentación acerca del convenio con el gobierno de Canadá estaba incompleta. Esta situación despertó las suspicacias del legislador liberal, quien aseguró que leerá con detenimiento toda la documentación antes de dar su voto a favor de este proyecto.

¿Modernizar?
Gutiérrez, por su parte, negó la posibilidad de despidos masivos, y más bien abogó por el proyecto, alegando que se trata de la oportunidad para modernizar la Lotería Nacional, cuando el contrato comercial establece que nada de la tecnología que utilizará la CCC en el establecimiento de la lotería electrónica, le quedará al Estado de Nicaragua.
Por el contrario, el contrato establece, en la Cláusula 14, que la “Lotería Nacional reconoce que la CCC o el operador local, es el propietario de los equipos electrónicos o Software. Toda la propiedad intelectual de logotipos y marcas desarrolladas por la CCC o su operador local para los juegos de lotería electrónica serán propiedad de la CCC o de su operador local, según sea el caso, durante la vigencia del presente contrato”.